9 de febrero de 2015 / 15:28 / en 3 años

Importaciones de petróleo de China enfrentan baja una vez que estén llenas sus reservas estratégicas

SINGAPUR (Reuters) - Las importaciones de crudo fueron uno de los pocos puntos brillantes en un débil informe sobre el comercio chino, pero presentan un panorama demasiado optimista para la demanda en el mayor importador mundial de petróleo, pues algunas de sus compras son destinadas a aumentar sus reservas estratégicas.

Un empleado carga un automóbil con combustible en una estación gasolinera en Hefei. Imagen de archivo, 23 marzo, 2012. Las importaciones de crudo fueron uno de los pocos puntos brillantes en un débil informe sobre el comercio chino, pero presentan un panorama demasiado optimista para la demanda en el mayor importador mundial de petróleo, pues algunas de sus compras son destinadas a aumentar sus reservas estratégicas. REUTERS/Stringer

Una vez que la acumulación esté completa, las importaciones de petróleo probablemente caerán en la mayor economía de Asia, con consecuencias para los precios del crudo, que han bajado un 50 por ciento desde mediados del año pasado.

La economía china está creciendo a su ritmo más débil en 24 años y las importaciones generales en enero se desplomaron un 20 por ciento.

Sin embargo, las importaciones de petróleo no bajaron mucho desde su récord de 30,3 millones de toneladas de diciembre, o más de 7 millones de barriles por día (bpd).

Datos preliminares de aduanas para enero mostraron 27,22 millones de toneladas, aunque estimaciones de Thomson Reuters Research and Forecasts sitúan la cifra final en cerca de 30 millones de toneladas.

China ha aprovechado los precios bajos para reabastecer su reserva estratégica de petróleo.

“Las enormes importaciones han estado relacionadas a llenar las reservas estratégicas de petróleo; en 2014, probablemente sumaron 80 a 100 millones de barriles. Hay espacio para más, pero eso no es demanda estructural”, dijo Michal Meidan, directora de la consultoría China Matters.

China rara vez emite información alguna sobre sus reservas y no está claro cuánto más quiere comprar, pero Meidan estima que la demanda adicional del año pasado fue cercana a un 4 por ciento de las importaciones chinas del 2014 y equivale a cerca de un día de uso global de petróleo.

Datos de Eikon de Thomson Reuters ya muestran que el crecimiento mensual en la demanda de importaciones de crudo de China se ha desacelerado desde el 2013 y que se contrajo aún más en el 2014.

“El crecimiento de la demanda se está desacelerando y el consumo se está volviendo más eficiente. Con menos aperturas de nueva capacidad de refinación, un alza de la demanda también está limitada por allí”, sostuvo Meidan.

“Cuando China termine de llenar sus reservas estratégicas de petróleo, eso definitivamente colocaría una nota pesimista a los precios”, dijo Daniel Ang, analista de Phillip Futures en Singapur.

Eso es especialmente cierto mientras la producción global de crudo sea tan alta.

Tras una década de precios altos del crudo, la oferta de depósitos de esquisto en América del Norte creció en más de un millón de bpd el año pasado, mientras que la demanda por combustibles en Estados Unidos y otras economías avanzadas fue de más de 8 millones de bpd por debajo de su tendencia previa a 2005.

Cuando insurgentes islamistas no lograron detener las exportaciones iraquíes en junio de 2014 y se reanudaron las exportaciones libias desde Tobruk, se conoció la magnitud total del desequilibrio del suministro global de crudo y los precios comenzaron su vertiginosa caída.

Editado en español por Patricio Abusleme

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below