21 de mayo de 2014 / 3:34 / en 3 años

BOJ ofrece visión más optimista de gasto de capital, mantiene política estable

Imagen del gobernador del BOJ, Haruhiko Kuroda, en una rueda de prensa en la sede de la institución en Tokio el 30 de abril. REUTERS/Toru Hanai. El Banco de Japón mantuvo estable el miércoles su política monetaria y mejoró su evaluación sobre el gasto de capital, tranquilo por la creciente evidencia de que la economía puede soportar los problemas derivados de un aumento al impuesto a las ventas sin la necesidad de un estímulo monetario adicional.

TOKIO (Reuters) - El Banco de Japón mantuvo estable el miércoles su política monetaria y mejoró su evaluación sobre el gasto de capital, tranquilo por la creciente evidencia de que la economía puede soportar los problemas derivados de un aumento al impuesto a las ventas sin la necesidad de un estímulo monetario adicional.

El gobernador del banco central, Haruhiko Kuroda, reiteró su postura optimista de que Japón va rumbo a cumplir con su meta de inflación de un 2 por ciento dentro de aproximadamente un año, reduciendo las ya bajas expectativas del mercado por un pronto alivio monetario.

“Nuestra política de alivio cuantitativo está ejerciendo sus efectos deseados”, dijo Kuroda en una conferencia de prensa tras la decisión unánime, usando una frase más optimista que el Banco de Japón añadió a su declaración económica.

“El Banco de Japón continuará con esta política hasta que se alcance el objetivo de un 2 por ciento de manera sostenida”, agregó.

El BOJ (por su sigla en inglés) eliminó una frase que describía que Japón se encontraba en una deflación, lo que subraya su confianza de que se alcanzará el objetivo de precios sin estímulos adicionales.

Las exportaciones de Japón aumentaron por décimo cuarto mes consecutivo en abril, pero los envíos a Estados Unidos se desaceleraron, mostraron datos reportados el miércoles más temprano, lo que subraya las preocupaciones de que la tercera mayor economía del mundo sigue siendo vulnerable a una posible reducción de la demanda externa.

“El Banco de Japón ha juzgado que las ganancias en los gastos de capital son sostenibles debido a que más empresas se enfrentan a limitaciones de capacidad”, dijo Hiroshi Miyazaki, economista de Mitsubishi UFJ Morgan Stanley Securities en Tokio.

“La última vez que la demanda de mano de obra y de capacidad fueron así de altas fue en torno al 2008, y entonces la inflación pasó por encima del 2 por ciento. Esto le dará la confianza al BOJ de que puede alcanzar su objetivo, por lo que las expectativas de una mayor flexibilización tendrán que reducirse”, agregó.

Como muchos esperaban, el BOJ mantuvo el marco política monetaria vigente desde abril pasado, bajo el cual se comprometió a aumentar la base monetaria en 60 billones a 70 billones de yenes (593.000 millones a 691.000 millones de dólares) mediante una agresiva compra de activos.

“El gasto de capital ha aumentado moderadamente debido a que las ganancias de las corporaciones han mejorado”, dijo el banco central en un comunicado emitido después de la decisión de política monetaria.

Eso se compara con la evaluación del mes pasado de que el gasto de capital estaba mostrando “claras señales de una recuperación”.

El BOJ mantuvo su evaluación general de la economía para decir que sigue mejorando moderadamente como tendencia.

RIESGOS ACECHAN

La economía de Japón registró su mayor ritmo de crecimiento en más de dos años en el primer trimestre del año, debido a que el gasto de los consumidores aumentó con fuerza y la inversión de las empresas fue sorprendentemente fuerte antes del aumento del impuesto a las ventas el mes pasado desde un 5 a un 8 por ciento.

Algunos economistas y políticos han afirmado que el aumento de impuestos podría haber dañado los avances logrados hasta el momento bajo la agresiva política monetaria y el enorme gasto fiscal del primer ministro Shinzo Abe.

Pero ha habido creciente evidencia de que el daño sería limitado. Un sondeo Reuters mostró que las compañías esperan que las ventas se recuperen y hay más de ellas dispuestas a subir los sueldos.

Las empresas también elevaron sus órdenes de maquinaria en la mayor tasa histórica en marzo, subrayando la visión del BOJ de que las firmas -muchas de las cuales vieron crecer las ganancias debido a la debilidad del yen y a la robusta demanda doméstica- finalmente elevarán su gasto para reemplazar activos antiguos.

(1 dólar = 101,1700 yenes japoneses)

Reporte adicional de Stanley White, Tetsushi Kajimoto y Kaori Kaneko. Editado en Español por Ricardo Figueroa y Carlos Aliaga

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below