16 de enero de 2017 / 14:01 / en 9 meses

Tensiones comerciales y peligro del dólar opacan optimismo económico en Davos

DAVOS, Suiza (Reuters) - Una guerra comercial entre Estados Unidos y China y el fortalecimiento del dólar figuran entre las mayores amenazas que enfrenta un mejor panorama económico global, según importantes economistas en el Foro Económico Mundial de Davos.

Un hombre pasa cerca del logo oficial del Foro Económico Mundial en Davos, Suiza. 16 de enero 2017. Una guerra comercial entre Estados Unidos y China y el fortalecimiento del dólar figuran entre las mayores amenazas que enfrenta un mejor panorama económico global, según importantes economistas en el Foro Económico Mundial de Davos. REUTERS/Ruben Sprich

Líderes políticos, empresarios y banqueros que se reunirán en un complejo turístico de los Alpes suizos esta semana tienen puestas sus esperanzas en un panorama económico más benigno y un avance de los mercados bursátiles por expectativas de grandes estímulos durante el próximo Gobierno del presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump.

El ambiente es mejor que hace un año, cuando preocupaciones por una rápida desaceleración económica en China llevaron a lo que el presidente ejecutivo de Credit Suisse, Tidjane Thiam, describió en ese momento como “el peor comienzo a cualquier año jamás registrado en los mercados financieros”.

“Estoy más optimista que el año pasado. Si no se materializan grandes incertidumbres políticas o geopolíticas que descarrilen a la economía mundial, incluso podría sorprender el avance del 2017”, comentó a Reuters Axel Weber, presidente del banco suizo UBS y ex presidente del Bundesbank alemán.

Pese a todo, hay grandes nubarrones en el horizonte.

“Es demasiado pronto para decir que no hay peligro. Esta alza cíclica esconde, pero no resuelve los problemas estructurales subyacentes del mundo, que son deuda excesiva, sobredependencia en la política monetaria y hechos demográficos adversos”, agregó.

Entre las mayores preocupaciones para 2017 citadas por media decena de economistas entrevistados por Reuters figuran la amenaza de una guerra comercial entre China y Estados Unidos, además de tensiones económicas más amplias por lo que temen que pueda ser un Gobierno más confrontacional de Trump.

Trump está amenazando con calificar a China como manipulador cambiario y con imponer fuertes aranceles sobre importaciones de bienes chinos. El mes pasado nombró al destacado crítico de China Peter Navarro, autor del libro “Muerte por China”, como un importante asesor comercial.

“Me preocupa por la gente con la que se está rodeando. Si tienen una visión de mundo más proteccionista y creen que el motivo por el que a Estados Unidos no le está yendo bien es porque otros están haciendo trampa, eso crea cierto tipo de retórica que podría terminar muy mal para el mundo”, dijo el ex gobernador del banco central de India y economista de la Universidad de Chicago Raghuram Rajan.

RIESGOS

El mes pasado, la Reserva Federal de Estados Unidos subió las tasas de interés por segunda vez en 10 años, una señal de que el prolongado período de política monetaria ultra expansiva que tuvo lugar tras la crisis financiera global podría estar llegando a su fin.

El Banco Mundial dijo la semana pasada que prevé que el crecimiento global se acelere a un 2,7 por ciento este año, desde un mínimo poscrisis de 2,3 por ciento en 2016, gracias a un repunte en Estados Unidos y a una recuperación en mercados emergentes por el alza de los precios de materias primas.

Hace un año en Davos, tanto Axel Weber como Raghuram Rajan advirtieron sobre los límites a la política monetaria expansiva. Pero ahora que la Fed está en modalidad de endurecimiento ha surgido un nuevo conjunto de riesgos.

Uno de ellos es un mayor fortalecimiento del dólar, que ya oscila cerca de máximos de 14 años frente al euro. Una mayor apreciación podría aumentar el déficit comercial estadounidenses, incrementando la presión sobre Trump para que recurra a medidas proteccionistas.

Raghuram Rajan y Richard Baldwin, del Graduate Institute en Ginebra, dijeron que consideran a los bancos europeos como otro gran riesgo para el panorama global. Italia acordó el mes pasado inyectar unos 6.600 millones de euros al banco Monte dei Paschi di Siena, pero sigue preocupando la debilidad en otros bancos italianos y entidades alemanas, incluyendo a Deutsche Bank.

Editado en español por Patricio Abusleme

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below