16 de mayo de 2015 / 0:17 / hace 2 años

Southern Copper anuncia pausa en proyecto Perú, busca despejar dudas

LIMA, 15 mayo (Reuters) - La minera Southern Copper, una de las mayores productoras de cobre del mundo, anunció el viernes una “pausa” de dos meses en el desarrollo de su proyecto Tía María en Perú para despejar dudas de la población, que protesta contra el desarrollo del plan de 1.400 millones de dólares.

El anuncio del presidente de Southern Copper, Oscar González, se produce poco después de que el presidente Ollanta Humala demandó a la empresa que busque un entendimiento con quienes se oponen a su millonario proyecto.

Agricultores de la provincia peruana de Islay, en la sureña región de Arequipa, protagonizan una protesta desde hace más de 50 días contra Tía María por el temor de que la operación contamine sus tierras y use sus fuentes de agua. Las manifestaciones ya dejaron tres muertos y cientos de heridos.

González dijo en un comunicado de la empresa que la “pausa” permitirá a todos presentar sus inquietudes y temores para identificar las soluciones, convenir el camino y definir las responsabilidades “en un plazo razonable”.

”Hemos escuchado al (...) Presidente de la República

y en el espíritu de recobrar el clima de convivencia pacífica que el país requiere, le solicitamos el tiempo y las facilidades necesarias para poder socializar el proyecto y despejar todas las dudas existentes en los próximos 60 días”, afirmó.

Southern Copper, controlada por el Grupo México, estaba a la espera de la licencia del Gobierno para construir Tía María, una mina que produciría unas 120.000 toneladas de cobre desde el 2017, según la compañía, y que suma años de retraso.

Humala había dicho momentos antes en un mensaje transmitido por la televisión que el Gobierno no tiene motivos para suspender el proyecto porque enfrentaría acciones legales de la empresa, dejando en manos de la minera el destino del plan.

“Demando a la empresa a que manifieste su voluntad y ejecute acciones concretas para generar las bases del entendimiento requeridas para no solo lograr la paz social sino el desarrollo, bases fundamentales para la ejecución de cualquier proyecto”, afirmó el mandatario.

CONTINÚA MALESTAR

La minería es una actividad clave para la economía del país andino porque sus ventas representan alrededor del 60 por ciento del total de sus exportaciones.

Perú es el tercer productor mundial de cobre.

En el 2011, otras tres personas murieron por protestas y el Gobierno ordenó a Southern Copper un nuevo estudio ambiental sobre Tía María, el cual fue aprobado el año pasado.

Partidos oficialistas y de oposición y hasta gremios de empresas privadas habían demandado una tregua a Southern Copper en torno a Tía María, mientras las protestas violentas aún continuaban en algunas zonas aledañas al proyecto.

Una de las autoridades de la zona en conflicto dijo que pese al anuncio de la pausa en el proyecto, no estaba claro aún si los agricultores iban a deponer las protestas.

“Persistimos en lo mismo. Al final no es la empresa que toma la decisión, sino el pueblo”, dijo el alcalde de la localidad de Cocachacra, Helar Valencia. “Hay un malestar tremendo”, agregó.

Más temprano, la policía anunció que detuvo a uno de los líderes de las protestas contra el proyecto por acusaciones de que habría extorsionado a la firma para detener las manifestaciones.

El dirigente Pepe Julio Gutiérrez, presidente del Frente de Defensa del Valle de Tambo, tenía un pedido de prisión preventiva emitido por la fiscalía tras la difusión de un audio en los medios de comunicación en el que una voz, atribuida a él, presuntamente pedía dinero para detener las protestas.

Por ese motivo, el Gobierno suspendió esta semana un diálogo que tenía con la minera para acabar el conflicto en la zona, a donde Humala ha enviado a efectivos militares para controlar la protesta.

Varios proyectos mineros en el país han sido suspendidos en los últimos años en medio de protestas, entre ellos Conga, un desarrollo aurífero de 5.000 millones de dólares de la estadounidense Newmont Mining y la peruana Buenaventura.

En Perú, cuya economía creció en el 2014 a su menor ritmo en cinco años por la caída de los precios de los minerales, hay más de 200 conflictos sociales en su mayoría ligados a temas ambientales, de acuerdo a la Defensoría del Pueblo local.

Colaboración de Mitra Taj; editado por Manuel Farías

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below