30 de mayo de 2014 / 16:48 / hace 3 años

RESUMEN- Gasto del consumidor EEUU baja, inflación cobra impulso

WASHINGTON - El gasto del consumidor estadounidense bajó por primera vez en un año en abril pero el declive, que siguió a dos meses de aumentos sólidos, no cambió las expectativas de un fuerte repunte en el crecimiento económico este trimestre.

Imagen de archivo de unas personas realizando compras al interior de una tienda de la cadena Target en Nueva York, nov 29, 2013. El gasto del consumidor estadounidense bajó por primera vez en un año en abril pero el declive, que siguió a dos meses de aumentos sólidos, no cambió las expectativas de un fuerte repunte en el crecimiento económico este trimestre.. REUTERS/Eric Thayer

Otros datos del viernes reflejaron que la confianza del consumidor bajó en mayo por las preocupaciones de las familias acerca de los ingresos.

No obstante, una escalada de la actividad fabril en el centro del país confirmó una recuperación del crecimiento tras una retracción causada por el tiempo muy frío en el primer trimestre.

El Departamento de Comercio dijo el viernes que el gasto del consumidor bajó 0,1 por ciento tras elevarse a un ritmo rectificado de 1,0 por ciento en marzo, que fue el mayor avance desde agosto de 2009. El retroceso fue el primero desde abril de 2013.

El gasto, que explica más de dos tercios de la actividad económica estadounidense, había sido reportado previamente con un aumento de 0,9 por ciento en marzo. Los economistas encuestados por Reuters habían previsto una subida de 0,2 por ciento para abril.

****************************************************************

Gráfico: link.reuters.com/quh79v

****************************************************************

“El reporte decepcionante del gasto debe ser visto en el contexto de un desempeño más fuerte en el segundo trimestre. En los próximos meses, esperamos que los avances en curso en el mercado laboral alienten un mayor crecimiento del consumo”, dijo Gennadiy Goldberg, economista de TD Securities en Nueva York.

Por separado, la lectura final del índice general de la confianza del consumidor elaborado por Thomson Reuters/Universidad de Michigan para mayo arrojó un valor de 81,9, una caída desde 84,1 el mes anterior.

La economía se contrajo en el período enero-marzo por primera vez en tres años debido a un invierno brutal, pero la actividad parece haber repuntado.

En tanto, la sede de Chicago del Instituto de Gerencia y Abastecimiento dijo que su indicador de actividad empresarial subió a 65,5 en mayo, desde una lectura de 63,0 en abril, ubicándose en el máximo en siete meses.

Los precios de los bonos del Tesoro de Estados Unidos bajaban ante los datos dispares. El dólar caía contra una cesta de divisas, al tiempo que las acciones estadounidenses mostraban pocos cambios.

AVANCE DE INFLACION

A pesar del enfriamiento de la demanda, hay señales de que la inflación va cobrando impulso.

Un índice de precios basado en el gasto del consumidor aumentó 0,2 por ciento el mes pasado tras elevarse el mismo margen en marzo. Eso significó un alza de 1,6 por ciento respecto a los niveles de hace un año, el mayor incremento desde noviembre de 2012.

En marzo, el indicador había avanzado 1,1 por ciento.

Sin contar alimentos ni energía, los precios también crecieron el 0,2 por ciento. Respecto de hace un año, aumentaron 1,4 por ciento, el mayor incremento desde marzo del año pasado, tras una subida de 1,2 por ciento en marzo.

Pese a que ambas lecturas de la inflación siguen debajo de la meta de alza de precios de la Reserva Federal, que es 2 por ciento, el incremento debería ser una buena noticia para los funcionarios preocupados por la baja inflación.

“Anticipamos que esto marque el inicio de un movimiento gradual al alza, hacia la meta de la Fed, a lo largo del próximo año y medio”, dijo Ted Wieseman, economista de Morgan Stanley en Nueva York.

La inflación había estado presionada a la baja por cierta debilidad en los costos del cuidado de la salud en relación con recortes en el gasto público.

Esa ancla se está levantando y los crecientes costos de la salud, junto con las subidas de los alquileres, deberían impulsar la inflación de este año.

La Fed, que está recortando sus compras mensuales de bonos, podría comenzar a elevar las tasas de interés el próximo año. Ha mantenido el costo del crédito referencial cerca de cero por ciento desde diciembre de 2008.

La tasa de ahorro reportada en el informe de gasto del consumidor se elevó al 4,0 por ciento.

reporte de Lucia Mutikani, editado en español por Gabriel Burin

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below