30 de octubre de 2014 / 17:13 / en 3 años

Débiles cifras de inflación golpean a la zona euro, pero no se prevé acción del BCE

FRÁNCFURT (Reuters) - La débil inflación en Alemania y España incrementó el dolor de cabeza del Banco Central Europeo, aunque aún se espera que la entidad se abstenga de tomar cualquier medida la próxima semana a la espera de evaluar el impacto de su nueva ronda de estímulos.

Una estatua del euro a las afueras del Banco Central Europeo en su sede en Fráncfort, oct 26 2014. La débil inflación en Alemania y España incrementó el dolor de cabeza del Banco Central Europeo, aunque aún se espera que la entidad se abstenga de tomar cualquier medida la próxima semana a la espera de evaluar el impacto de su nueva ronda de estímulos. REUTERS/Ralph Orlowski

Los positivos datos de confianza económica en la zona euro y las expectativas sobre un aumento de la demanda de créditos corporativos en el próximo trimestre compensaron los sombríos datos de inflación, dándole al Banco Central Europeo (BCE) motivos para abstenerse, al menos por otro mes, de tomar cualquier nueva medida.

Al otro lado del Atlántico, la Reserva Federal de Estados Unidos puso fin el miércoles a su programa de compra mensual de bonos, en una demostración de confianza en las perspectivas económicas.

Esto, sumado al compromiso del BCE de tener una política expansiva con nuevas medidas si es necesario, mantiene la presión a la baja sobre el euro, la que a su vez debiese apoyar la economía de la zona euro.

En una señal de que este apoyo podría estar empezando a afianzarse, la confianza económica en la zona euro subió inesperadamente en octubre, recuperándose de un mínimo en cerca de un año registrado en septiembre.

“Las personas que están esperando algo para la próxima semana se decepcionarán”, dijo el economista de RBS Richard Barwell.

“En diciembre es posible, pero creo que al menos que los políticos hagan más, será complicado conseguir mucho más de ellos”, agregó.

REFORMAS ESTRUCTURAlES

El presidente del BCE, Mario Draghi, ha instado a los gobiernos de los países de la zona euro afectados por la crisis a enmendar el rumbo de sus economías con reformas estructurales, pero los avances han sido lentos.

Para apoyar a la economía de la zona euro, el BCE, que se reúne el próximo jueves, ha recortado las tasas de interés a mínimos históricos, ofrecido a los bancos préstamos baratos a largo plazo e iniciado la compra de bonos cubiertos.

El banco central planea comenzar además a comprar valores respaldados por activos en noviembre.

Reuters informó a principios de este mes que el BCE también estaba analizando la compra de bonos corporativos.

Datos mostraron el jueves que la inflación en Alemania, la mayor economía de Europa, se desaceleró a un 0,7 por ciento en octubre, su lectura más baja desde mayo. En España, en tanto, la tasa de desaceleración del crecimiento y la caída de los precios al consumidor sugirieron que la recuperación podría estar perdiendo impulso.

Se espera que las cifras de inflación de octubre en la zona euro, previstas para el viernes, muestren un ligero repunte en la tasa anual de 0,4 por ciento, desde un 0,3 por ciento registrado el mes anterior. El BCE apunta a una inflación de poco menos de 2 por ciento en el mediano plazo.

Editado en español por Rodrigo Charme

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below