18 de marzo de 2015 / 21:24 / en 3 años

Fed abre más la puerta a alza de tasas, pero baja sus previsiones económicas

WASHINGTON (Reuters) - La Reserva Federal de Estados Unidos se acercó un paso más a una muy anticipada subida de tasas de interés, que sería la primera desde el 2006, pero bajó sus proyecciones de crecimiento económico e inflación lo que señala que no tiene prisa en llevar los costos del endeudamiento a niveles más normales.

La presidenta de la Reserva Federal, Janet Yellen, habla en una rueda de prensa en Washington. 18 de marzo de 2015. La Reserva Federal de Estados Unidos se acercó un paso más a una muy anticipada subida de tasas de interés, que sería la primera desde el 2006, pero bajó sus proyecciones de crecimiento económico e inflación lo que señala que no tiene prisa en llevar los costos del endeudamiento a niveles más normales. REUTERS/Joshua Roberts

El banco central estadounidense quitó la referencia a ser “paciente” sobre un alza de tasas en su comunicado de política monetaria, abriendo la puerta más aún a que ocurra en el próximo par de meses. Aún así colocó una nota de cautela sobre la recuperación económica.

Los funcionarios de la Fed redujeron también la mediana de sus previsiones para la tasa de los fondos federales para fines de 2015 a un 0,626 por ciento desde el 1,125 por ciento de los pronósticos de diciembre.

El cambio, junto a otras preocupaciones económicas mencionadas por la Fed, envió un mensaje más moderado del que esperaban los inversores, y llevaron al mercado a retrasar hacia el otoño boreal las apuestas previas a un aumento de las tasas a mediados de año.

“Sólo porque quitamos la palabra ‘paciente’ del comunicado no significa que vayamos a ser impacientes”, dijo la presidenta del banco central, Janet Yellen, en una rueda de prensa.

Las acciones en Wall Street repuntaron y los precios del petróleo escalaron hasta un 5 por ciento tras el comunicado del organismo monetario. El dólar se desplomó frente a otras importantes monedas y el retorno del bono estadounidense a 10 años bajó del 2 por ciento por primera vez desde el 2 de marzo.

En sus proyecciones económicas trimestrales, la Fed redujo su expectativa de inflación para este año y recortó el pronóstico de crecimiento económico. En el comunicado reiteró su preocupación de que las mediciones de inflación marchaban por debajo de las expectativas, presionadas en parte por la caída de los precios de la energía.

“No veo presiones de precios o salarios”, dijo Craig Dismuke, economista jefe de Vining Saparks. “Junio no está fuera de la mesa, pero es improbable. Septiembre es el momento más probable para la primera alza de tasas. Pueden tener un alza de tasas este año, tal vez dos”.

FLEXIBILIDAD

La Fed apuntó que un incremento de los tipos en su reunión de abril era “improbable” y dijo que su cambio de orientación no quiere decir que ya decidió el momento de un alza. Yellen dijo a periodistas que una decisión en junio no podía descartarse.

Sin embargo, el comunicado dio a la Fed suficiente flexibilidad como para actuar más adelante en el año, enfatizando en que cualquier decisión dependerá de los datos.

“El comité (de Mercado Abierto) anticipa que será apropiado subir el objetivo de rango de la tasa de fondos federales cuando haya visto una mejora mayor del mercado laboral y esté razonablemente confiado en que la inflación volverá a su objetivo de medio plazo del 2 por ciento”, dijo la Fed en su comunicado.

Previamente, el banco había dicho que sería paciente en considerar cuándo llevaría la política monetaria a niveles más normales.

Yellen ha mantenido las tasas cerca del cero por ciento desde que asumió al frente del banco central en febrero del año pasado, pero también ha supervisado una constante reducción gradual de las promesas de dinero barato.

Y mientras Yellen establece los fundamentos para el “despegue” de las tasas, la Fed sigue lidiando con datos contradictorios: fuerte creación de empleo, crecimiento continuo y una saludable demanda del consumidor local, combinados con un colapso global de los precios del crudo y una rápida alza del dólar que podría significar que la Fed siga lejos de su meta inflacionaria.

La Fed rebajó su visión de la actividad económica, al decir que el crecimiento se ha “moderado de cierta manera”, un cambio desde diciembre, cuando citó la expansión de la actividad a un ritmo sólido.

La tasa de fondos federales ha estado en su mínimo desde diciembre del 2008. La última vez que la Fed subió las tasas fue en junio del 2006, cuando el auge del mercado inmobiliario y el fuerte crecimiento económico la llevaron a incrementar el tipo referencial a un 5,25 por ciento.

No hubo disenso entre los funcionarios en el comunicado de la Fed.

reporte de Michael Flaherty, editado por Javier López de Lérida/Gabriel Burin

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below