26 de junio de 2014 / 22:24 / en 3 años

Pequeños intermediarios de materias primas de China, en riesgo por exigencias de bancos

SHANGAI/HONG KONG/SIDNEY (Reuters) - El fraude en una bodega del tercer puerto de China ha llevado a bancos e intermediarios a considerar nuevos controles para el enorme negocio de financiamiento respaldado por materias primas, lo que podría dejar sin crédito a empresas del sector que no sean grandes o estatales, dijeron operadores.

Standard Chartered Bank, una gran fuente de estos negocios, dijo el jueves que su exposición a préstamos relacionados con materias primas era de unos 250 millones de dólares, pero que no todos estaban en riesgo.

“Se trata de múltiples clientes, en múltiples lugares y múltiples instalaciones. No todos serán afectados”, dijo el presidente ejecutivo, Peter Sands, en una conferencia telefónica.

La intermediación de materias primas está dominada por empresas grandes y estatales, pero hay miles de pequeñas compañías en el mercado. Enfrentadas a requisitos más duros para financiamiento podrían tener que vender inventarios, recortando la demanda por metales y otros productos sin procesar del mayor consumidor mundial de materias primas.

Cualquier nueva exigencia, además, incrementaría el riesgo de que los clientes que no puedan volver a obtener líneas de crédito no cumplan con los pagos de importaciones o servicios como coberturas

“La preocupación no es tanto por los grandes, sino por algunos de los jugadores más pequeños y más nuevos, quienes sólo han estado uno o dos años en este juego del financiamiento con materias primas”, dijo Jeremy Goldwyn, director a cargo del negocio asiático de la correduría de materias primas Sucden.

Según fuentes, Standard Chartered Bank suspendió negocios financieros en el puerto de Qingdao, luego de que las autoridades iniciaron una investigación sobre una firma privada, Decheng Mining, que se sospecha que duplicó certificados de almacenamiento para usar varias veces una carga de metales para obtener financiamiento.

Un portavoz de Standard Chartered en Londres dijo que el banco estaba revisando su exposición al negocio de financiamiento garantizado con materias primas, pero no “retirándose” de ese tipo de negocios o de China, que sigue siendo un mercado clave.

Para los bancos occidentales como Standard Chartered, HSBC y BNP Paribas, que tienen restricciones en los mercados de crédito locales de China, el negocio de financiamiento con metales es una alternativa rentable, pero el escándalo en Qingdao ha renovado la atención al riesgo de las contrapartes.

Goldman Sachs estima que las operaciones respaldadas con materias primas representan unos 160.000 millones de dólares, o un 30 por ciento de los préstamos extranjeros de corto plazo.

Además de los metales, los bancos están revisando préstamos respaldados con otras materias primas como mineral de hierro, soja o caucho, alentando el temor a que una sequía crediticia provoque una serie de cesaciones de pagos en créditos de comercio exterior.

“En los próximos dos meses, algunas pequeñas empresas podrían incumplir los embarques de cobre a plazos si es que no pueden recibir cartas de crédito o encontrar un banco que financie los inventarios”, dijo un operador de un gran intermediario.

(1 dólar = 6,2090 yuanes)

Reporte adicional de Susan Thomas en Londres; Editado en español por Javier López de Lérida. LEA

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below