22 de agosto de 2014 / 20:53 / hace 3 años

Plan argentino para pagar deuda externa en Buenos Aires, plagado de obstáculos

BUENOS AIRES (Reuters) - El plan de Argentina de volver a reestructurar su deuda pública, diseñado para sortear una orden de una corte estadounidense que empujó al país a un default en julio, se enfrenta a enormes obstáculos legales y logísticos que pueden hacer que nunca sea puesto en marcha, dijeron abogados.

El edficio del Banco Central argentino en Buenos Aires, ago 20 2014. El plan de Argentina de volver a reestructurar su deuda pública, diseñado para sortear una orden de una corte estadounidense que empujó al país a un default en julio, se enfrenta a enormes obstáculos legales y logísticos que pueden hacer que nunca sea puesto en marcha, dijeron abogados. REUTERS/Marcos Brindicci

La presidenta peronista Cristina Fernández anunció el martes el envío al Congreso de un proyecto de ley para permitir que el país sudamericano cancele su deuda bajo legislación extranjera en Argentina y presionar a sus acreedores a reconvertir sus bonos a la ley local.

El juez estadounidense en el centro de la batalla judicial entre el país y los fondos de inversión que Fernández califica de “buitres”, que se negaron a participar de reestructuraciones de deuda tras el default argentino del 2002 y demandaron al país para recuperar el valor total de los bonos, dijo que el proyecto de ley es ilegal.

Aunque la propuesta probablemente tenga un paso fácil por un Congreso controlado por el oficialismo y sus aliados, el Gobierno se enfrenta al riesgo de no poder convencer de su solidez a los inversores, las instituciones financieras y los equipos de abogados.

Una enorme duda es cómo Argentina domiciliará en Buenos Aires los pagos a los tenedores de 15 series de bonos sin ayuda de sus actuales intermediarios financieros con presencia en Estados Unidos, que ya fueron advertidos por el juez de distrito en Nueva York Thomas Griesa de que serán apercibidos si colaboran con el país.

También existen serias dudas sobre la propuesta del Gobierno de reemplazar al Bank of New York Mellon como agente de pagos de los títulos por el local Nación Fideicomisos, una unidad del estatal Banco de la Nación Argentina.

La jugada es un intento por retomar los pagos de los intereses a los tenedores de deuda reestructurada después de que fueran bloqueados por Griesa.

“No parece una estrategia que es capaz de ser implementada a gran escala”, dijo Marco Schnabl de la firma de abogados Skadden, Arps, Slate, Meagher & Flom.

A pesar de eso, los expertos legales, incluidos Schnabl, son cautelosos sobre dar por muerta la propuesta antes de que se intente poner en práctica dado los antecedentes de Argentina de sorprender con acuerdos inesperados y soluciones no ortodoxas.

Si el plan fracasa, Argentina podría verse forzada a volver a la mesa de negociaciones con los fondos de inversión en una posición de debilidad o, si rechaza esto, podría quedar en medio de un desordenado default hasta las elecciones presidenciales del año próximo, a las que Fernández no se puede presentar.

ENCONTRANDO BONISTAS

Bajo los términos del existente contrato que gobierna los canjes de bonos del 2005 y 2010, que fueron aceptados por el 92,4 por ciento de los inversores con masivas quitas, el agente de pagos debe poseer un capital y un superávit combinado de al menos 50 millones de dólares.

Todo agente de pagos también debe tener una Oficina Comercial en el distrito de Manhattan en la ciudad de Nueva York y estar realizando sus actividades regido por las leyes de Estados Unidos.

El domicilio legal de Nación Fideicomisos se encuentra en el centro de la ciudad de Buenos Aires y en su página web no se registra que tenga presencia en Nueva York. Por otro lado, hasta el 31 de diciembre del 2013, su valor neto era de 16 millones de dólares, de acuerdo a la última hoja de balance de la entidad argentina.

El banco estatal no respondió a las preguntas realizadas por Reuters para obtener un comentario sobre si cumplía con ambos requisitos.

“Lo único que parece que están haciendo es establecer algún tipo de cuenta fiduciaria mítica en el Banco Nación, donde podrían enviar pagos ya que el país no quiere transferirlos al Bank of New York Mellon”, dijo Antonia Stolper, abogada de Shearman & Sterling.

Griesa ordenó a Argentina detener la reestructuración de su deuda y dictaminó que cualquier entidad que asistiera al país sudamericano a sortear su decisión también estaría violando el fallo de su corte.

Eso significa que Argentina podría tener dificultades en identificar a los tenedores de sus bonos, ya que sistemas de distribución de pago como Clearstream Banking AG y Euroclear, así como también otras entidades, podrían ser reticentes a divulgar cualquier tipo de información.

“Argentina no tiene la mínima idea de quiénes son los dueños que aceptaron el canje”, dijo Schnabl.

“Estos cambian de manera regular cuando los bonos son intercambiados y su propiedad es registrada únicamente en el lugar inmediato donde los bonos son custodiados”, agregó.

El proyecto también presiona a tenedores a cambiar la jurisdicción bajo la cual sus bonos argentinos están regidos, y busca asegurar a inversores que sus pagos no estarían sujetos a los estrictos controles de capital que experimentan tanto la población general como empresas extranjeras.

Eso sería complicado, pero podría ser posible “de una manera artesanal”, dijo Stopler.

Era improbable que intermediarios financieros basados en Estados Unidos colaboren en el proceso, dificultando tomar los pasos necesarios para, primero identificar y luego canjear los actuales bonos reestructurados gobernados bajo leyes extranjeras, dijo JP Morgan en un informe a clientes.

“La propuesta también es una alternativa pobre porque tenedores de deuda reestructurada tienen que estar dispuestos a aceptar un custodio local y el riesgo de control de capital”, de acuerdo al reporte de JP Morgan.

Traducida por Maximilian Heath y Alejandro Lifschitz; Editado en español por Silene Ramírez

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below