9 de agosto de 2017 / 16:04 / en 3 meses

Presiones de EEUU por un comercio electrónico más libre en TLCAN chocan con creciente oposición

CIUDAD DE MÉXICO (Reuters) - La propuesta de Estados Unidos a México y Canadá de aumentar sus límites de importación libre de impuestos de artículos comprados vía minoristas en línea como eBay y Amazon.com se está volviendo un punto escabroso en la próxima renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Foto de archivo. El logotipo del servicio web Amazon se representa en la ilustración del 8 de junio de 2017. REUTERS/Carlos Jasso/Illustration

Industrias vulnerables como la del calzado, la textil y los minoristas tradicionales de México y Canadá están presionando en contra de la propuesta estadounidense de elevar sus límites a 800 dólares desde sus respectivos umbrales de 50 y 15 dólares.

Para los mexicanos, la principal preocupación es que tal jugada podría abrirle la puerta trasera a importaciones baratas provenientes de Asia y otros lugares. Para los minoristas canadienses, se trata de que las compañías de comercio en línea estarán en capacidad de reducir sus precios.

Mientras los Gobiernos de los dos países estaban formulando sus respuestas al plan de Estados Unidos, México se inclinaba fuertemente en contra, mientras que Canadá no se quedaba atrás.

El aumento a 800 dólares “abriría una puerta completamente innecesaria” a importaciones fuera del bloque comercial, dijo recientemente el secretario de Economía mexicano, Ildefonso Guajardo, a periodistas tras calificar el tema como “de alto nivel de sensibilidad”.

La creciente controversia sobre cómo modernizar el añejo acuerdo vigente desde 1994 para incluir un floreciente sector regional de comercio electrónico dominado por Estados Unidos destaca como un área poco común en la que el Gobierno del presidente Donald Trump está presionando para liberalizar las reglas comerciales, en lugar de endurecerlas.

Gran parte de las críticas de Trump al TLCAN proviene de su creencia de que ha diezmado la manufactura estadounidense a medida que las empresas han cambiado su producción a fábricas mexicanas con mano de obra mucho más barata, creando un déficit comercial con México por más de 60,000 millones de dólares.

MÁXIMA PRIORIDAD

Los líderes empresariales mexicanos y canadienses temen que el cambio de reglas pueda hacer más vulnerables sus propias industrias, argumentando que a no ser que los minoristas en línea puedan demostrar que los productos son hechos en América del Norte, ellos no deben estar exentos de aranceles.

“No podemos abrir la puerta a insumos de fuera de la región, que entren sin impuestos, cuando estamos hablando de la esencia misma de bajar el déficit y de crear empleos”, dijo Moisés Kalach, líder del brazo negociador internacional del lobby de negocios del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) en México.

Guajardo dijo que la asociación de tiendas minoristas ANTAD, que incluye poderosos miembros como Walmart de México, lo había visitado la semana pasada para expresarle sus preocupaciones sobre la propuesta estadounidense.

El funcionario dijo que la asociación llevó a la reunión un saco comprado por Internet a un precio de 50 dólares y que en tiendas costaba 250 dólares, como evidencia de que las violaciones al límite existente ya estaban amenazando a sus afiliados.

“Supón tú que hubiese franquicia de 800 dólares. ¿Tú te imaginas cuántas camisas pudiera enviar Vietnam a México en un paquete por debajo de ese precio? Fácilmente a costo te podrían inundar con paquetes de 100 camisas”, dijo Guajardo.

Algo que complica los esfuerzos para acordar un conjunto común de reglas es una maraña de regulaciones divergentes sobre impuestos y cómo las restricciones sobre las importaciones difieren en la región.

Tanto eBay, como Amazon declinaron comentar sobre el tema para Reuters, pero eBay había dicho previamente que apoya un aumento al umbral de minimis de Canadá de bajo valor para el comercio electrónico para promover el acceso sin fisuras al mercado global.

Aumentar el umbral es “absolutamente” la máxima prioridad de eBay en la renegociación del TLCAN, dijo una persona familiarizada con el tema.

La oposición canadiense está liderada por los minoristas, cuya asociación industrial dijo estar preocupada acerca del “cambio de comportamiento que resultaría inevitablemente si los compradores pueden comprar una gama mucho más amplia y un mayor valor de los bienes libres de impuestos y libres de tarifas”.

El Consejo Minorista de Canadá dijo en un documento enviado al gobierno que ropa, libros, juguetes, artículos deportivos y electrónicos podrían estar entre los más afectados, y expresó confianza en que Ottawa rechazaría tales requerimientos.

“eBay en particular ha llevado esta petición a tres diferentes ministros de Finanzas en línea - Jim Flaherty, Joe Oliver, y Bill Morneau- y en cada caso ha fallado”, dijo Karl Littler, portavoz del Consejo de Comercio Minorista de Canadá.

“Estados Unidos elevó esto con bastante frecuencia en la ronda del Acuerdo Transpacífico (TPP por sus siglas en inglés)y ellos también fallaron en obtener esta concesión”, agregó.

NO DE TERCEROS PAÍSES

Firmas mexicanas podrían aceptar un límite de importación más alto para los bienes fabricados en la región del TLCAN, pero no para terceros países, dijo Alejandro Gómez Tamez, presidente de ejecutivo de la Cámara de la Industria del Calzado del Estado de Guanajuato (Ciceg), un centro manufacturero textil.

”Cuando venga un producto, aunque sea enviado y empaquetado desde Estados Unidos, si es de un tercer país, debe pagar aranceles”, dijo.

Ha habido indicios desde el gobierno de Canadá acerca de un compromiso bajo el cual un límite más alto eximiría a los productos ordenados vía comercio electrónico de derechos, pero no de impuestos sobre las ventas.

“Si bien estamos ampliamente de acuerdo con estandarizar procesos aduaneros (...), cuando se trata de exonerar derechos e impuestos, necesitamos considerar cuidadosamente el impacto que ello podría tener sobre los canadienses y los negocios de los canadienses (...)”, dijo Chloe Luciani-Girouard, una portavoz de Morneau.

La Asociación de Internet de México, que incluye firmas como Mercadolibre Inc y Amazon, anunció que quiere que los negociadores del TLCAN simplifiquen los procedimientos aduanales que retienen los bienes en la frontera, subiendo sus costos. Guajardo también reconoció la importancia de reducir exigencias gubernamentales que generan un diferencial de precio.

“En Estados Unidos y Canadá, cerca de 93 por ciento de la mercancía ya ha sido liberada por aduana antes de que aterrice el avión que las transportan”, ejemplificó Adrián Correa, secretario de la Asociación Mexicana de Empresas Couriers (ANMEC). “En México este mecanismo no existe y liberarla tarda hasta ocho horas”, agregó.

El director general de Mail Boxes Etc para América Latina, Kenneth Landau, dijo que, aunque no tenía un número preciso, “un producto final se encarece en promedio entre 15 y 20 por ciento sobre el costo de la mercancía solamente por trámites aduanales e impuestos” en la región.

(1 dólar = 17.5806 pesos mexicanos)

Con reporte adicional de Dave Graham en México, Jeffrey Dastin en San Francisco y Alastair Sharp en Toronto, editado por Christian Plumb y Andrew Hay

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below