23 de octubre de 2017 / 21:40 / en un mes

Explosión de obras públicas en Argentina ayuda a coalición de Macri a ganar elecciones legislativas

BUENOS AIRES (Reuters) - Adriana Rodríguez, una mujer de 59 años que es comerciante en un mercado a cielo abierto en un suburbio industrial de Buenos Aires, Argentina, nunca se imaginó que su casa pudiera tener desagüe a un sistema de cloacas.

El presidente de Argentina, Mauricio Macri, habla durante una conferencia de prensa en el palacio presidencial Casa Rosada en Buenos Aires, Argentina, 23 de octubre de 2017. REUTERS/Marcos Brindicci

Pero el Gobierno del presidente Mauricio Macri invirtió en infraestructura, antes de la victoria de su coalición en las elecciones legislativas del domingo, y la construcción de cloacas en la localidad de Lanús avanzó hasta dos cuadras de la casa de Rodríguez. Ella espera que las cañerías lleguen pronto a su vivienda.

“Con mi marido hablábamos, nos pensábamos morir sin tener las cloacas. Para nosotros es un avance”, dijo.

Como muchos de los suburbios de clase trabajadora que rodean la capital de Argentina y que colectivamente son la región electoral más importante del país, Lanús fue siempre un bastión de apoyo para el movimiento peronista, que generalmente se enfoca en fuertes sindicatos y políticas de redistribución.

La coalición de Macri, “Cambiemos”, que inicialmente luchó con atraer a la clase trabajadora, fue a buscar esos votos con 150.000 millones de pesos (8.700 millones de dólares) en obras públicas en la provincia de Buenos Aires, hogar de más de un tercio de los electores.

Pavimentó rutas y construyó carriles exclusivos para autobuses luego de décadas de poca inversión en infraestructura bajo los gobiernos de la expresidenta Cristina Fernández.

Eso ayudó a la coalición oficialista a derrotar el domingo a Fernández en la pelea provincial por el Senado. En Lanús, el candidato de Macri le ganó a la exmandataria con el 40,8 por ciento de los votos contra el 38,9 por ciento. En las primarias de agosto hubo un empate técnico.

“La gente hoy identifica al macrismo con la obra pública. Esto es muy importante, la gente quiere vivir con mejor infraestructura. Me parece que le ha dado mucha esperanza ver realmente pavimentación, cloacas, etc.”, dijo Marcos Buscaglia, socio fundador en la consultora Alberdi Partners.

Cuando un aliado de Macri asumió como intendente de Lanús en diciembre del 2015 luego de uno peronista, sólo el 35 por ciento de los residentes estaba conectado al sistema de cloacas.

La municipalidad está apuntando al 100 por ciento de conexión para el 2019 y la empresa estatal de servicio de agua AySA dijo que invirtió 5.600 millones de pesos (321,7 millones de dólares) en Lanús, incluyendo 60 proyectos de cañerías cloacales que benefician a casi 300.000 residentes.

Algunos permanecen escépticos. Muchos de los proyectos están siendo financiados con deuda, un tema delicado en Argentina luego de las memorias del cese de pagos del 2001 y posterior crisis económica.

En agosto, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) prestó 305 millones de dólares para financiar proyectos de agua, incluyendo cloacas en el área metropolitana de Buenos Aires.

“Llega un momento en que los prestamistas quieren cobrar y quieren cobrar el dinero más los intereses. Después no se puede pagar eso, y terminamos como en 2001: Sin dinero y el Gobierno ajustando y ajustando”, dijo Alberto Francisco, un comerciante de Lanús que votó por Fernández.

(1 dólar estadounidense = 17,41 pesos argentinos)

Reporte de Luc Cohen y Cassandra Garrison; Traducido al español por Juliana Castilla; Editado en español por Silene Ramírez

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below