26 de marzo de 2015 / 17:38 / hace 2 años

ENTREVISTA-Canal de Panamá evalúa nuevo proyecto de expansión por 17,000 mln dlr

El jefe de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP), Jorge Quijano, en una entrevista con Reuters en Ciudad de Panamá, mar 24 2015. La Autoridad del Canal de Panamá, que está entrando en la etapa final de una enorme ampliación, ya estudia un proyecto aún más ambicioso con valor de hasta 17,000 millones de dólares que le permitiría manejar los barcos más grandes del mundo. REUTERS/Carlos Jasso

COCOLÍ, Panamá (Reuters) - La Autoridad del Canal de Panamá, que está entrando en la etapa final de una enorme ampliación, ya estudia un proyecto aún más ambicioso con valor de hasta 17,000 millones de dólares que le permitiría manejar los barcos más grandes del mundo.

Los trabajadores están terminando de instalar esclusas gigantes de 22 pisos de alto para dar cabida a buques más grandes “Post-Panamax” a través del Canal, que es una de las rutas marítimas más transitadas del planeta.

El proyecto actual, que involucra un tercer juego de esclusas, está encabezado por la italiana Salini Impregilo y la española Sacyr y deberá estar abierto el 1 de abril de 2016.

Pero Jorge Quijano, jefe de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP), ya está viendo más allá de esta obra hacia un cuarto juego de esclusas que atendería a una generación de buques aún más grandes que pueden cargar 20,000 contenedores.

“Viendo la geología que tenemos, la experiencia que obtuvimos aquí con la ampliación actual, consideramos que es un proyecto que puede estar costando entre 16,000 y 17,000 millones de dólares”, dijo el funcionario, agregando que le permitiría a Panamá competir directamente con el Canal de Suez, en Egipto.

La ACP ha discutido por largo tiempo la construcción de un cuarto juego de esclusas, pero Quijano dijo que ahora está considerándolo seriamente por primera vez.

El tráfico de contenedores a través del Canal se ha incrementado entre 3 y 4 por ciento en los últimos meses a causa de retrasos en los puertos de la Costa Oeste de Estados Unidos, golpeados por una disputa laboral, ya resuelta, que afectó el comercio Trans-Pacífico, dijo Quijano.

“Ha tenido una repercusión negativa para ellos (EEUU) y algo positivo para nosotros pero el mayor ganador ha sido el Canal de Suez, porque ellos sí pueden manejar directamente los buques Post-Panamax”, comentó.

Si el Canal sigue adelante con el proyecto, Quijano afirmó que podría terminarlo en unos 15 años y que las opciones de financiamiento incluye tanto la emisión de deuda como los recursos propios de la vía interoceánica.

La firma China Harbour Engineering Company Ltd (CHEC), una subsidiaria de la estatal China Communications Construction Co Ltd, ha expresado interés en construir y financiar el cuarto juego de esclusas en Panamá, y Quijano dijo que se reunió con ejecutivos de la firma durante la semana.

Más al norte, en la empobrecida Nicaragua, un poco conocido empresario chino se ha comprometido a construir un canal de 50,000 millones de dólares para rivalizar con Panamá, aunque algunos expertos muestran escepticismo por los elevados costos, desafíos ambientales y la falta de experiencia de esa empresa en proyectos similares.

El actual plan de expansión del Canal de Panamá fue estimado originalmente en unos 5,250 millones de dólares, pero los costos han subido tras una disputa entre la ACP y el consorcio Grupo Unidos por el Canal (GUPC), encargado del tercer juego de esclusas. Hasta el momento GUPC ha hecho reclamos adicionales por 2,300 millones de dólares, dijo Quijano.

Giuseppe Quarta, el director de GUPC, dijo que no está seguro de que los miembros del consorcio estén interesados en licitar por ese cuarto juego de esclusas, argumentando que la ACP ha rechazado reiteradamente sus reclamos financieros.

Quijano alega que el Canal ya ha perdido ingresos por unos 400 millones de dólares por los retrasos causados por esa disputa.

Las enormes esclusas nuevas están lado a lado con las existentes e incluyen un complejo sistema de depósitos que llenan y vacían las esclusas usando la gravedad, en lugar de bombas mecánicas.

Algunas secciones del centenario Canal están siendo dragadas para dar paso a buques de mayor calado.

Cualquier proyecto de expansión en Panamá dependerá de los flujos comerciales, dijo el importante cliente del Canal Maersk Line, unidad de A.P. Moller-Maersk, que emplea la ruta entre 300 y 350 veces al año.

“La gran pregunta para cualquier expansión futura del Canal de Panamá es si el crecimiento del comercio sostendrá la inversión adicional”, dijo Robbert Jan van Trooijen, director de Maersk Line para Latinoamérica y el Caribe.

Agregó que “para mí, ver uno de esos (mega) buques acercándose a Latinoamérica, está en el futuro muy distante”.

Traducido por Verónica Gómez Sparrowe y Tomás Sarmiento, editado por Manuel Farías

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below