24 de febrero de 2015 / 14:32 / en 3 años

Inflación de México queda estable en primera mitad de febrero

MÉXICO DF (Reuters) - La inflación interanual de México se ubicó en un 3.04 por ciento hasta la primera quincena de febrero, estable contra el 3.05 por ciento del periodo previo y cerca del objetivo oficial, aliviada por la caída en los precios de algunos productos agropecuarios y la electricidad.

Una verdulería en el mercado San Juan de Ciudad de México, mayo 14 2014. La inflación interanual de México se ubicó en un 3.04 por ciento hasta la primera quincena de febrero, estable contra el 3.05 por ciento del periodo previo y cerca del objetivo oficial, aliviada por la caída en los precios de varios alimentos. REUTERS/Edgard Garrido

Inclusive, la lectura quincenal fue menor que el 3.09 por ciento previsto por analistas en un sondeo de Reuters. [ID:nL1N0VT35A]

El autónomo banco central tiene un objetivo de inflación del 3 por ciento, con un rango de tolerancia de un punto porcentual por arriba y abajo de la cifra.

Solo en la primera mitad del mes, el índice de precios al consumidor subió un 0.11 por ciento, empujada por los precios de la telefonía móvil y la carne de res, entre otros, según cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Pero las alzas fueron compensadas por un descenso del 28 por ciento en los precios del tomate, del -2 por ciento en el pan, del -6.6 por ciento en la cebolla y del -0.37 por ciento en la electricidad, entre otros productos más.

El índice subyacente, considerado un mejor parámetro para medir la trayectoria de los precios porque elimina algunos productos de alta volatilidad, subió un 0.28 por ciento en la primera quincena de febrero.

El índice subyacente interanual -el referente para las decisiones de política monetaria- se ubicó en un 2.42 por ciento al corte quincenal, acelerándose respecto al 2.25 por ciento del periodo previo.

Esto, según Alberto Ramos de Goldman Sachs, podría tratarse de un tímido reflejo de cierto traspaso a los precios por la depreciación que ha venido observando la moneda local.

“Las débiles condiciones de la demanda doméstica y la holgura en la economía deberían prevenir el surgimiento de presiones derivadas de la demanda o de los costos”, dijo Ramos en un reporte.

“No obstante, la severa depreciación del peso contra el dólar desde la primera mitad del año pasado agrega riesgos al alza para el panorama de inflación”, agregó.

La fortaleza del dólar, alentada en parte por un eventual giro en la política monetaria de Estados Unidos, motivó el año pasado una depreciación del peso mexicano de poco más de 13 por ciento.

Sin embargo, el jefe del banco central, Agustín Carstens, reafirmó la semana pasada que la inflación cerrará este año debajo del objetivo oficial. [ID:nL1N0VS1T2]

Reporte de Luis Rojas; Editado por Silene Ramírez / REUTERS GB

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below