January 25, 2018 / 11:04 AM / 25 days ago

BCE apunta a Washington por comentarios en favor de baja del dólar

Por Balazs Koranyi y Francesco Canepa

FRÁNCFORT (Reuters) - El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, advirtió el jueves que la apreciación del euro es fuente de incertidumbre y dijo que el organismo podría tener que revisar su estrategia si los comentarios de Estados Unidos en favor de un dólar débil generan cambios en las condiciones monetarias.

Los inversores esperaban ansiosamente los comentarios de Draghi en torno al euro luego de que las autoridades del BCE dejaron sin cambios las tasas de referencia y la orientación de política monetaria, más aún después de que el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steve Mnuchin, habló el miércoles sobre los beneficios de un dólar más débil.

El comentario desató un avance del euro hasta máximos de tres años, lo que pone en riesgo los esfuerzos del BCE por presionar al alza la inflación de la zona euro.

Mnuchin dijo en Davos esta semana que aplaudía un dólar bajo, argumentando que era positivo para el comercio estadounidense, y el secretario de Comercio Wilbur Ross afirmó que “las tropas de Estados Unidos ahora están llegando al terreno” de la guerra comercial global.

Consultado en la conferencia de prensa sobre el prospecto de una guerra cambiaria mundial, Draghi ratificó la política del BCE respecto a que no establece objetivos para el nivel de la moneda.

“Nosotros no fijamos objetivos sobre el tipo de cambio. Los tipos de cambio son importantes para el crecimiento y la estabilidad (...) se fortalecen a medida que la economía crece, ese es un hecho de la vida. Nosotros vigilamos la inflación, esa es la principal preocupación”, sostuvo.

IMPACTO EN INFLACIÓN

Pero sin ser específico, Draghi dijo que el euro se había apreciado en parte por “el uso del lenguaje al discutir eventos del tipo de cambio que no reflejan los términos de referencia que hemos acordado”.

Esa fue una referencia a la última reunión en octubre del Fondo Monetario Internacional (FMI), en Washington, donde las naciones acordaron que iban a “evitar las devaluaciones competitivas (...) y no alterar nuestros tipos de cambio para propósitos competitivos”.

“Si todo esto llevara a un ajuste no deseado de nuestra política monetaria (...) entonces simplemente tendríamos que pensar sobre su estrategia de política monetaria”, dijo Draghi, al destacar que varios miembros del Consejo de Gobierno del BCE habían expresado la misma preocupación.

El euro avanzó hasta en 0,8 por ciento a 1,2515 dólares contra el dólar y los rendimientos de deuda de la zona euro aumentaron de manera generalizada.

Draghi también dijo que había “muy pocas posibilidades” de que el banco central aplique un alza de tasas de interés este año y sostuvo que las presiones inflacionarias se encontraban actualmente débiles, aunque se espera que se incrementen en el mediano plazo.

Aún cuando la economía de la zona euro crece saludablemente, un euro más fuerte amenaza con enfriar la inflación y pone en peligro años de estímulos del BCE por un valor superior a los 2 billones de euros.

Draghi dijo que era demasiado pronto para determinar con exactitud si la fortaleza del euro había “permeado” en el panorama inflacionario.

Reportes de Balazs Koranyi y Francesco Canepa. Editado en español por Marion Giraldo

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below