for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up
Noticias sobre Varios

Nueva princesa belga no le pide nada a distanciada familia real

La artista belga, la princesa Delphine de Saxe-Cobourg, conocida también con su antiguo nombre Delphine Boel, asiste a una conferencia de prensa después de haber sido reconocida como hija del ex rey Alberto II de Bélgica, convirtiéndose oficialmente en princesa, en Bruselas, Bélgica, 5 octubre 2020. REUTERS/Yves Herman

BRUSELAS, 5 oct (Reuters) - Una artista que ganó una batalla legal para demostrar que el exrey Alberto II de Bélgica es su padre dijo el lunes que no esperaba nada de su nueva familia, después de que un tribunal la convirtiera en princesa la semana pasada.

Delphine de Saxe-Cobourg recibió el título como resultado de un fallo judicial del 1 de octubre, después de que una prueba de ADN mostrara que el exmonarca era su padre, dijeron sus abogados la semana pasada. La mujer cambió su apellido de Boel a Saxe-Cobourg, que es el de su padre.

“Si hubiera hecho esto por el título, por el dinero, hubiera perdido”, dijo a periodistas durante su primera conferencia de prensa como miembro de la realeza en Bruselas. “Voy a seguir siendo Delphine, no voy a andar por las calles y decir ‘por favor llámame princesa’”, agregó.

Delphine dijo que se sentía en paz y aliviada de que su historia se conociera. Alberto, quien abdicó hace seis años en favor de su hijo Philippe, había rechazado durante mucho tiempo su demanda.

La corte real no ha comentado sobre el fallo de la semana pasada, aunque el exrey había dicho anteriormente que no se opondría a las decisiones de la corte que legalmente convierten a Delphine en su hija.

Sin embargo, dijo que su padre y hermanos, que incluyen al rey Philippe, se negaron a comunicarse con ella. La falta de comunicación de su nueva familia fue más difícil de entender para ella y sus dos hijos, contó.

“No espero nada, solo voy a continuar con mi trabajo”, dijo Delphine. “Sin embargo, si de repente mostraran señales de vida, nunca les daría la espalda”, agregó.

Antes de ponerse a llorar, dijo que las personas en situaciones similares no deberían sentirse avergonzadas y las alentó a encontrar su identidad. “Si alguien quiere conocer su identidad, eso es lo correcto”, concluyó.

Reporte de Marine Strauss. Editado en español por Lucila Sigal

Nuestros Estándares: Los principios Thomson Reuters.

for-phone-onlyfor-tablet-portrait-upfor-tablet-landscape-upfor-desktop-upfor-wide-desktop-up