5 de febrero de 2015 / 18:19 / en 3 años

Diálogo de sordos en encuentro entre ministros de Grecia y Alemania

BERLÍN (Reuters) - De antemano se sabía que el encuentro inaugural entre el iconoclasta nuevo ministro de Finanzas de Grecia, un izquierdista, y su colega alemán conservador de 72 años no sería nada fácil.

El ministro griego de Finanzas Yanis Varoufakis y su par de Alemania Wolfgang Schaeuble (izquierda) durante una conferencia de prensa en Berlín. 5 de febrero de 2015. De antemano se sabía que el encuentro inaugural entre el iconoclasta nuevo ministro griego, un izquierdista, y su colega alemán conservador de 72 años no sería nada fácil. REUTERS/Fabrizio Bensch

De hecho, resultó peor de lo que se esperaba.

Yanis Varoufakis, conocido por vestirse informalmente, fue a la reunión con el veterano Wolfgang Schaeuble vistiendo una camisa negra y chaqueta pero sin corbata. No sólo se vieron incómodos juntos, sino que ni siquiera pudieron llegar a un acuerdo sobre aquello en que no están de acuerdo.

El ministro alemán mostró un rostro adusto durante la conferencia de prensa conjunta. En las afueras del salón, unos cuantos sindicalistas y grupos que apoyan al partido de Izquierda Alemán, que respalda al primer ministro griego Alexis Tsipras, portaban pancartas que decían: “Señor Schaeuble, deje de estrangular a Grecia”.

Schaeuble, cuya pasión por la integración europea ocupa sólo un segundo lugar después de su búsqueda de presupuestos balanceados, dijo que habían estado de acuerdo en que no estaban de acuerdo. Su visitante más joven, hablando en inglés, rápidamente lo contradijo.

“No alcanzamos un acuerdo. Nunca estuvo planteado que lo haríamos. Ni siquiera estuvimos de acuerdo en estar en desacuerdo, desde mi punto de vista”, dijo Varoufakis, un economista y bloguero de 53 años.

Los nuevos líderes de Grecia han recorrido Europa esta semana buscando respaldo para un nuevo pacto de deuda con la zona euro, pero terminaron con las manos vacías. Berlín, capital de la mayor economía de Europa y paladín de las políticas de austeridad que el primer ministro Tsipras quiere eliminar, fue la última parada de la gira.

Caricaturistas de periódicos han mostrado el choque de ideologías como una fuerza imparable: Tsipras y su partido Syriza encontrando una muralla en la forma de los austeros conservadores de la canciller Angela Merkel.

Los dos ministros no discutieron detalles del programa de repago de la deuda de Grecia y de la posibilidad de un recorte de la deuda, que descartan enfáticamente Merkel y Schaeuble. Varoufakis presentó propuestas para un “programa puente” hasta mayo.

El ministro griego trató de convencer a Alemania, cuyos contribuyentes están cansados de los rescates financieros a lo que ven como los derrochadores del sur, que el nuevo Gobierno de Grecia será un socio confiable, afirmando que Berlín podría esperar “un frenesí por lo razonable”.

Pero también hizo una emotiva demanda para que los socios de Grecia respeten el resultado de sus elecciones, afirmando que los tratados deben mantenerse “sin triturar la frágil flor de la democracia con un mazo”, refiriéndose a las críticas de los políticos alemanes.

“Schaeuble hace caso omiso del ministro griego”, fue el veredicto del diario más vendido de Alemania, el Bild, que ha sido un crítico de Grecia a lo largo de toda la crisis de deuda de la zona euro.

Reporte adicional de Caroline Copley y Gernot Heller; escrito por Stephen Brown; Editado en español por Luis Azuaje

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below