18 de noviembre de 2016 / 15:37 / en 9 meses

Productores ganaderos de Argentina se preparan para "boom" de exportaciones

Imagen de archivo de ganado en un comedero en Magdalena, Argentina, ene 14, 2016. Cuando en diciembre pasado el flamante presidente Mauricio Macri cumplió su promesa de eliminar los impuestos a las exportaciones argentinas de carne, Alfredo Bigatti decidió no enviar al matadero muchas de sus vacas, sino hacerlas tener cría para multiplicar su rodeo.Enrique Marcarian

CHASCOMÚS, Argentina (Reuters) - Cuando en diciembre pasado el flamante presidente Mauricio Macri cumplió su promesa de eliminar los impuestos a las exportaciones argentinas de carne, Alfredo Bigatti decidió no enviar al matadero muchas de sus vacas, sino hacerlas tener cría para multiplicar su rodeo.

Bigatti es uno de los miles de productores que apuestan a que una baja de la inflación que el Gobierno augura impulsará la rentabilidad del sector y un mayor rodeo permitirán multiplicar las exportaciones de Argentina, que busca volver a ocupar el lugar estelar que ha perdido en los últimos años en el comercio mundial de carne.

"Todos estamos apostando a una mejora en el número de nuestros rodeos. Es un cambio grande", dijo Bigatti en medio de las pasturas y los estruendosos mugidos de las vacas en su campo de 800 hectáreas en la provincia de Buenos Aires, el corazón rural del país.

El productor -que también es veterinario- explicó que los registros de vacunación en Chascomús, el distrito donde está su campo, empezaron a mostrar una incipiente recuperación del rodeo y que él mismo prevé incrementar el suyo un 10 por ciento anual, tras levantarse los límites a las exportaciones y regulaciones que habían reducido la oferta de ganado en los últimos años.

Paradójicamente, los esfuerzos para expandir el rodeo se ven en los números como una reducción de la oferta de carne vacuna, ya que los productores deben retener vacas para hacerlo.

Según la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes y Derivados (Ciccra), la faena cayó 6,1 por ciento en los primeros diez meses del año, a 9,6 millones de cabezas, pero la participación de hembras fue de 40,7 por ciento, un punto porcentual menos que en el mismo período del 2015.

Cristian Feldkamp, técnico del grupo agropecuario CREA, dijo que cada punto porcentual de caída en el ratio de hembras en la faena equivale a una inversión de casi 65 millones de dólares para la expansión del rodeo nacional.

"El 80 por ciento de los ganaderos que encuestamos están pensando en crecer en stock de cría. Y eso habla de que están invirtiendo", señaló Feldkamp.

Pese a la menor oferta, las exportaciones entre enero y octubre subieron 16,2 por ciento frente a igual período de 2015.

Expertos consultados por Reuters prevén que el país cierre el año con exportaciones por 220.000 toneladas de carne bovina, un alza interanual del 10 por ciento, mientras que en 2017 podrían subir a 300.000 toneladas.

El gran salto en las exportaciones, de todos modos, llegará el año siguiente, cuando la lenta reproducción de animales empezará a rendir sus frutos.

"Recién en 2018 nosotros vamos a tener un mejor volumen de novillos de exportación, lo que nos puede permitir tener mayor tonelaje" de embarques, señaló Raúl Milano, director ejecutivo del mercado de ganado Rosgan, en la ciudad de Rosario, donde también se ubica la mayor plaza local de granos.

MERCADOS EXTERNOS

La administración de Macri espera un envión el año próximo, cuando el país obtendría la aprobación para volver a exportar carne a Estados Unidos. Una misión estadounidense llegará a fin de mes para verificar las condiciones sanitarias del sector.

"Estados Unidos no es importante en volumen, porque la cuota que tiene Argentina sin impuestos son sólo 20.000 toneladas, pero es un mercado de referencia a nivel mundial", dijo Mario Ravettino, presidente del consorcio de exportadores de carne ABC, y añadió que también habrá gestiones para abrir mercados en Japón, Corea del Sur y China en 2017.

En la última década, el rodeo argentino perdió más de 10 millones de cabezas por una fuerte liquidación de hembras ante una caída de la rentabilidad como consecuencia de los límites a las exportaciones y las regulaciones de precios que dispuso el Gobierno de centroizquierda que gobernó en esa época.

Por eso, la recuperación del sector llevará años.

Según Ravettino, la explosión llegaría en el 2020, cuando las exportaciones argentinas alcanzarían 600.000 toneladas, el triple del volumen embarcado al exterior en el 2015.

Bigatti, miembro de una familia dedicada a la ganadería desde el siglo XIX, confía en esa apuesta: "Argentina tiene un buen sello de calidad. Así como el perfume es francés y el whisky es escocés, la carne de buena calidad es argentina. Debemos hacerlo valer".

Editado por Juana Casas/Nicolás Misculin

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below