19 de febrero de 2015 / 9:59 / en 3 años

Aumenta la presión para resolver disputa laboral en puertos de la costa oeste EEUU

LOS ANGELES (Reuters) - Dos secretarios del gabinete se sumaron el miércoles a líderes del Congreso, tres gobernadores y un alcalde para presionar a las navieras y el sindicato de trabajadores portuarios a fin de que resuelvan una disputa que ha dado lugar a meses de agitación y retrasos en las cargas en 29 puertos de la Costa Oeste de Estados Unidos.

El secretario de Trabajo, Tom Perez, y la secretaria de Comercio, Penny Pritzker, intervinieron como emisarios del presidente Barack Obama.

El mandatario demócrata ha estado bajo una creciente presión política para resolver un conflicto que ha afectado a la cadena de suministro comercial en todo el Pacífico y podría, según algunas estimaciones, costar miles de millones de dólares a la economía estadounidense.

La congestión de la carga, por la que el sindicato y las navieras se culpan mutuamente, ha disminuido el tráfico de mercancías desde octubre en los puertos, que manejan casi la mitad de todo el comercio marítimo de Estados Unidos y más del 70 por ciento de las importaciones del país desde Asia.

Más recientemente, las navieras han reducido drásticamente las operaciones en las terminales, suspendiendo la carga y descarga de buques en los turnos de noche, días festivos y fines de semana en los cinco puertos más activos.

Los sindicatos y compañías de envío se acusan mutuamente de instigar las interrupciones para ganar influencia en las negociaciones de contratos que se han dilatado por nueve meses, y que se estancaron en las últimas dos semanas.

El agente de negociación del grupo que representa a las navieras y operadores de las terminales, la Asociación Marítima del Pacífico, ha dicho que las negociaciones se toparon con un obstáculo relativo a la demanda sindical de modificar el sistema de arbitraje vinculante en disputas de contratos.

El sindicato International Longshore and Warehouse Union, que representa a 20.000 trabajadores portuarios, ha insistido en que un acuerdo estaba cerca en las negociaciones, cuya supervisión fue asignada el mes pasado un mediador federal.

Perez se unió a las negociaciones en San Francisco por primera vez el martes, según su portavoz, Xochitl Hinojosa, instando a las partes a "llegar a un acuerdo inmediato para evitar más daño a nuestra economía".

La portavoz dijo que a él se unieron el miércoles para otra ronda de negociaciones Pritzker y el alcalde de Los Angeles, Eric Garcetti, en cuya ciudad se encuentra el puerto de carga más activo del país.

Fuentes cercanas a la situación dijeron que Perez se juntó con cada parte por separado, luego brevemente juntos el martes, y se reunió con ambas partes de nuevo el miércoles mientras las negociaciones y consultas en privado se extendían hasta la noche.

Mientras tanto, los gobernadores de los tres estados de la Costa Oeste -California, Oregon y Washington- emitieron un comunicado el miércoles dando la bienvenida a la participación de Perez y pidiendo una resolución rápida de la controversia.

Por otra parte, ocho congresistas republicanos que lideran paneles de la Cámara baja y el Senado con jurisdicción sobre el transporte y la mano de obra enviaron una carta a Obama el miércoles instándolo a adoptar nuevas medidas sin especificar si un acuerdo no se alcanza el 2 de marzo - dos meses después de la fecha en que se nombró al mediador federal.

Reporte de Steve Gorman en Los Angeles; Reporte adicional de Krista Hughes en Washington. Editado en español por Carlos Aliaga

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below