11 de septiembre de 2014 / 0:48 / hace 3 años

Congreso de Chile aprueba emblemática reforma tributaria

Imagen de archivo de una sesión del Congreso en Valparaíso, Chile, abr 22 2014. El Congreso de Chile se alistaba el miércoles a aprobar una millonaria reforma tributaria impulsada por el Gobierno, aunque opacada en los últimos meses por la fuerte desaceleración de la economía y un menor apoyo de la ciudadanía.Eliseo Fernandez

SANTIAGO (Reuters) - El Congreso de Chile aprobó el miércoles una millonaria reforma tributaria que impulsa el Gobierno para financiar cambios profundos en educación y mejoras en la salud, aunque su implementación será compleja en medio de la fuerte desaceleración de la economía doméstica.

La reforma tributaria, la mayor en tres décadas en el país, es una de las piedras angulares del programa de la presidenta Michelle Bachelet y busca recaudar un 3 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) en uno de los países con peor distribución de la riqueza en América Latina.

"(Esta iniciativa) permite a los que tienen más en este país que paguen lo que corresponde, para que todos puedan vivir de manera más justa", dijo Bachelet en un acto público previo al resultado de la votación.

Con la aprobación de los diputados en un tercer trámite legislativo, Bachelet logró su primer gran triunfo político desde que asumió hace seis meses, justo cuando muestra una caída en su popularidad ante un freno de la economía y dudas de algunos sectores sobre el alcance de la reforma fiscal.

"Esta emblemática reforma tributaria (...) nos permitirá dar un financiamiento sustentable a las demás reformas", dijo el ministro de Hacienda, Alberto Arenas, durante la discusión del proyecto en su último trámite.

El jefe de las finanzas públicas estimó que la aprobación del proyecto permitirá una mayor certeza para impulsar las inversiones y el crecimiento del país.

"Despejar la incertidumbre tributaria es clave para que la actividad económica retome lo antes posible la senda de crecimiento en Chile", dijo Arenas.

Agregó que la aprobación del nuevo marco tributario permitirá incluir unos 2.300 millones de dólares de ingresos permanentes en el proyecto de Presupuesto de la Nación del 2015, el que será enviado próximamente al Congreso.

Durante la discusión de la reforma, que se extendió por poco más de cinco meses, parlamentarios de la oposición y la cúpula empresarial manifestaron sus reparos a la iniciativa y cuestionaron que efectivamente luche contra la desigualdad en el mayor exportador mundial de cobre.

La reforma tiene como meta de recaudación progresiva unos 8.300 millones de dólares hacia el 2018, de los cuales buena parte provendrá de un aumento en el impuesto a las grandes empresas de hasta un 27 por ciento, desde su actual nivel del 20 por ciento.

La iniciativa contempla además que los dueños de las empresas tributen por la totalidad de las utilidades de sus firmas y no sólo sobre las que retiran. Esto implica el término del llamado fondo de utilidades tributables (FUT) a partir del 2018.

El proyecto, que tuvo más de 150 modificaciones en su discusión en el Senado para apaciguar a la derecha opositora y al empresariado, incluye impuestos correctivos, de cuidado del medio ambiente e incentivos a la inversión y ahorros focalizados.

COSTOS DE REFORMA

Analistas estiman que la discusión de la emblemática reforma ha sido más complicada que lo previsto por el Gobierno y sus costos políticos comienzan a sentirse.

La popularidad de la presidenta ha disminuido a medida que la economía se ha debilitado, otras reformas se han estancado y la situación de seguridad del país se ha deteriorado.

El Banco Central de Chile la semana pasada corrigió a la baja y por cuarta vez consecutiva su estimación de crecimiento de la economía a entre un 1,75 por ciento y un 2,25 por ciento para este año, lo que pone mayor dificultad a los objetivos trazados por la reforma tributaria aseguran desde la oposición.

"Ninguno de los efectos dinámicos en el crecimiento de la economía han sido incorporados en las estimaciones sobre recaudación (...) se cuestiona (así) su capacidad de reducir la desigualdad por su impacto negativo en el empleo", dijo el diputado opositor Felipe Kast durante la discusión del proyecto.

La luz verde para los cambios impositivos ocurre sólo días después de conocerse que la aprobación al Gobierno de Bachelet cayó en agosto por primera vez a menos del 50 por ciento, según una encuesta privada, arrastrada por el freno en la economía y un menor apoyo a las ambiciosas reformas que impulsa.

Por ello, Bachelet y su gabinete deberán realizar un esfuerzo adicional para explicar el alcance del ajuste en los tributos.

"Sacar adelante la reforma tributaria se transforma en un logro político, pero Bachelet ahora va a tener que explicarla. La gente pide más claridad en cuanto a lo que significan estos cambios tributarios", dijo Guillermo Holzmann, analista político de la Universidad de Valparaíso.

Reporte de Antonio de la Jara. Editado por Silene Ramírez y Ricardo Figueroa.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below