10 de mayo de 2017 / 15:21 / hace 4 meses

Peso argentino sigue firme a pesar de mayor intervención de Banco Central

El Banco Central de Argentina en Buenos Aires, abr 21, 2016. Las compras de dólares del Banco Central de Argentina (BCRA) en el mercado de cambios no logran revertir la firmeza de la moneda local, debido a que los inversores apuestan por títulos en pesos que garantizan altos rendimientos y el agro limita sus exportaciones a la espera de un tipo de cambio más favorable. REUTERS/Enrique Marcarian

BUENOS AIRES, 10 mayo (Reuters) - Las compras de dólares del Banco Central de Argentina (BCRA) en el mercado de cambios no logran revertir la firmeza de la moneda local, debido a que los inversores apuestan por títulos en pesos que garantizan altos rendimientos y el agro limita sus exportaciones a la espera de un tipo de cambio más favorable.

El BCRA, que ofrece elevadas tasas en sus licitaciones para absorber pesos y bajar la alta inflación que el país sufre hace años, comenzó a realizar este mes fuertes compras de la divisa estadounidense para limitar la fortaleza del peso argentino, que muchos afirman está sobrevaluado.

El peso argentino, que cotiza a 15,56 unidades por dólar, acumula en lo que va del año una apreciación del 2,06 por ciento. La última encuesta de analistas del Banco Central pronostica un tipo de cambio de 17,70 por dólar a fines de año.

“Resta por verse la eficacia de esta nueva medida para frenar la apreciación del peso por exceso de oferta, ya que los ‘carry-traders’ siguen alentados por las mayores tasas del BCRA en las Lebacs, en busca de cumplir su objetivo de luchar contra la inflación”, dijo Gustavo Ber, economista de Estudio Ber.

Los expertos explican que las recientes compras de dólares del BCRA han sido neutralizadas, ya que la entidad retira amplios volúmenes de pesos de la plaza mediante colocaciones de títulos Lebac a altas del 24,25 por ciento.

Un informe de Nomura Securities señala que la regulación de la autoridad monetaria no ha sido efectiva frente al ingreso de dólares en el segundo trimestre y estima que la intervención del BCRA busca fijar un piso de 15,20 pesos por dólar, y no lograr una depreciación real.

En los primeros días de mayo, la entidad acumula compras por unos 500 millones de dólares. En abril no realizó compras de la divisa y en todo el mes de marzo había comprado 600 millones de dólares.

“Los bajos precios internacionales de los granos y la fuerza del peso animan a los agricultores a esperar y ver”, dijo Leandro Pierbattisti, analista de la Federación de Centros y Entidades Gremiales de Acopiadores de Cereales.

Mientras tanto, el tipo de cambio real volvió a los niveles anteriores a diciembre del 2015, cuando el mercado estaba estrictamente regulado por la administración de centroizquierda que gobernaba el país, dijo un informe del Centro de Estudios de la Nueva Economía de la Universidad de Belgrano.

“Esto significa que la inflación acumulada se devoró la devaluación de casi el 40 por ciento, llevada a cabo en diciembre de 2015, y que el atraso cambiario acumula en marzo un 27,1 por ciento”, señaló el informe.

Reportes adicionales de Luc Cohen, Hernán Nessi y Hugh Bronstein; Editado por Maximiliano Rizzi

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below