14 de agosto de 2014 / 10:59 / en 3 años

RESUMEN-Contracción de economía alemana y estancamiento en Francia ofrecen un sombrío panorama europeo

BERLÍN/PARÍS (Reuters) - La economía alemana se contrajo en el segundo trimestre y Francia volvió a estancarse, apagando cualquier señal de recuperación en la zona euro que ahora se prepara para sufrir el efecto de la implementación de las sanciones contra Rusia.

Imagen de un trabajador en un sitio de construcción en Berlín. 7de julio, 2014. La economía alemana se contrajo en el segundo trimestre y Francia volvió a estancarse, apagando cualquier señal de recuperación en la zona euro que ahora se prepara para sufrir el efecto de la implementación de las sanciones contra Rusia. REUTERS/Thomas Peter

El crecimiento nulo en Europa reportado por la agencia de estadísticas Eurostat el jueves generó alarma en la región de 18 naciones, que además deberá enfrentar las consecuencias de las medidas comerciales en represalia anunciadas por Moscú.

Alemania, la mayor economía de Europa, se contrajo un 0,2 por ciento en el trimestre, lo que contrastó con las estimaciones del Bundesbank de que el Producto Interno Bruto no registraría cambios. El comercio exterior y la inversión fueron sectores notablemente débiles, de acuerdo a los datos de la Oficina de Estadísticas germana.

“Las cifras de hoy muestran que el camino para avanzar sigue estando demasiado débil como para afrontar turbulencias externas” como las sanciones de Rusia. “Eso significa que el crecimiento del PIB probablemente seguirá siendo intermitente”, dijo Peter Vanden Houte, jefe economista de ING para la zona euro.

Francia tuvo mejor suerte, al no reportar expansión por segundo trimestre consecutivo.

El reporte obligó al Gobierno francés a enfrentar la realidad y reconocer que incumplirá su objetivo de déficit público este año y reducir sus previsiones de crecimiento para el 2014 a 0,5 por ciento.

Italia, la tercera mayor economía de la zona euro, volvió a caer en recesión por tercera vez desde el 2008 en el segundo trimestre, contrayéndose un 0,2 por ciento, un factor que elevó la presión sobre el primer ministro, Matteo Renzi, para que complete las reformas estructurales que prometió.

Roma y París han intentado inclinar la política de la UE hacia medidas que impulsen el empleo y el crecimiento en vez de fomentar la reducción de la deuda. Alemania y otros han mostrado que sólo toleran ese debate hasta cierto punto.

ALARMA POR ALEMANIA

Otros países de la zona euro exhibieron un desempeño algo más robusto. Holanda revirtió una contracción en el primer trimestre para expandirse un 0,5 por ciento, Austria creció un 0,2 en el período y Finlandia dejó atrás una corta recesión con un avance de un 0,1 por ciento.

El jefe del Bundesbank, Jens Weidmann, dijo el miércoles que la política monetaria de la zona euro no debería tener como objetivo un debilitamiento del euro. Los estados del bloque deberían tomar medidas para impulsar el crecimiento de forma individual, indicó, en rechazo a los llamados de Francia para que Alemania y el Banco Central Europeo tomen acciones.

La Comisión Europea dijo que el reporte del PIB del jueves muestra la importancia de aplicar reformas estructurales.

“El actual ajuste en la zona euro hoy en día tiene que ver con un profundo cambio estructural”, dijo a periodistas un portavoz de la Comisión Europea. “Los acontecimientos externos podrían incrementar la incertidumbre, pero las bases permanecen intactas”, sostuvo.

El ministro de Economía de Alemania, Sigmar Gabriel, consideró que la desaceleración del país se produjo por las amenazas geopolíticas en Europa del Este y Oriente Medio, y por la debilidad general de la zona euro. Sin embargo, sostuvo que el PIB alemán debería avanzar en lo que queda del 2014.

“Las tasas de crecimiento de Alemania posiblemente deberían regresar a la expansión en el resto del año, pero sin duda los riesgos desde el exterior se han incrementado”, declaró en un comunicado.

Un sondeo de Reuters realizado a economistas la semana pasada ofreció sólo un 15 por ciento de posibilidades de que el BCE empiece a imprimir dinero este año. La encuesta aseveró que las posibilidades de que la entidad se embarque en un programa de alivio cuantitativo en el 2015 se acercan al 33 por ciento.

Escrito por Mike Peacock. Editado en español por Carlos Aliaga y Marion Giraldo

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below