2 de abril de 2015 / 16:54 / en 3 años

Dato de subsidios por desempleo impulsa panorama laboral EEUU, déficit comercial se ajusta

WASHINGTON (Reuters) - El número de estadounidenses que solicitó por primera vez el seguro estatal de desempleo cayó inesperadamente la semana pasada, lo que sugiere que el mercado laboral continúa expandiéndose a un ritmo sólido, pese a que el crecimiento de la economía se ha estancado.

La sostenida fortaleza del mercado laboral apoya el argumento de que la acentuada desaceleración de la economía probablemente sea temporal. Una serie de factores que van desde las malas condiciones climáticas a la apreciación del dólar restó impulso a la actividad en el primer trimestre.

“El reporte de hoy (jueves) refuerza nuestra postura de que las condiciones del mercado laboral continúan mejorando pese a los recientes indicadores débiles en sectores relacionados con el crecimiento del PIB”, dijo Daniel Silver, un economista de JPMorgan en Nueva York.

Las solicitudes iniciales del beneficio para desocupados cayeron en 20.000 a un total desestacionalizado de 268.000 en la semana terminada el 28 de marzo, dijo el jueves el Departamento de Trabajo. Se trata del menor nivel desde enero. [nL2N0WZ0M1]

El promedio móvil de cuatro semanas de los pedidos, considerado una medición más precisa de las tendencias en el mercado laboral porque suaviza la volatilidad semanal, cayó en 14.750 a 285.500 solicitudes la semana pasada.

El panorama optimista para el mercado laboral también fue destacado por señales de que más personas están dejando atrás los pedidos de beneficios por desempleo.

La cantidad de estadounidenses que aún reciben beneficios después de una semana inicial de asistencia cayó en 88.000 a 2,33 millones en la semana que terminó el 21 de marzo. Fue la menor lectura desde diciembre del 2000

La robustez del mercado laboral debería mantener a la Reserva Federal en camino a comenzar a subir su tasa de interés de referencia este año.

CON MIRAS A REPORTE CLAVE

Si bien los datos sobre subsidios por desocupación de la semana pasada no influyen en el informe de empleo de marzo que será publicado el viernes porque caen fuera del periodo analizado, deberían ayudar a disipar los temores respecto a una ralentización más prolongada del crecimiento.

Las nóminas no agrícolas posiblemente se incrementaron en 245.000 el mes pasado y la tasa de desempleo se habría mantenido en 5,5 por ciento, un mínimo de más de seis años y medio, de acuerdo a un sondeo realizado por Reuters entre economistas.

La economía, que se ha visto afectada por una demanda global más débil y una disputa laboral -ya resuelta- en los puertos de la Costa Oeste, además del ascenso del dólar y el severo invierno boreal, se vio fortalecida por un inesperado aumento de los pedidos de bienes duraderos a las fábricas en febrero.

El Departamento de Comercio dijo el jueves que los nuevos pedidos de productos manufacturados subieron un 0,2 por ciento, el mayor avance desde julio pasado, luego de una baja revisada de 0,7 por ciento en enero.

Los economistas encuestados por Reuters esperaban una baja de 0,5 por ciento en febrero luego de una caída reportada anteriormente de 0,2 por ciento en enero. [nL2N0WZ0UT]

CAÍDA DEL DÉFICIT COMERCIAL

Y en otro reporte, el Departamento de Comercio informó que el déficit comercial se contrajo un 16,9 por ciento a 35.400 millones de dólares, el menor desde octubre del 2009.

Los economistas encuestados por Reuters anticipaban un saldo negativo de 41.200 millones de dólares. [nL2N0WZ0LW]

La caída del déficit, que podría hacer que los economistas eleven sus estimaciones del crecimiento económico del primer trimestre, probablemente sea temporal, teniendo en cuenta la fortaleza del dólar y la debilidad de la demanda global.

“Estaremos pendientes si las importaciones suben en los próximos meses, puesto que el gasto del consumidor gana cierto impulso ante el incremento de los niveles de empleo”, dijo Anthony Karydakis, jefe de estrategia económica de Miller Tabak en Nueva York.

La disputa en los puertos de la Costa Oeste parece haber ralentizado el flujo de importaciones y exportaciones. El alza del dólar, además del desplome de los precios del petróleo, posiblemente impactaron también a la balanza comercial de febrero.

En febrero, las importaciones bajaron un 4,4 por ciento a 221.700 millones de dólares, el menor nivel desde abril de 2011. Las importaciones de productos petroleros cedieron a un piso desde septiembre de 2004, y el precio promedio de las compras de crudo al exterior se ubicó cerca de un mínimo de seis años.

Las exportaciones cedieron un 1,6 por ciento a 186.200 millones de dólares en febrero, el menor nivel desde octubre del 2012.

Las exportaciones a Canadá y México -los principales socios comerciales de Estados Unidos- retrocedieron en febrero. Las ventas a China se hundieron un 8,9 por ciento, mientras que las exportaciones a la Unión Europea se mantuvieron sin cambios.

Las importaciones desde China se derrumbaron un 18,1 por ciento, lo que llevó al déficit comercial entre ambos países -un tema políticamente sensible- a 22.500 millones de dólares.

Reporte de Lucia Mutikani. Editado en español por Marion Giraldo. LEA

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below