27 de julio de 2014 / 17:33 / hace 3 años

DATOS-¿Podrá Argentina evitar un segundo default en 12 años?

En la imagen, el edificio del Ministerio de Economía de Argentina, en Buenos Aires. 18 de junio, 2014. Argentina, sin muchas opciones legales para evitar cumplir una orden judicial que la obliga a pagar 1.330 millones de dólares más intereses a los inversores "holdout" que en dos ocasiones rechazaron una oferta de reestructuración, tiene hasta el 30 de julio para saldar la deuda, negociar un acuerdo o declarar un nuevo default. REUTERS/Enrique Marcarian

NUEVA YORK (Reuters) - Argentina, sin muchas opciones legales para evitar cumplir una orden judicial que la obliga a pagar 1.330 millones de dólares más intereses a los inversores “holdout” que en dos ocasiones rechazaron una oferta de reestructuración, tiene hasta el 30 de julio para saldar la deuda, negociar un acuerdo o declarar un nuevo default.

Las partes todavía no se han reunido cara a cara pese a la incorporación de un mediador designado por una corte estadounidense, que ha advertido que el tiempo se está agotando para que Argentina eluda caer en cesación de pagos.

Sería la segunda vez que Argentina cae en “default” desde el incumplimiento de pago de su deuda externa en enero del 2002, que afectó aproximadamente 100.000 millones de dólares en bonos soberanos. El escenario complicaría los esfuerzos de la tercera mayor economía de Latinoamérica por retornar este año al sistema financiero internacional.

Tras un polémico período de discusiones, Argentina llevó a cabo una reestructuración en el 2005 en el que un 76 por ciento del total de los acreedores aceptó el canje. En una reapertura de la reestructuración en el 2010, la tasa de aceptación aumentó a poco menos del 93 por ciento.

De acuerdo a la agencia Moody’s Investors Service, las “pérdidas involucradas en el canje de deuda fueron altas, alrededor de un 70 por ciento en el canje argentino frente a un 47 por ciento en promedio para las reestructuraciones soberanas”.

El juez de la Corte de Distrito de Estados Unidos Thomas Griesa dictaminó en el 2012 que Argentina tenía que tratar a los inversores que no aceptaron las reestructuraciones, liderados por NML Capital Ltd, una filial de Elliott Management Corp, y Aurelius Capital Management, del mismo modo que a los tenedores de bonos que canjearon su deuda por bonos reestructurados, o ninguno recibiría un pago.

Argentina depositó 539 millones de dólares en la cuenta que el Banco Central del país sudamericano tiene en el Bank of New York Mellon antes de que expirara el 30 de junio el pago de un cupón de los reestructurados Bonos Discount 2033. Pero la orden de Griesa bloqueó la transferencia del dinero, dejándolo en Argentina hasta que el problema sea resuelto.

Moody’s dice que Argentina es el único país, de 34 casos estudiados en la era moderna, que ha tenido un “default” soberano que ha resultado en un largo y persistente litigio.

A continuación algunos datos en torno a un potencial “default” de la deuda argentina:

* Bajo circunstancias normales, los pagos de deuda deben llegar a la cuenta del fideicomisario a más tardar a las 13.00 hora local un día antes de que el dinero sea transferido a las cuentas de los acreedores argentinos. Dado que el dinero está en una cuenta del BNY Mellon, el martes 29 de julio a esa hora es considerado el plazo máximo para lograr un acuerdo a fin de que los tenedores de bonos reciban su dinero a tiempo y no se produzca un “default”.

* Según la propuesta del documento de la oferta para los canjes de deuda del 2005 y 2010, si Argentina cae en “default” en cualquier tipo de deuda regulada por la ley de Nueva York o Reino Unido, entonces toda la deuda bajo esas jurisdicciones es considerada en moratoria en base a una disposición de los convenios entre los dos países sobre el default.

* Los tenedores de al menos un 25 por ciento de la deuda en “default” del 2005 y 2010 deben notificar por escrito tanto a Argentina como al fideicomisario que los valores de la deuda son “pagaderos de inmediato”. Esto se conoce como aceleración.

* No obstante, si la aceleración se declara por un posible “default”, la declaración será automáticamente rescindida y anulada si Argentina ha remediado el default o si estos tenedores de bonos afectados revocan su declaración de aceleración dentro de los 60 días de la moratoria.

* Los tenedores de más de un 50 por ciento de los bonos afectados pueden decidir condonar el “default” y rescindir la aceleración a nombre de todos los tenedores de deuda si Argentina deposita en el fideicomisario suficiente dinero para pagar todas las cuotas atrasadas del saldo principal más intereses, así como comisiones razonables y compensación del fideicomisario. También se pueden declarar exenciones si todos los eventos del “default” han sido remediados.

* Argentina ha afirmado que actuó correctamente en los pagos de su deuda al depositar el dinero en el BNY Mellon antes del plazo previsto del 30 de junio. No obstante, dado que no siguió las órdenes de Griesa para efectuar también los pagos a los inversores “holdouts”, este argumento ya ha sido descartado por la corte.

SWAPS DE INCUMPLIMIENTO DE CRÉDITO

* Los inversores pueden comprar protección contra un “default” o evento crediticio mediante el uso de seguros de incumplimiento de crédito (CDS). La Asociación Internacional de Swaps y Derivados (ISDA, por sus siglas en inglés) tiene reglas estrictas que rigen para los tenedores de CDS se haya o no producido un “default” o evento crediticio.

* La declaración de default es realizada por el que se conoce como Comité de Resoluciones, que cuenta con 15 miembros votantes organizados por la ISDA. Existen cinco de estos comités (Estados Unidos, Asia excluyendo Japón, Australia-Nueva Zelanda, la región de Europa, Oriente Medio y Africa, y Japón).

* Si el comité declara un “default”, actualmente el monto total que se le pagaría a los inversores que aseguraron sus carteras de deuda argentina asciende a poco más de 1.000 millones de dólares.

* Elliott Management Corp ha sido seleccionado para convertirse en un miembro del comité en todas las regiones, a partir de noviembre del 2014.

* El proceso para determinar si se ha producido un “default” comienza cuando un participante de mercado pide al comité que analice la situación a través de una forma en el sitio de internet de ISDA.

* Una mayoría de 12 de 15 miembros debe votar a favor de declarar que se ha producido un “default” o un evento crediticio.

Reporte adicional de Davide Scigliuzzo. Editado en español por María Cecilia Mora y Luis Azuaje

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below