9 de marzo de 2015 / 18:39 / hace 2 años

Ni siquiera la nieve puede enfriar recuperación de empleo EEUU

Una persona rellena una aplicación en una feria laboral para veteranos de las Fuerzas Armadas en Carson, EEUU, oct 3 2014. Ni siquiera la nieve puede enfriar la recuperación del empleo en Estados Unidos. La debilidad del mercado laboral en el invierno boreal pasado fue atribuida en mayor medida al mal tiempo. Esta vez, de diciembre a febrero se crearon en promedio más de 100.000 puestos más por mes pese a un clima frío parecido.Lucy Nicholson

WASHINGTON (Reuters Breakingviews) - Ni siquiera la nieve puede enfriar la recuperación del empleo en Estados Unidos. La debilidad del mercado laboral en el invierno boreal pasado fue atribuida en mayor medida al mal tiempo. Esta vez, de diciembre a febrero se crearon en promedio más de 100.000 puestos más por mes pese a un clima frío parecido.

Con las contrataciones sobre pie firme, es momento de poner a descansar la más vieja y peor de las excusas.

Los números del empleo para febrero volvieron a ser excelentes.

La economía estadounidense agregó 295.000 empleos, acumulando 12 meses por encima de 200.000, un logro que no se conseguía desde 1977.

En tanto, la tasa de desempleo disminuyó 0,2 puntos porcentuales a 5,5 por ciento, el mínimo desde que terminó la recesión y dentro del rango de lo que los economistas generalmente consideran pleno empleo.

Si bien la cifra principal se benefició de una baja en la fuerza laboral, la tasa de participación laboral también se ha estabilizado alrededor del 62,8 por ciento por más de un año.

La incorporación de 863.000 nuevos empleados en los tres últimos meses parece particularmente impresionante, considerando el tiempo brutal en el que fueron contratados. Febrero es el mes en el que se registran las temperaturas más bajas en muchas partes de Estados Unidos.

Algunas ciudades experimentaron caídas récord de nieve durante el mes, como los 165 centímetros observados en Boston.

Si bien las condiciones no fueron mucho mejores hace un año, en general fueron usadas para explicar todo tipo de problemas económicos y corporativos.

En términos de empleo, el período de tres meses de diciembre a febrero produjo 154.000 puestos en promedio el invierno pasado comparado con 288.000 un año después.

La industria de la construcción, en particular, ilustra la debilidad del argumento basado en culpar al mal tiempo. Pocos sectores sufren tanto de un invierno duro. Pero desde diciembre se crearon unos 122.000 puestos, el tercer mejor ritmo en tres meses desde el 2006.

Sin embargo, la superación de los problemas de la temporada no hizo que todo luciera bien.

Las ganancias horarias promedio se incrementaron solo 0,1 por ciento en febrero.

En las últimas recesiones, solo cuando la tasa de desempleo caía debajo de 5 por ciento el crecimiento de los salarios realmente despegaba.

Eso podría ocurrir solo durante el próximo invierno, pero la economía estadounidense -y los inversores- deberían sentirse bien ignorando a la Madre Naturaleza.

REUTERS GB LS

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below