26 de abril de 2017 / 21:54 / hace 5 meses

ENTREVISTA-Venezuela renegocia licencias de gas buscando mayor rentabilidad en proyectos

CARACAS (Reuters) - Venezuela renegocia licencias de sus proyectos de gas natural para permitir pagos mixtos en bolívares y dólares por las ventas del hidrocarburo, dijo el presidente del gremio que agrupa a las gasíferas, en su búsqueda de mejorar la rentabilidad de un negocio afectado por una voraz inflación y un largo control de cambio.

Venezuela ha concedido 17 licencias de gas natural en tierra y costa afuera, en las que participan como socias la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) y empresas extranjeras incluyendo a Total de Francia, Chevron de Estados Unidos, la noruega Statoil, la española Repsol, la italiana ENI y la rusa Gazprom.

“Ahora se está tratando de renegociar esas licencias, de manera que sean rentables”, dijo a Reuters el presidente de la Asociación Venezolana de Procesadores de Gas (AVPG), Julio Ohep.

Algunas operadoras reciben bolívares por su gas, cuyo precio es calculado en base al tipo de cambio oficial de 10 bolívares por dólar, la tasa vigente más fuerte dentro de un severo control de más de una década a la compra y venta de divisas. “Hay el propósito oficial del Gobierno de tratar que las licencias de gas en tierra sean rentables y que eso sirva como demostración a los inversionistas extranjeros de que es un buen negocio”, agregó el directivo del gremio en el que participan privadas, PDVSA, asesores y académicos. El pago mixto permitiría a las empresas recuperar recursos, puesto que requieren bolívares para cubrir sus gastos operacionales locales, pero necesitan divisas para realizar las multimillonarias inversiones.

Además, los precios finales del gas natural a clientes residenciales, comerciales e industriales en Venezuela están fuertemente subsidiados.

La porción mayoritaria del gas producido es reinyectado por PDVSA a sus campos petroleros para mantener el bombeo de crudo.

MAYOR AUTONOMÍA, MÁS SEGURIDAD

De los 17 proyectos de gas operativos, el más reciente en inaugurar producción costa afuera es Cardón IV, uno de los hallazgos más importantes en los últimos años en el país socio de la OPEP, en el que participan PDVSA, Repsol y ENI. El proyecto, en el Golfo de Venezuela, está actualmente en su segunda fase con una producción de unos 800 millones de pies cúbicos diarios (mmpcd) de gas natural, y espera llegar a 1.600 mmpcd de gas con los que iniciaría exportaciones hacia Colombia y posiblemente a Aruba, tras finalizar las negociaciones.

Las otras petroleras también participan en proyectos costa afuera en Venezuela.

De acuerdo con la Ley de Hidrocarburos Gaseosos de Venezuela, las firmas privadas pueden operar en solitario proyectos de gas. Sin embargo, al declararse la comercialidad, PDVSA normalmente entra como socia y la venta del hidrocarburo debe hacerse a la estatal petrolera. Otro aspecto en estudio incluye la seguridad en las áreas debido al alto índice de robo de equipos y lesiones a trabajadores, y una mayor autonomía de los socios privados en la toma de decisiones.

Venezuela posee unos 200 trillones de pies cúbicos (TCF) de reservas probadas de gas, que le adjudica el octavo puesto en la lista de países con mayores existencias de este hidrocarburo. El país petrolero, con control de cambio desde hace 14 años, no ha logrado salir de la recesión en la que entró a principios de 2014 y, por el contrario, la caída de la economía parece haberse profundizado, acelerando todavía aún más una inflación que organismos internacionales consideran la más alta del mundo.

Editado por Diego Oré y Marianna Párraga

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below