11 de noviembre de 2017 / 12:31 / en 8 días

Preocupaciones por el déficit complican camino a recortes de impuestos en EEUU

WASHINGTON (Reuters) - La preocupación entre los republicanos por un enorme aumento del déficit federal podría complicar la aprobación de dos proyectos de ley para reducir impuestos que se tramitan en el Congreso de Estados Unidos, poniendo en peligro la principal prioridad legislativa del presidente Donald Trump.

El senador Chuck Grassley, el líder de la mayoría del Senado Mitch McConnell, el senador Orrin Hatch, el secretario del Tesoro Steve Mnuchin y el director del Consejo Económico Nacional Gary Cohn presentan el plan de reforma tributaria en Washington, Estados Unidos, 9 noviembre 2017. REUTERS/Aaron P. Bernstein

El Comité para un Presupuesto Federal Responsable, un organismo de control del presupuesto no partidario en Washington, calificó el viernes un plan tributario republicano del Senado como un “fatalmente defectuoso”, comparándolo con la legislación republicana de la Cámara de Representantes que ya aprobó el comité tributario.

En 10 años, ambas propuestas ampliarían en 1,5 billones de dólares el déficit presupuestario anual y la deuda nacional, que alcanza los 20 billones de dólares, según los analistas fiscales del Congreso.

El grupo de supervisión estimó que 900.000 millones de dólares del aumento de déficit fiscal proyectado provendrían de los recortes de impuestos a las empresas. El resto se originaría en recortes tributarios a personas, incluido uno al impuesto a la herencia que solo ayudaría a los más ricos.

Los republicanos tienen una exigua mayoría de 52 a 48 en el Senado. Por esa razón, si pierden el apoyo de solo tres de sus senadores no podrán aprobar un proyecto de ley de impuestos, mientras los demócratas permanezcan unidos en su oposición.

Diez meses después de asumir Trump, su partido -que controla la Cámara de Representantes y el Senado- sigue sin poder exhibir una gran victoria legislativa. No aprobar un proyecto de ley de impuestos en el Senado podría costarle a los republicanos las elecciones legislativas de noviembre de 2018.

The Tax Foundation, otro grupo no partidario, dijo que el plan del Senado sumaría 1,78 billones de dólares al déficit en una década.

El grupo calculó que en el mismo período la baja de impuestos impulsaría la economía estadounidense un 3,7 por ciento, agregaría 925.000 empleos de tiempo completo, aumentaría los salarios un 2,9 por ciento y generaría ingresos tributarios nuevos que eliminarían todo el efecto deficitario menos 516.000 millones de dólares.

REVERSIÓN DEL DÉFICIT

Durante décadas, los republicanos se presentaron como estrictos frente al déficit y se negaron a aumentar el límite de la deuda pública, se opusieron a los programas de gasto demócratas y advirtieron sobre las deudas federales que pasarían a las futuras generaciones.Los planes impositivos que se están debatiendo representan un cambio radical. El liderazgo republicano en el Congreso y los redactores de las propuestas abogan por cambios que expanden el déficit fiscal. Solo un puñado de senadores republicanos ya han expresado públicamente su recelo.

“Sigo preocupado por cómo las actuales propuestas de reforma tributaria harán crecer la ya de por sí asombrosa deuda nacional al optar por soluciones de corto plazo, mientras se ignoran los problemas de largo plazo para los contribuyentes y la economía”, dijo el senador republicano Jeff Flake tras la presentación del plan del Senado.

El senador James Lankford dijo que “mientras trabajamos en un alivio fiscal no podemos perder de vista nuestra responsabilidad de proteger al país, proveer servicios básicos y enfrentar nuestra deuda federal”.

El senador Bob Corker, otro republicano y crítico de Trump, no comentó el proyecto de ley del Senado, pero señaló preocupaciones fiscales después de que la Cámara mostró su plan, diciendo que no quería una legislación de reducción de impuestos que aumente el déficit.

La Cámara tiene previsto votar la aprobación de su proyecto de ley de impuestos la próxima semana. El Comité de Finanzas del Senado debe comenzar la consideración formal de su versión el lunes.

El presidente del comité del Senado, el republicano Orrin Hatch, dijo que espera que el proyecto de ley sea aprobado y enviado al pleno antes del final de la próxima semana. La Cámara de Representantes y el Senado tienen que llegar a un acuerdo para una ley única y aprobarla para que Trump pueda firmarla.

Reporte de David Morgan; Editado en español por Javier López de Lérida

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below