18 de diciembre de 2014 / 9:44 / hace 3 años

Putin dice que economía rusa sanará, pero no ofrece remedios concretos

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, asiste a su conferencia anual de fin de año en Moscú, 18 diciembre, 2014. El presidente ruso Vladimir Putin dijo el jueves que las actuales dificultades económicas de Rusia podrían durar los próximos dos años pero que la situación podría mejorar rápido.Maxim Zmeyev

MOSCÚ (Reuters) - El presidente Vladimir Putin dijo el jueves que la economía de Rusia inevitablemente repuntará después de la dramática caída del rublo este año, pero no ofreció remedios concretos ante una crisis financiera que se profundiza.

Bajo presión para mostrar que tiene un plan para arreglar la economía, Putin dijo en una conferencia de prensa de fin de año que las medidas del banco central y del Gobierno habían sido "adecuadas" en una crisis que atribuyó a factores externos.

Pero, en un indicio a divisiones internas, dijo que se necesitaban más medidas y que el banco central debería haber frenado antes las intervenciones cambiarias para apuntalar al rublo.

Además, dio a entender que si el banco central hubiera tomado medidas más decisivas antes, la fuerte subida de tasas de interés de esta semana podría haber sido innecesaria.

La economía rusa se dirige a la recesión en lo que un ministro calificó como "tormenta perfecta" de precios bajos del petróleo, las sanciones que Occidente aplicó contra Moscú por su participación en la crisis de Ucrania y los problemas económicos globales.

El rublo ha perdido cerca de un 45 por ciento contra el dólar este año.

"Si la situación se desarrolla de forma desfavorable, tendremos que enmendar nuestros planes. Sin duda, tendremos que recortar algo (de gastos). Pero es inevitable un giro positivo y el resurgimiento desde la situación actual", dijo Putin.

"El crecimiento de la economía global continuará y nuestra economía repuntará desde la situación actual", sostuvo, sentado ante una mesa grande y luciendo confiado mientras hablaba en un estudio ante una audiencia, en una alocución que también era transmitida en vivo por televisión.

El presidente ruso indicó también que el país debe diversificar su economía para reducir la dependencia del petróleo, su principal exportación y una fuente clave de ingresos estatales, y que una recuperación podría comenzar en algún momento del próximo año.

Pero en general se aferró a promesas amplias, más que entrar en detalle, y no anunció propuestas mayores nuevas.

Putin ha dicho muchas veces durante 15 años en el poder que reducirá la dependencia rusa de las exportaciones de energía, pero aún no lo ha hecho.

El rublo se depreciaba mientras hablaba, con bajas de hasta un 3 por ciento diario.

El banco central aumentó su tasa de interés clave en 6,5 puntos porcentuales, a un 17 por ciento, el martes y ha gastado más de 80.000 millones de dólares para tratar de apuntalar al rublo este año, con poco éxito.

¿CAMBIO DE FUNCIONARIOS?

Analistas dijeron que la evaluación de Putin sobre el desempeño del Gobierno y el banco central era tibia y que podría indicar que habrá cambios de funcionarios.

"Todo esto implica divisiones bastante grandes dentro de la administración sobre cómo reaccionar a la crisis y la presión sobre el rublo", dijo en un reporte Timothy Ash, jefe de análisis de mercados emergentes para Standard Bank en Londres.

Un destacado opositor, el ex primer ministro Mikhail Kasyanov, dijo que la crisis mostró que Putin había manejado mal la economía y que sus problemas aumentarán debido a que los precios subirán con fuerza el próximo año por la debilidad del rublo.

"Rusia va a declinar", dijo Kasyanov a Reuters en una entrevista el miércoles por la noche, sugiriendo que Putin debería aceptar que "necesita una estrategia de salida" para dejar el poder.

El ministro de Economía Alexei Ulyukayev dijo en una entrevista con un diario que las sanciones occidentales probablemente duren "un período de tiempo muy largo" y que Rusia estaba pagando el precio por no haber hecho reformas estructurales, describiendo los eventos como "la tormenta perfecta".

Pero Putin dijo: "bajo el escenario económico externo más desfavorable, esta situación podría continuar por unos dos años. Pero también podría comenzar a mejorar en el primer trimestre, en el medio, al final del próximo año".

Sondeos de opinión muestran que Putin tiene una alta popularidad desde que anexó la península de Crimea de Ucrania en marzo, pero el declive del rublo y la caída de Rusia hacia la recesión podrían erosionar la fe en su capacidad para ofrecer estabilidad financiera.

Consultado sobre Ucrania, donde Rusia ha irritado a Occidente al respaldar a separatistas que luchan contra fuerzas gubernamentales en el este, Putin dijo que Moscú quería restaurar la unidad política y negó cualquier lazo entre el conflicto y los problemas económicos rusos.

Afirmó que desea que el conflicto, en que han muerto más de 4.700 personas, sea resuelto por la vía política, pero criticó a la OTAN por su expansión hacia el este tras la caída del Muro de Berlín y dijo que Kiev había cometido un error al usar fuerzas gubernamentales contra los separatistas.

Reporte adicional de Redacción Moscú, Editado por Gabriel Burin

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below