9 de junio de 2015 / 13:33 / hace 2 años

Líder griego busca el respaldo de su partido y UE advierte sobre esperanzas de acuerdo

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, durante una reunión con el ministro de Exteriores palestino, Riyad al-Maliki (al que no se ve) en Atenas, el 8 de junio de 2015. Grecia presentó a sus acreedores nuevas propuestas para destrabar fondos que eviten que el país caiga en default, mientras el primer ministro, Alexis Tsipras, mostró esperanzas de un acuerdo y advirtió que el costo del fracaso sería enorme.Alkis Konstantinidis

ATENAS/BRUSELAS (Reuters) - El primer ministro griego, Alexis Tsipras, pidió el martes a su rebelde partido Syriza apoyar al Gobierno, en momentos en que se acaba el tiempo para desbloquear fondos de los prestamistas internacionales y evitar una cesación de pagos.

Tsipras hizo la petición cuando los negociadores griegos buscan reducir las diferencias con los prestamistas de la Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) para llegar a un acuerdo que le entregue dinero a cambio de reformas y del que depende, en gran medida, el futuro del país.

Se espera que ambas partes continúen con sus negociaciones el martes, una señal de que se acercaban a una solución de compromiso pese a las feroces protestas sobre las propuestas de la otra parte.

Con las negociaciones en Bruselas ingresando a una fase decisiva, los funcionarios europeos tomaron una postura firme, expresando su frustración con las tácticas de negociación de Grecia e intentaron mostrarle a Atenas la profundidad de los riesgos a los que se enfrenta.

"Haremos todo para mantener a Grecia en la zona euro (...) pero nuestra paciencia se acaba", dijo el ministro de Finanzas de Finlandia, Alexander Stubb.

Jeroen Dijsselbloem, quien preside el Eurogrupo, enfrió las expectativas de que una nueva propuesta de Grecia, que prometió más reformas y austeridad a cambio de financiamiento, puede ser un camino fácil para llegar a un acuerdo.

"He escuchado mucho optimismo de parte de Grecia y es una subestimación de la complejidad de lo que se les está pidiendo", aseguró Dijsselbloem al canal de televisión holandés RTL Nieuws.

La canciller alemana, Angela Merkel, quien se reunirá con Tsipras el miércoles junto al presidente francés, Francois Hollande, ya ha destacado la urgente necesidad de un acuerdo.

El programa de rescate de Grecia con la UE y el FMI expira a fines de este mes y Atenas debe hacer grandes pagos de deuda para ese momento, los que probablemente serían imposibles sin los fondos de sus acreedores.

"Alexis Tsipras cree que ahora estamos en el punto más crucial de las negociaciones y el partido debe jugar un rol sustancial en apoyar al Gobierno en este esfuerzo", dijo un funcionario gubernamental en un comunicado tras una reunión del comité político de su partido.

Tsipras tiene que ganarse no sólo a los prestamistas sino que también a los miembros del partido izquierdista Syriza, que se opone de manera decidida a los duros términos de austeridad en los que insisten la UE y el FMI a cambio del dinero fresco.

INICIO CON OPTIMISMO

El día comenzó con optimismo en Atenas después que el Gobierno anunció el envío de nuevas propuestas, acordando aumentar aún más el impuesto al valor agregado y proponiendo metas más altas de superávit presupuestario primario.

El mercado bursátil griego cerró con un alza de 0,6 por ciento tras avanzar un 2 por ciento más temprano.

El portavoz jefe de la Comisión Europea dijo que el órgano ejecutivo de la UE aún estudiaba las sugerencias, pero algunos funcionarios desestimaron rápidamente la propuesta.

"Lo que ha sido presentado no es suficiente para avanzar en el proceso", dijo a Reuters un funcionario de la Unión Europea. Otro afirmó que "no es suficiente y no es aceptable para los estados miembros, diría".

Una fuente dijo que Grecia trabajaba para revisar las propuestas. Atenas conversaría con los acreedores el martes con la intención de reducir las diferencias para que así Tsipras pueda finalizar un acuerdo con Bruselas el miércoles, según una fuente con conocimiento del asunto.

Recién la semana pasada, Tsipras desechó como "absurda" la oferta de sus acreedores de dinero en efectivo a cambio de promesas de más reformas y austeridad, pero el martes ofreció esperanzas de que se podría alcanzar un acuerdo.

"Creo que estamos muy cerca de un acuerdo sobre el superávit primario para los próximos años", dijo Tsipras al diario Corriere della Sera. "Sólo es necesario que haya una actitud positiva sobre propuestas alternativas a recortes de pensiones o la imposición de medidas recesivas".

Reporte adicional de Deepa Babington, Toby Sterling, Madeline Chambers, Michael Nienaber, Karolina Tagaris y James Mackenzie; escrito por David Stamp. Editado en español por Patricio Abusleme/Manuel Farías

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below