30 de abril de 2015 / 9:46 / en 2 años

BOJ recorta previsiones de inflación, aplaza cronograma para alcanzar objetivo

TOKIO (Reuters) - El Banco de Japón recortó el jueves sus previsiones de precios al consumidor y aplazó de nuevo el plazo para alcanzar una ambiciosa meta de inflación, pero se abstuvo de ampliar su programa de estímulo, esperando que una recuperación de la economía impulse gradualmente a los precios.

En la imagen, un hombre pasa junto a un edificio del Banco de Japón en Tokio el 18 de febrero de 2015. El Banco de Japón recortó el jueves sus previsiones de precios al consumidor y aplazó de nuevo el plazo para alcanzar una ambiciosa meta de inflación, pero se abstuvo de ampliar su programa de estímulo, esperando que una recuperación de la economía impulse gradualmente a los precios. REUTERS/Thomas Peter

El Banco de Japón (BOJ, por su sigla en inglés) ahora espera alcanzar su objetivo de inflación de un 2 por ciento entre abril y septiembre del 2016, diluyendo la previsión de que la meta sería lograda en torno al año fiscal en curso, que comenzó este mes.

Los precios al consumidor probablemente serán planos “por el momento, mientras la tendencia subyacente de la inflación se eleva de manera constante y los efectos de la caída de los precios del crudo se disipan, acelerando hacia el 2 por ciento - el objetivo de estabilidad de precios”, dijo el banco central en su reporte semestral sobre perspectivas económicas y de precios.

Los economistas habían sido escépticos de que el BOJ podría cumplir su objetivo dentro de su plazo original, y el colapso de los precios mundiales del petróleo el año pasado, sumado a un crecimiento económico tibio, alejaron aún más esa posibilidad.

“Es cierto que el cronograma para alcanzar una inflación de un 2 por ciento se ha retrasado un poco”, dijo el gobernador del BOJ, Haruhiko Kuroda, en una conferencia de prensa.

“Pero la tendencia inflacionaria está mejorando de manera constante y se espera que continúe mejorando. Por esto, no creo que haya una necesidad de flexibilizar la política adicionalmente ahora”, agregó.

Sin embargo, Kuroda reiteró que “no hay cambio en nuestra postura de que no dudaremos en ajustar la política ante cualquier señal de cambio en la tendencia inflacionaria”.

Como se esperaba, el banco central mantuvo su enorme programa de compra de activos, con la esperanza de que el aumento en los salarios estimule el gasto y finalmente avive la inflación.

El BOJ seguirá aumentando la base monetaria a un ritmo anual de 80 billones de yenes (700.000 millones de dólares) a través de compras de bonos soberanos y activos de riesgo.

Con una inflación en un punto muerto debido a los alicaídos precios del petróleo, el directorio de nueve miembros del BOJ redujo su pronóstico de inflación subyacente al consumidor para este año fiscal a un 0,8 por ciento desde un 1,0 por ciento, en línea con las expectativas.

Como es probable que el IPC se mantenga en torno a cero, esto podría afectar el ritmo de aumento en las expectativas de inflación, dijo el banco central.

Sin embargo, muchos analistas esperan que el BOJ relaje su política monetaria más tarde este año.

“Creemos que el banco central anunciará medidas mejoradas de flexibilización para el final del segundo trimestre, muy probablemente en la reunión de política del 19 de junio”, dijo el economista de HSBC Izumi Devalier en una nota de investigación.

(1 dólar = 119,11 yenes)

Reporte de Leika Kihara, Stanley White, Tetsushi Kajimoto y Mari Saito. Editado en español por Carlos Aliaga

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below