15 de junio de 2017 / 17:07 / en 5 meses

RESUMEN-Mercado laboral de EEUU se fortalece y las presiones inflacionarias se enfrían

WASHINGTON (Reuters) - Los estadounidenses que pidieron la semana pasada ayuda estatal por desempleo fueron menos de los que se esperaba, lo que apunta a una reducción de la capacidad ociosa en el mercado laboral que permitiría a la Reserva Federal subir las tasas de interés otra vez este año, pese a una moderación de la inflación.

Reclutadores y aplicantes se ven en la feria de trabajo en Golden, Colorado, Estados Unidos. 7 de junio 2017. El número de estadounidenses que presentaron nuevas solicitudes de subsidios por desempleo cayó más de lo previsto la semana pasada, lo que apunta a una reducción de la capacidad ociosa del mercado laboral que podría permitir a la Reserva Federal subir las tasas de interés nuevamente este año, pese a una aceleración moderada de la inflación. REUTERS/Rick Wilking

La inflación podría seguir débil durante un tiempo, según cifras que mostraron que los precios de importación sufrieron en mayo su peor caída en 15 meses. La Fed había subido el miércoles su tasa de interés por expectativas de un crecimiento económico moderado y un fortalecimiento del mercado laboral.

Los pedidos iniciales de beneficios estatales por desempleo cayeron en 8.000 a una cifra desestacionalizada de 237.000 en la semana que terminó el 10 de junio, dijo el jueves el Departamento de Trabajo, algo mejor que las expectativas de los economistas de una baja a 242.000.

El total se mantiene por 119 semana consecutiva bajo los 300.000, una marca que se considera indicativa de un mercado laboral saludable. Hay casi pleno empleo, con una tasa de desocupación en un mínimo de 16 años de un 4,3 por ciento.

Si bien el crecimiento del empleo se ha ralentizado, un récord de nuevas ofertas de trabajo sugiere que a las empresas les está costando encontrar trabajadores calificados. Las personas que aún recibían ayuda tras una semana sin trabajo aumentaron en 6.000 a 1,94 millones en la semana del 3 de junio.

En otro reporte, el Departamento del Trabajo dijo que los precios de las importaciones bajaron un 0,3 por ciento el mes pasado por el derrumbe del costo de las importaciones de productos petroleros, y que el alza de abril fue revisada a la baja a un 0,2 por ciento. El descenso de mayo fue el mayor desde febrero del 2016.

En los 12 meses a mayo, los precios de las importaciones subieron un 2,1 por ciento, el menor avance desde diciembre y tras un incremento del 3,6 por ciento en abril.

La desaceleración de los precios de las importaciones sugiere que la inflación local seguirá débil por un tiempo. Las mediciones de precios al consumidor se han moderado recientemente a niveles por debajo del objetivo del banco central de un 2 por ciento.

Otro informe mostró que la producción fabril en Estados Unidos cayó inesperadamente en mayo, lo que proyecta una duda sobre el repunte de la economía tras pasar por un período de debilidad a comienzos de año.

La Reserva Federal de Estados Unidos dijo que la producción manufacturera bajó un 0,4 por ciento el mes pasado, por segunda ocasión en tres meses. Analistas consultados en un sondeo de Reuters proyectaban una modesta alza de 0,1 por ciento.

Editado en español por Ana Laura Mitidieri, Patricio Abusleme y Javier López de Lérida

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below