30 de abril de 2015 / 15:48 / hace 2 años

RESUMEN- Solicitudes subsidios por desempleo EEUU caen a mínimos en 15 años, gasto del consumidor sube

Un anuncio de empleo colocado en una calle en Brooklyn, EEUU, oct 23 2013. El número de estadounidenses que solicitó por primera vez el subsidio semanal de desempleo cayó la semana pasada a su menor nivel en 15 años mientras que el gasto del consumidor subió en marzo, en señales de que la economía recupera su impulso tras un periodo de debilidad en el primer trimestre.Shannon Stapleton

WASHINGTON (Reuters) - El número de estadounidenses que solicitó por primera vez el subsidio semanal de desempleo cayó la semana pasada a su menor nivel en 15 años mientras que el gasto del consumidor subió en marzo, en señales de que la economía recupera su impulso tras un periodo de debilidad en el primer trimestre.

El panorama económico recibió otro espaldarazo por un reporte que mostró un sólido aumento de los salarios en el primer trimestre, que debería hacer que la Reserva Federal se mantenga encaminada a subir las tasas de interés este año.

Los pedidos iniciales de beneficios estatales por desempleo bajaron en 34.000, a una cifra desestacionalizada de 262.000 en la semana que terminó el 25 de abril, la lectura más baja desde abril del 2000, dijo el jueves el Departamento del Trabajo.

Se trató del octavo mes consecutivo en que el dato permaneció bajo los 300.000, que usualmente es asociado con un fortalecimiento del mercado laboral, lo que sugiere que la moderación en el crecimiento del empleo en marzo probablemente se debió a una anomalía.

Economistas consultados en un sondeo de Reuters proyectaban que los pedidos bajaran a 290.000 la semana pasada.

El promedio móvil de cuatro semanas para las solicitudes, considerado una mejor medición de las tendencias del mercado laboral debido a que elimina la volatilidad semanal, bajó en 1.250 la semana pasada, a 283.750.

Las acciones de Estados Unidos abrieron a la baja tras el dato, mientras que los precios de los bonos del Tesoro cayeron. El dólar operaba mayormente sin cambios frente a una cesta de monedas.

En otro informe, el Departamento de Comercio dijo que el gasto del consumidor subió un 0,4 por ciento en marzo debido a que los hogares aumentaron las compras de bienes costosos, como automóviles.

El avance tuvo lugar después de un incremento de 0,2 por ciento en febrero y apuntó a que el gasto del consumidor cobró impulso a fines del primer trimestre, lo que es un buen augurio para el consumo en el período de abril a junio.

Aunque eso debería impulsar al crecimiento en el segundo trimestre, el repunte en la actividad económica probablemente sea contenido por un exceso de inventarios, la fortaleza del dólar y recortes de inversiones en el sector energético.

Economistas consultados en un sondeo de Reuters proyectaban que el gasto del consumidor, que responde por más de dos tercios de la actividad económica de Estados Unidos, subiera un 0,5 por ciento el mes pasado.

Ajustado por inflación, el gasto del consumidor avanzó un 0,3 por ciento en marzo tras permanecer plano el mes previo.

La economía se desaceleró hasta casi parar en el primer trimestre debido al mal clima invernal, a una disputa ya resuelta en los puertos de la Costa Oeste, a la fortaleza del dólar y a los menores costos de la energía, que han afectado a la producción de petróleo interna.

La Fed reconoció el miércoles la aguda moderación del crecimiento en el primer trimestre, pero la desestimó pues cree que fue provocada en parte por factores transitorios.

El mes pasado, el gasto se aceleró pese a que los ingresos personales permanecieron planos. Pero la debilidad de los ingresos probablemente será temporal en la medida en que el mercado laboral se ajuste gradualmente.

AUMENTO DE SALARIOS

En un tercer reporte, el Departamento del Trabajo dijo que el Índice de Costos del Empleo, la medida más amplia de costos laborales, subió un 0,7 por ciento, el mayor avance desde el tercer trimestre de 2014, tras un alza no revisada de 0,5 por ciento en el cuarto trimestre.

Los funcionarios de la Fed y los economistas consideran ampliamente al Índice de Costos del Empleo como una de las mejores mediciones de la capacidad ociosa en el mercado laboral.

Los salarios y empleos, que responden por un 70 por ciento de los costos del empleo, subieron un 0,7 por ciento en el primer trimestre tras avanzar un 0,6 por ciento en el cuarto trimestre.

En los 12 meses hasta marzo, los costos laborales subieron un 2,6 por ciento, el mayor incremento desde el cuatro trimestre de 2008. Eso aún es menor al umbral de 3 por ciento que los economistas dicen que es necesario para llevar a la inflación más cerca de la meta de 2 por ciento de la Fed.

En un cuarto informe, la sede de Chicago del Instituto de Gerencia y Abastecimiento (ISM, por su sigla en inglés) dijo que su índice de actividad empresarial estadounidense subió a 52,3 en abril, que se compara con el dato de 46,3 de marzo y que fue mayor a la lectura de 50,0 esperada por analistas consultados en un sondeo de Reuters.

Editado en español por Patricio Abusleme

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below