12 de febrero de 2015 / 15:33 / en 3 años

EEUU reporta ventas minoristas débiles en enero, gasto del consumidor apenas sube

WASHINGTON (Reuters) - El gasto del consumidor en Estados Unidos apenas subió en enero debido a que los hogares redujeron las compras de una serie de productos, lo que sugiere que la economía comenzó el primer trimestre en un pie más débil.

Personas caminan frente a restorantes en Boston, Massachusetts. Imagen de archivo, 26 enero, 2015. El gasto del consumidor en Estados Unidos apenas subió en enero debido a que los hogares redujeron las compras de una serie de productos, lo que sugiere que la economía comenzó el primer trimestre en un pie más débil. REUTERS/Brian Snyder

El Departamento de Comercio dijo el jueves que las ventas minoristas excluyendo automóviles, gasolina, materiales de construcción y servicios de alimentos subieron un 0,1 por ciento el mes pasado tras caer un 0,3 por ciento en diciembre.

Las llamadas ventas minoristas subyacentes se corresponden más estrechamente con el componente de gasto del consumidor del producto interno bruto (PIB).

En tanto, menores ventas de gasolina y una caída de un 0,5 por ciento en las de automóviles provocaron un retroceso de 0,8 por ciento en las ventas minoristas generales el mes pasado, en su segundo mes consecutivo a la baja.

“En general, el tono de este informe fue decepcionante debido a que apunta a un comienzo débil de la actividad del gasto este año, pese a un impulso significativo de los ingresos disponibles a partir de los precios más bajos de la gasolina”, dijo Millan Mulraine, economista de TD Securities en Nueva York.

Los economistas esperaban que las ventas minoristas subyacentes subieran un 0,4 por ciento el mes pasado. La lectura débil podría hacer que los economistas recorten sus pronósticos para el crecimiento del PIB del primer trimestre.

En el cuarto trimestre del 2014, la economía estadounidense creció a un ritmo anual de 2,6 por ciento.

Sin embargo, datos comerciales y de inventarios para diciembre sugieren que el crecimiento podría ser revisado a niveles tan bajos como un 1,7 por ciento.

Los mercados financieros de Estados Unidos no reaccionaron mayormente a los datos, pues su atención se enfocaba en los detalles de un acuerdo de cese al fuego entre Rusia y Ucrania y un sorpresivo recorte de las tasas de interés y el inicio de un programa de compras de bonos por parte del banco central de Suecia. [nL1N0VM1AR] [nL1N0VM0OH]

Pese a que los precios de la gasolina han caído un 39,5 por ciento desde junio del 2014, el gasto del consumidor ha sido débil en los últimos dos meses. Los economistas dicen que las familias están usando los ingresos adicionales para pagar deudas e incrementar sus ahorros.

REPUNTE ESPERADO

Analistas prevén que los precios más bajos de la gasolina y el sólido aumento del empleo otorguen un poderoso estímulo al gasto del consumidor y mantengan a la economía en un camino de expansión, pese a la debilidad del crecimiento en Asia y Europa.

“¿Deberíamos preocuparnos por la debilidad de las ventas subyacentes en los últimos dos meses? Posiblemente”, dijo el economista jefe de Capital Economics en Toronto, Paul Ashworth.

“Pero están en su lugar todas las condiciones para un período de un crecimiento muy fuerte del consumo. Aún esperamos ver pronto eso en los datos de ventas minoristas”, agregó.

En el cuarto trimestre del 2014, el gasto del consumidor, que responde por más de dos tercios de la actividad económica de Estados Unidos, creció a su ritmo más veloz desde 2006 y se prevé que mantenga un enérgico ritmo de crecimiento este año.

Un reporte por separado del Departamento del Trabajo mostró que las solicitudes iniciales de subsidios estatales por desempleo subieron en 25.000, a una cifra desestacionalizada de 304.000, la semana pasada, pero la tendencia subyacente permaneció consistente con un fortalecimiento del mercado laboral.

Las dificultades para ajustar el dato por fluctuaciones estacionales provocó volatilidad en los pedidos de la ayuda de desempleo en las últimas semanas.

El promedio móvil de cuatro semanas para nuevas solicitudes, considerado una mejor medición de las tendencias del mercado laboral debido a que elimina la volatilidad semanal, bajó en 3.250, a 289.750, la semana pasada.

“La tendencia (en el crecimiento de las nóminas) probablemente aún esté sólidamente sobre los 200.000 por mes, más que suficiente para mantener a la tasa de desempleo en una tendencia a la baja”, comentó el economista jefe de High Frequency Economics en Valhalla, Nueva York, Jim O‘Sullivan.

La economía estadounidense ha creado más de un millón de puestos de trabajo en los últimos tres meses, un logro no visto desde 1997.

Una medición clave de la capacidad ociosa en el mercado laboral -el número de personas que buscan empleo por cada plaza abierta- alcanzó en diciembre su menor nivel desde 2007.

En un reporte separado, el Departamento de Comercio dijo que los inventarios de empresas en Estados Unidos subieron un 0,1 por ciento en diciembre, menos que el 0,2 por ciento esperado por los analistas, lo que respaldó las opiniones de que el crecimiento en el cuarto trimestre de 2014 habría sido menor a lo previsto inicialmente.

Editado en español por Patricio Abusleme

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below