16 de junio de 2014 / 13:52 / en 3 años

Corte Suprema EEUU rechaza escuchar caso argentino por deuda incumplida

WASHINGTON/BUENOS AIRES (Reuters) - La Corte Suprema de Estados Unidos rechazó el lunes una apelación de Argentina para evitar un multimillonario desembolso a tenedores de deuda que se habían negado a sumarse a una reestructuración, una decisión que podría empujar al país sudamericano a una nueva cesación de pagos.

Personas hacen una fila en la lluvia afuera de la Corte Suprema de Estados Unidos, en Washington, 29 de abril de 2014. La Corte Suprema de Estados Unidos anunció el lunes que rechazó escuchar la apelación de Argentina sobre la orden judicial que la obliga a pagar unos 1.330 millones de dólares a tenedores de deuda en cesación de pagos. REUTERS/Gary Cameron

Además, dictaminó que los acreedores pueden solicitar información sobre los activos de Argentina que no estén en Estados Unidos, eventualmente para ser embargados.

Los mercados financieros de Argentina se derrumbaron tras la noticia, que golpea al país justo cuando intentaba volver a los mercados de capitales tras el multimillonario default que protagonizó a fines del 2001.

Con su rechazo a escuchar la apelación argentina, la Corte Suprema estadounidense dejó intacto un fallo de un tribunal inferior que ordenaba a Argentina pagar su deuda de 1.330 millones de dólares, sentando un precedente judicial que sorprendió a analistas y mercados.

Argentina ahora sólo tiene la posibilidad de negociar el modo en que se implementa el pago de la deuda, coincidieron especialistas. El primer vencimiento, por 228 millones de dólares, tendrá lugar el 30 de junio.

“Es un escenario muy perjudicial para Argentina. Hay que esperar ahora a ver cómo (el juez federal de distrito Thomas) Griesa termina implementando esto”, dijo a Reuters el director de la consultora Ecolatina, Marco Lavagna.

Hasta el momento el Gobierno argentino no hizo ningún comentario sobre la decisión de la corte, el último capítulo en una batalla legal de una década, pero la presidenta Cristina Fernández anunció que hablará por cadena nacional a las 21.00, hora local (0000 GMT).

Su administración ya había advertido que una decisión de este tipo podría forzar a Argentina a caer en un incumplimiento, porque el monto comprendido en el fallo estadounidense es sólo una parte de los cerca de 15.000 millones de dólares totales en default, según una estimación del Gobierno argentino.

Si el Gobierno de Fernández decide pagar los 1.330 millones de dólares se abriría la puerta a futuros reclamos de quienes poseen el resto de la deuda impaga.

“A partir de ahora queda firme el fallo que obliga a pagar. Esto implica que (Argentina) acata y paga o entra en default”, dijo José Luis Espert, analista de Estudio Espert.

Una nueva cesación de pagos alejaría al país sudamericano de los mercados internacionales luego de sus esfuerzos recientes como el acuerdo para cancelar su deuda con el Club de París, en momentos en que su economía en plena desaceleración y con una alta inflación necesita la inyección de divisas.

La bolsa de Buenos Aires cayó un 10,09 por ciento el lunes y los cupones de la deuda de Argentina atados al desempeño de la economía se desplomaron un 12,9 por ciento para los denominados en pesos, un 12,1 por ciento para los denominados en dólares y un 11,1 por ciento para los emitidos en euros.

PREOCUPAN LAS CONSECUENCIAS

Argentina buscaba evitar un pago completo a los acreedores en disputa liderados por los fondos de cobertura Aurelius Capital Management y NML Capital Ltd, una unidad de Elliott Management Corp, del multimillonario Paul Singer.

Pero los tenedores en cuestión argumentaron ante la justicia estadounidense que hay evidencia en casos presentados en cortes inferiores de que Argentina puede sustentar los pagos. La apelación argentina fue sobre el fallo de agosto del 2013, dictado por la Corte de Apelaciones del Segundo Distrito de Nueva York en el caso presentado por los fondos de cobertura.

“Estamos revisando las decisiones de la Corte Suprema de hoy y cuáles podrían ser los siguientes pasos, pero no tenemos ningún otro comentario por ahora”, dijo a Reuters un portavoz de NML.

Estos fondos, a los que Argentina llama “buitres” y califica de especuladores, rechazaron dos ofertas de reestructuración de deuda después de que Argentina cayó en una cesación de pagos por 100.000 millones de dólares a fin del 2001.

El resto de los tenedores, con casi un 93 por ciento de los bonos de Argentina, había decidido participar en los dos canjes de deuda que tuvieron lugar en el 2005 y el 2010, y aceptó un pago de entre 25 y 29 centavos por cada dólar adeudado.

Algunos analistas advirtieron sobre el efecto que el fallo podría tener sobre la deuda de otros países.

“Está dando un antecedente para que cualquier fondo buitre vaya contra cualquier país, o sea cualquier país está indefenso ante una reestructuración, con lo cual es un mal dato para todos los otros países”, dijo Sebastián Centurión, economista de ABC Mercado de Cambios en Buenos Aires.

Reporte adicional de Sarah Marsh, Jorge Otaola y Walter Bianchi; editado en español por Gabriela Donoso y Pablo Garibian

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below