4 de junio de 2015 / 13:28 / hace 2 años

RESUMEN-Grecia retrasa pago al FMI, primer ministro informará a Parlamento heleno

El primer ministro griego, Alexis Tsipras da un discurso durante un comité central del partido izquierdista Syriza, en Atenas, 23 de mayo de 2015. El partido Syriza del primer ministro de Grecia, Alexis Tsipras, se mostró furioso el jueves por los términos propuestos por los acreedores de la zona euro para un acuerdo de última hora que evite la quiebra del Gobierno, mientras el jefe del Eurogrupo expuso de nuevo las profundas diferencias entre las partes.Kostas Tsironis

ATENAS/BRUSELAS (Reuters) - Grecia retrasó un pago de deuda al FMI que vencía el viernes, luego que el primer ministro Alexis Tsipras exigió cambios en las condiciones para obtener ayuda de los acreedores internacionales para evitar una bancarrota, en medio de una fuerte molestia entre los partidarios del Gobierno de izquierda.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) dijo que Atenas le había informado que planeaba agrupar cuatro pagos de junio en uno solo de 1.600 millones de euros, que ahora vence el 30 de junio.

Esta es la primera vez en cinco años de crisis que Grecia aplaza el pago de su programa de rescate por 240.000 millones de euros de los gobiernos del bloque monetario y el FMI, aún cuando Tsipras dijo anteriormente esta semana que Atenas tenía el dinero y que realizaría el desembolso.

La demora se produjo luego de que la canciller alemana, Angela Merkel, dijo que el final de las conversaciones aún no está a la vista.

En una señal de los esfuerzos por superar las diferencias restantes, Tsipras, Merkel y el presidente francés, François Hollande, sostuvieron en la noche del jueves una conferencia telefónica, según un funcionario del Gobierno griego.

Tsipras, elegido en enero bajo la promesa de poner fin a las medidas de austeridad, regresó a Grecia tras una ronda de conversaciones con funcionarios de la UE en Bruselas para hacer frente a las protestas por las condiciones del rescate, que violarían las llamadas "líneas rojas" de su partido Syriza.

Según un funcionario heleno, el líder izquierdista dijo a los ministros de su Gobierno que no aceptará "propuestas extremas" y que los acreedores deben entender que el pueblo griego ya ha sufrido bastante.

"Ellos no han dado un paso atrás, sin importar la convergencia que se alcanzó durante estos cuatro meses sobre las reformas que Grecia incluyó en sus propuestas, pero no así el borrador de los prestamistas", dijo un funcionario del Gobierno griego bajo condición de anonimato.

"Su postura genera preguntas sobre si han contribuido a alcanzar una solución mutuamente beneficiosa", agregó.

Tsipras informará al Parlamento sobre las negociaciones a las 1500 GMT del viernes.

Anteriormente, el primer ministro dejó las conversaciones con el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, y el presidente del grupo de ministros de Finanzas de la zona euro, Jeroen Dijsselbloem, diciendo que un acuerdo con los prestamistas estaba "a la vista" y que Atenas haría un pago de 300 millones de euros al FMI el viernes.

Su tono, sin embargo, pareció endurecerse después de encontrarse con una violenta reacción en Atenas.

GRANDES DIFERENCIAS

Funcionarios europeos se mostraron aún optimistas de que pueda alcanzarse un acuerdo en los próximos días, pero reconocieron la existencia de grandes brechas y dijeron estar a la espera de contrapropuestas griegas.

Tsipras rechazó los recortes a las pensiones y un aumento al impuesto a la electricidad, puntos que, según él, exigían los acreedores junto a otras condiciones para lograr la liberación de préstamos congelados que eviten una cesación de pagos, que podría golpear a la zona euro y los mercados globales.

Fuentes familiarizadas con el plan de cinco páginas dijeron que los prestamistas exigieron a Atenas comprometerse con la venta de activos estatales y el mantenimiento de unas reformas laborales impopulares, demandas que traspasarían las "líneas rojas" del Gobierno.

Los prestamistas exigen que Grecia reduzca el gasto en pensiones en 1 punto porcentual del Producto Interno Bruto y que eleve más de 1 por ciento, o 1.800 millones de euros (2.000 millones de dólares) el impuesto al valor agregado para productos que van desde medicamentos a la electricidad, dijeron fuentes a Reuters.

Merkel, la líder más influyente de la UE, dijo que aún no se avisora el término de las negociaciones.

"Las conversaciones están muy lejos de llegar a una conclusión", dijo la canciller alemana en una rueda de prensa.

Merkel ha tratado de acelerar el ritmo de las negociaciones, buscando en parte evitar que la cumbre del G-7 que se realizará el fin de semana en Alemania se convierta en otra sesión sobre la crisis en la zona euro.

Su portavoz dijo que Tsipras no sería invitado a la cumbre.

Dijsselbloem, en tanto, sostuvo que las conversaciones en Bruselas habían reducido los temas pendientes, pero que las diferencias eran "aún muy grandes", por lo que se espera que Atenas presente alternativas a algunas de las propuestas de los prestamistas en pocos días.

Un funcionario de la Unión Europea dijo que Tsipras no viajará a Bruselas el viernes para continuar con las negociaciones ante los acreedores.

Los detalles de la propuesta de los prestamistas se conocieron en Atenas durante la jornada, generando que el Gobierno y Syriza calificaran las condiciones como inaceptables.

La reacción elevó el riesgo de una división en Syriza si el primer ministro decide aceptar el acuerdo, considerando que una gran mayoría de griegos desea permanecer en la zona euro.

"(Juncker) asumió el trabajo sucio y presentó el plan más vulgar, homicida y severo cuando todos esperaban que el acuerdo estuviera más cerca", dijo Alexis Mitropoulos, vicepresidente del Parlamento griego y miembro de Syriza al canal Mega TV.

"Y ocurrió en un momento en que finalmente estamos avanzando a un acuerdo que todos queremos porque descartamos un enfrentamiento que podría llevar a una tragedia", agregó.

Avgi, el diario vinculado a Syriza, tituló en su edición del jueves: "¿Continuidad de la austeridad? No, gracias", mientras que el periódico más popular de Grecia, el Ta Nea, publicó: "Un acuerdo llevará a una pena de muerte".

(1 dólar = 0,8803 euros)

Reporte adicional de Deepa Babington, Karolina Tagaris y George Georgiopoulos en Atenas, Anna Yukhananov en Washington, Alastair Macdonald y Foo Yun Chee en Bruselas. Escrito por Paul Taylor. Editado en español por Marion Giraldo, Rodrigo Charme y Ricardo Figueroa

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below