13 de julio de 2017 / 20:35 / en 4 meses

EXCLUSIVA-Altas tasas ayudarán a México en caso de volatilidad por negociaciones TLCAN, prematuro hablar de recortes

CIUDAD DE MÉXICO (Reuters) - El banco central de México podría hacer una pausa a su ciclo restrictivo de la política monetaria por algún tiempo, dijo el jueves su gobernador, pero defendió altas tasas en momentos de volatilidad política y acabó con especulaciones de que habrá recortes de tipos antes de mediados de 2018.

El jefe del banco central de México, Agustín Carstens, en una rueda de prensa en Ciudad de México, mayo 4, 2017. REUTERS/Edgard Garrido

El jefe del Banco de México (central), Agustín Carstens, dijo que las pláticas entre economistas privados acerca de una posible reducción de tasas a comienzos del año que entra difieren de la visión del banco acerca de que tomará algún tiempo consolidar la inflación hacia su objetivo del 3 por ciento.

El funcionario dijo que una política monetaria restrictiva era una buena preparación para posible volatilidad relacionada con los comicios presidenciales del próximo año y la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), que iniciaría en las próximas semanas.

“México se ha preparado a sí mismo para los meses que vienen”, dijo.

El peso MXN=D2 cerró con una apreciación de un 0.52 por ciento el jueves, su sexta alza consecutiva y amplió sus avances después de las declaraciones de Carstens.

El banquero central dijo a Reuters que es probable que la entidad monetaria haga una pausa a la serie de siete alzas consecutivas de la tasa interbancaria referencial en su próxima reunión de política monetaria, el 10 de agosto, reafirmando el lenguaje utilizado en la última minuta de decisión de política monetaria.

“La pausa podría durar, pero anticipar que a comienzos del año que viene comenzaremos a reducir las tasas, eso es ir demasiado lejos. La junta de gobierno aún no ha discutido al respecto”, dijo en una entrevista en las oficinas centrales del banco en la Ciudad de México.

La junta de gobierno incrementó la tasa clave en 25 puntos base hasta el actual 7.00 por ciento en su más reciente reunión de política monetaria, en la que uno de sus miembros votó a favor de mantenerla sin cambios. [nL1N1JJ1HA]

La política monetaria está en su nivel más restrictivo desde comienzos de 2009, con alzas que han acumulado 400 puntos base desde diciembre de 2015. La inflación interanual de México, en tanto, se aceleró en junio a un 6.31 por ciento, su mayor nivel desde diciembre de 2008. [nL1N1JY0K6]

Carstens dijo que cree que México no estaba muy lejos de un pico de inflación, que la junta de gobierno del banco central ve en la segunda mitad del año.

    El funcionario dijo que esperaba que la inflación se desacelere más rápido que las previsiones de los economistas privados, pero agregó que tomaría tiempo consolidarse a esos niveles.

    Las expectativas de inflación en los sondeos de analistas realizadas por el banco central han aumentado constantemente en los últimos meses, aunque la mayoría considera que las alzas de precios se acercan a su pico.

Capital Economics dijo el jueves que la inflación podría llegar a un máximo en dos meses y proyectó recortes en la política de tasas a comienzos de 2018. Dijo que las tasas podrían bajar a 5.50 por ciento para finales de ese año.

“Donde podría haber alguna diferencia con el mercado es en el hecho de que éste podría esperar que reduzcamos las tasas a comienzos del próximo año o durante los primeros 6-9 meses. Yo creo que es muy prematuro estar haciendo proyecciones acerca de lo que el banco podría hacer”, dijo Carstens.

TLCAN, COMICIOS

    Carstens, de 59 años, debe dejar el banco central en noviembre para ocupar el puesto más alto en el Banco de Pagos Internacionales (BIS, por su sigla en inglés).

Dijo que le habría gustado dejar el banco con una inflación por debajo del objetivo del 3 por ciento, pero consideró que la institución estaba en buen pie.

Las decisiones sobre qué hacer con las tasas serán dejadas al resto de la junta de gobierno del banco y a su sucesor, que aún no ha sido nombrado. El secretario de Hacienda, José Antonio Meade, es visto como un candidato fuerte.

El actual favorito en las encuestas para ganar los comicios presidenciales es el veterano izquierdista Andrés Manuel López Obrador, quien ha moderado la radicalidad de su política económica en los últimos años.

Los factores que han golpeado al peso este año han sido un aumento en los precios de los combustible y los temores de que el presidente estadounidense, Donald Trump, retire a su país del TLCAN, contribuyendo al alza de la inflación.

    “Creo que las condiciones del mercado han mejorado dramáticamente desde principios de este año”, dijo Carstens. “La fortaleza de nuestra política monetaria es un ancla mucho mejor para el tipo de cambio”, añadió.

Carstens, quien antes advirtió que una presidencia de Trump sería una película de terror para México y tan destructiva como un poderoso huracán, dijo que las conversaciones sobre el TLCAN han sido hasta ahora más suaves que lo esperado.

“Si usted me pregunta si mi pronóstico del tiempo era exacto, diría que no, no era exacto”, señaló.

Reporte de Frank Jack Daniel y Anthony Esposito, traducido por Adriana Barrera y Sharay Angulo, editado por Adriana Barrera

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below