11 de febrero de 2015 / 13:17 / en 3 años

Bonos venezolanos caen tras anuncios cambiarios

CARACAS (Reuters) - Los bonos venezolanos caían el miércoles luego que el Gobierno anunció un nuevo mecanismo cambiario que muchos consideran insuficiente para resolver la crisis económica del país petrolero, ahora que el desplome de los precios del crudo redujo un 60 por ciento sus ingresos en divisas.

El ministro de Finanzas de Venezuela, Rodolfo Marco, durante una conferencia de prensa en Caracas, 10 febrero, 2015. Los bonos venezolanos caían el miércoles luego que el Gobierno anunció un nuevo mecanismo cambiario que muchos consideran insuficiente para resolver la crisis económica del país petrolero, ahora que el desplome de los precios del crudo redujo un 60 por ciento sus ingresos en divisas. REUTERS/Jorge Silva

El precio del bono Global 2031 bajaba 4,680 puntos para un rendimiento de 28,884 por ciento, mientras que el Global 2026 perdía 4,650 puntos para un retorno de 29,121 por ciento.

Los bonos de la petrolera estatal PDVSA también caían. El papel al 2017 retrocedía 4,370 puntos en precio para un rendimiento de 49,915 por ciento.

El gobierno socialista del presidente Nicolás Maduro anunció el martes que permitirá al mercado determinar el valor del dólar en un mecanismo que funcionará en paralelo a dos sistemas de asignación de dólares oficiales, flexibilizando el estricto control de más de una década.

Si bien el ministro de Finanzas, Rodolfo Marco, afirmó que en ese tercer sistema se transará un tipo de cambio “libre”, advirtió que el Gobierno mantendrá fija la tasa de 6,3 bolívares por dólar para atender el 70 por ciento de las importaciones.

El nuevo mecanismo allana el camino a una fuerte devaluación del bolívar, según analistas. Los inversores generalmente interpretan las devaluaciones de forma positiva porque ingresan al país más divisas.

En Venezuela funcionarán tres tipos de cambio: el de 6,3 bolívares para importaciones prioritarias, otro que arrancará a 12 bolívares por dólar pero que subirá “progresivamente” y el dólar libre, que fuentes financieras anticipan que cotizaría por encima de 120 bolívares por dólar.

“Las medidas cambiarias son mal vistas por el mercado porque quedó ratificada la tasa de cambio más sobrevaluada”, explicó la economista Tamara Herrera, de la firma Síntesis Financiera.

En ese escenario, el tipo de cambio promedio en Venezuela será de 46,6 bolívares por dólar este año, por encima de 20,3 bolívares de 2014 con el anterior esquema cambiario múltiple, calculó la firma Ecoanalítica, según un reporte a clientes.

Analistas señalaron que al mantener tipos de cambio muy sobrevalorados se limitará la capacidad del Gobierno para ahorrar divisas en medio de la caída de los ingresos petroleros.

“La persistencia de grandes distorsiones en el mercado hará que sea más difícil para el gobierno hacer los ahorros necesarios en el nuevo escenario de menores precios del petróleo”, escribió Alejandro Grisanti, analista de Barclays, en un reporte.

El costo de asegurar la inversión en deuda soberana de Venezuela frente a un incumplimiento de pago o una reestructuración subía también el miércoles.

Un inversor que quiera asegurar 10 millones de dólares de bonos soberanos a cinco años tendría que gastar 6,52 millones de pago inicial, un monto mayor a los 6,32 millones que necesitaba el martes, según cifras del proveedor de información Markit.

La decisión de Venezuela de no hacer ajustes en dos de sus tres tipos de cambio no lo llevará a incumplir sus pagos de deuda externa en el corto y mediano plazo, dijo el economista Francisco Rodríguez, analista de Bank of America, en un reporte.

Sin embargo, el país seguirá racionando la venta de dólares a los importadores privados, anticipó.

IMPACTO LOCAL

Empresas multinacionales que operan en Venezuela como General Motors, Procter and Gamble y la fabricante de medicamentos Merck pueden resultar afectadas por el nuevo esquema cambiario porque tienen inversiones en bolívares y ganancias que aún no han podido enviar a sus casas matrices.

“En la medida que no se encuentren dólares oficiales las empresas migrarán al sistema libre”, advirtió Francisco Martínez, vicepresidente de la organización que agrupa en el país a las empresas privadas, Fedecámaras.

“Esto tiende a ser una devaluación disfrazada”, comentó.

Los empresarios en la nación petrolera celebran, de todas formas, que el Gobierno socialista permita que en este nuevo sistema marginal de divisas, conocido como Simadi, una de las tasas de cambio sea determinada por la oferta y la demanda.

“Algo de liberalismo no viene mal”, comentó el líder empresarial del país Jorge Roig en su cuenta de Twitter.

Por Brian Ellsworth y Corina Pons. Reporte adicional de Daniel Bases en Nueva York; Editado por Javier López de Lérida y Silene Ramírez

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below