10 de febrero de 2015 / 9:54 / en 3 años

"Fiesta" de la producción petrolera EEUU durará hasta 2020: AIE

LONDRES (Reuters) - Estados Unidos seguirá siendo la principal fuente del aumento de la producción mundial de crudo hasta el 2020, incluso luego del reciente desplome de los precios, dijo la Agencia Internacional de Energía, desafiando las expectativas de una dramática desaceleración de la expansión del bombeo de esquisto.

La AIE también dijo en su reporte Mercado del Petróleo en el Mediano Plazo que los precios del crudo, que cayeron desde 115 dólares por barril en junio a mínimos de seis años en enero de cerca de 45 dólares, posiblemente se estabilizarían en niveles mucho menores a los máximos de los últimos tres años.

Los precios del hidrocarburo profundizaron su caída después de que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) cambió de estrategia en noviembre y se rehusó a recortar su propia producción, escogiendo conservar su participación de mercado frente a fuentes de suministro rivales como el crudo de esquisto estadounidense.

No obstante, durante el lanzamiento del informe en Londres, la directora ejecutiva de la AIE, Maria van der Hoeven, afirmó que, si bien la OPEP puede recuperar algunos clientes mientras los precios estén bajos, no recuperará la cuota de mercado que tuvo antes de la crisis financiera de 2008.

“Esta inusual respuesta a los precios bajos es solo un ejemplo más de cómo el esquisto ha cambiado el mercado”, dijo en un comunicado. “La decisión de la OPEP de dejar que el mercado se reequilibre solo es un reflejo de ese hecho”.

El reporte indicó que el crecimiento del suministro del crudo no convencional estadounidense (LTO, por sus siglas en inglés) se desacelerará bastante en principio, pero recuperará impulso más tarde, llevando su producción hasta los 5,2 millones de barriles por día (bpd) para 2020.

El aumento total del suministro de Estados Unidos será de 2,2 millones de bpd, hasta los 14 millones de bpd en 2020, debiéndose la mayor parte de la expansión al LTO.

“La corrección del precio hará que la ‘fiesta’ del suministro en Norteamérica haga una pausa, pero no la detendrá”, dijo la AIE, que asesora a los países industrializados sobre política energética.

¿EL MAYOR PERDEDOR?

El panorama para Rusia, quien fuera una vez uno de los mayores productores mundiales, es menos optimista.

“Es probable que Rusia, que se enfrenta a un tormenta perfecta de precios bajos, sanciones internacionales y depreciación de su moneda, sea como el gran perdedor de la industria”, señaló, pronosticando que el bombeo se reducirá en 560.000 bpd, hasta 10,4 millones de bpd de 2014 a 2020.

En parte como resultado de la menor producción de los países de fuera de la OPEP, la AIE predijo que la demanda global de crudo de la OPEP subirá en 2016 hasta 29,90 millones de bpd, tras alcanzar los 29,4 millones de bpd este año.

Reflejando el aumento del esquisto y la desaceleración de la demanda en Occidente, la cuota de mercado de la OPEP ha caído hasta menos del 30 por ciento este año, en comparación con más del 40 por ciento de 2008, señaló la AIE.

El último informe de la AIE contrasta con su anterior panorama a medio plazo de junio, que proyectaba una mayor demanda de crudo y destacaba los riesgos de suministros por factores como la violencia en Irak.

Ahora, la AIE espera que el crecimiento global de la demanda de petróleo se acelere hasta 1,13 millones de bpd en 2016, frente a los 910.000 bpd de 2015.

Pese a todo, consideró que el declive del precio tendrá un impacto marginal en el crecimiento de la demanda para el resto de la década.

“Las expectativas de crecimiento económico global han sido revisadas a la baja varias veces en los seis últimos meses, a pesar de la fuerte caída de los precios, recortando las previsiones previas de crecimiento de la demanda para el resto de la década en cerca de 1,1 millones de bpd”, señaló.

Los bajos precios, la desaceleración de la demanda y el abundante suministro han impulsado las reservas de petróleo, afectando a los precios. LA AIE cree que este incremento se detendrá a mediados de 2015 como muy pronto y que el mercado empezará a ajustarse después.

Sin embargo, el petróleo podría enfrentarse a una mayor debilidad antes de que esto ocurra, dijo la agencia en un informe mensual separado que fue publicado también el martes, que afirma que las reservas de las naciones de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) podrían revisitar a mediados de año el récord máximo alcanzado en 1998.

“A pesar de las expectativas de un ajuste en los balances para fines del 2015, las presiones a la baja en el mercado pueden no haberse agotado por el momento”, dijo el reporte.

Reporte adicional de David Sheppard y Ron Bousso; editado en español por Ricardo Figueroa, Carlos Aliaga y Carlos Serrano

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below