4 de septiembre de 2014 / 17:09 / hace 3 años

RESUMEN- Crecimiento de empleo privado se frena en EEUU, sector servicios permanece fuerte

Un anuncio de empleo en una feria laboral en Los Angeles, EEUU, nov 18 2013. Las empresas de Estados Unidos contrataron a menos trabajadores a lo espero en agosto, pero una aceleración en el sector de servicios ofreció garantías de que la economía sigue encaminada a una tasa sostenida de crecimiento en el tercer trimestre.Lucy Nicholson

WASHINGTON (Reuters) - Las empresas de Estados Unidos contrataron a menos trabajadores a lo espero en agosto, pero una aceleración en el sector de servicios ofreció garantías de que la economía sigue encaminada a una tasa sostenida de crecimiento en el tercer trimestre.

Esa visión fue reforzada por otros datos publicados el jueves que mostraron sólo un leve incremento en el número de estadounidenses que presentaron nuevas solicitudes de subsidios estatales por desempleo la semana pasada y un declive en el déficit comercial a su menor punto en seis meses en julio.

"La tendencia de un impulso en el crecimiento que al menos se está sosteniendo, y que en el mejor de los casos se está acelerando este trimestre, más o menos se ha confirmado y esto es ciertamente alentador", dijo el economista de TD Securities en Nueva York Millan Mulraine.

El informe nacional de empleo de ADP mostró que las nóminas privadas aumentaron en 204.000 trabajadores el mes pasado, luego de subir en 212.000 en julio.

Aunque eso fue menor que las expectativas de los economistas de una creación de 220.000 puestos de trabajo, marcó el quinto mes consecutivo en que el empleo del sector privado ha subido en más de 200.000 plazas.

El dato, elaborado en conjunto con Moody's Analytics, fue publicado antes del esperado informe de empleo del Gobierno del viernes. Analistas consultados en un sondeo de Reuters prevén que las nóminas no agrícolas hayan aumentado en 225.000 el mes pasado tras subir en 209.000 en julio.

En otro informe, el Instituto de Gerencia y Abastecimiento dijo que su índice de servicios subió a 59,6 el mes pasado, que dijo que era la lectura más alta desde que comenzó el registro en enero del 2008.

Eso se compara a una lectura de 58,7 en julio, y una cifra superior a 50 indica expansión en el vasto sector de servicios.

Un subíndice de empleos en la industria de servicios aumentó sólidamente, lo que es un buen augurio para las nóminas de agosto.

El panorama optimista del mercado laboral también fue capturado en otro reporte del Departamento del Trabajo que mostró que las solicitudes iniciales de subsidios por desempleo aumentaron en 4.000, a una cifra desestacionalizada de 302.000, en la semana que terminó el 30 de agosto, pero aún a niveles consistentes con el endurecimiento de las condiciones del mercado laboral.

El mercado laboral es seguido de cerca por los mercados por pistas sobre cuándo la Reserva Federal podría comenzar a endurecer la política monetaria tras mantener su tasa referencial cerca de cero desde diciembre del 2008.

DÉFICIT COMERCIAL SE REDUCE

El dólar se fortaleció a un máximo de 14 meses frente al euro, las acciones estadounidenses subieron y los precios de los bonos del Tesoro de Estados Unidos cayeron tras la publicación de los datos.

En otro informe, el Departamento de Comercio dijo que el déficit comercial de Estados Unidos bajó un 0,6 por ciento, a 40.500 millones de dólares en julio, la menor brecha desde enero. El déficit comercial de junio fue revisado a 40.800 millones de dólares.

Economistas consultados en un sondeo de Reuters pronosticaban que el déficit subiera a 42.200 millones de dólares, desde un saldo negativo informado previamente de 41.500 millones de dólares en junio.

Ajustado por inflación, el déficit se redujo a 48.200 millones de dólares, la menor brecha desde diciembre del 2013, desde 48.900 millones de dólares en junio. Eso podría hacer que los economistas eleven sus estimaciones para el producto interno bruto (PIB) del tercer trimestre, cuyos pronósticos llegan hasta un 3,5 por ciento a tasa anual.

Las exportaciones subieron un 0,9 por ciento, a un máximo histórico de 198.000 millones de dólares en julio, impulsadas por un aumento en bienes, automóviles, piezas de automóviles y motores, así como también de productos no petroleros.

Las importaciones repuntaron un 0,7 por ciento, a 238.600 millones de dólares, luego de declinar en junio, una señal de fortaleza subyacente en la demanda interna.

El aumento en importaciones fue impulsado por alimentos y automóviles, que alcanzaron máximos históricos.

Las importaciones de petróleo declinaron y el déficit comercial de crudo alcanzó su menor nivel desde mayo del 2009. Analistas atribuyen a la bonanza del petróleo de esquisto en Estados Unidos por su menor dependencia del crudo extranjero.

El déficit comercial con China, que es políticamente delicado, fue el mayor jamás registrado en julio.

Reporte de Lucia Mutikani. Reporte adicional de Ryan Vlastelica y Caroline Valetkevitch en Nueva York. Editado en español por Patricio Abusleme

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below