14 de abril de 2017 / 14:47 / en 6 meses

Carrera por desarrollar vehículos autónomos complica las alianzas de los proveedores

FRANCFORT/DETROIT (Reuters) - La carrera para desarrollar y explotar tecnología de vehículos autónomos está cambiando la jerarquía de la industria del automóvil, reemplazando las tradicionales relaciones verticales de fabricación con complejas redes de alianzas y adquisiciones.

Dos minibuses autónomos y eléctricos son probados en una ruta en París, Francia. 24 de enero 2017. La carrera para desarrollar y explotar tecnología de vehículos autónomos está cambiando la jerarquía de la industria del automóvil, reemplazando las tradicionales relaciones verticales de fabricación con complejas redes de alianzas y adquisiciones. REUTERS/Jacky Naegelen

Los acuerdos en la industria de los automóviles y la tecnología es impulsada por la transición rápida desde los proyectos experimentales de vehículos autónomos a los planes de productos a corto plazo en varias de las mayores automotrices del mundo.

Esta evolución está detrás de acuerdos como el anunciado la semana pasada entre Robert Bosch y Mercedes (de Daimler AG), que dijeron que colaborarán en el desarrollo de vehículos autoconducidos

Por otra parte, el fabricante de microprocesadores Intel Corp adquirió Mobileye NV, líder en tecnología de visión para automóviles, y tiene un acuerdo para ayudar al fabricante de automóviles de lujo BMW AG a desarrollar vehículos autónomos con sistemas de Intel y Mobileye.

Se espera que los primeros automóviles totalmente autodirigidos entren en producción entre 2020 y 2021. Los analistas consideran que los automóviles de conducción automática no se utilizarán de manera extendida antes de 2030.

“Todo el mundo está tratando de entender qué habilidades se requieren para ser el primero en la carrera (por el desarrollo de estos autónomos) y si no las tienen, van a asociarse, invertir o comprar”, dijo Xavier Mosquet, socio de Boston Consulting Grupo y experto en vehículos autónomos.

Las grandes automotrices cuentan con muchos ingenieros entrenados en la física de combustión y en colisiones, ciencia de materiales y sistemas mecánicos. El desarrollo de automóviles de conducción automática requiere expertos en inteligencia artificial, robótica, programación informática y redes digitales que trabajen principalmente fuera de la industria automotriz.

Los fabricantes de automóviles siguen caminos diferentes para adquirir talento de ingeniería. Algunos se apoyan en asociaciones como el pacto Bosch-Mercedes, mientras que otros, como General Motors Co, lo están haciendo por sí solos, comprando nuevas empresas dedicadas a la autoconducción y desarrollando tecnología de manera interna.

Reporte Edward Taylor en Frácfort y Paul Lienert en Detroit. Editado por Rodrigo Charme

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below