25 de septiembre de 2014 / 15:20 / en 3 años

P&G y Hasbro, en la mira de la autoridad tributaria de México: fuentes

MEXICO DF (Reuters) - El mayor fabricante mundial de productos para el hogar, Procter & Gamble, y el gigante juguetero Hasbro están en el centro de una investigación sobre una posible elusión de impuestos en México que podría costarle cientos de millones de dólares en conjunto a las empresas, dijeron fuentes a Reuters.

Imagen de archivo de botellas de detergente de Procter & Gamble en una tienda de la cadena Ralphs en Pasadena, EEUU, ene 24 2013. El mayor fabricante mundial de productos para el hogar, Procter & Gamble, y el gigante juguetero Hasbro están en el centro de una investigación sobre posible elusión de impuestos en México que podría costarle cientos de millones de dólares a las empresas, dijeron fuentes a Reuters. REUTERS/Mario Anzuoni

En enero, México había dicho que inició una investigación a 270 empresas por supuestamente haber explotado lagunas fiscales que le costaron impuestos al país durante años.

Inicialmente, siete multinacionales fueron el foco de la “auditoría informal” del Gobierno dirigida por Oscar Molina, encargado de grandes contribuyentes del Servicio de Administración Tributaria (SAT) del país.

Molina afirmó que estaba en discusiones avanzadas con dos empresas para que paguen más impuesto sobre la renta (ISR) correspondiente a años previos.

El funcionario no mencionó a las compañías, pero comentó que una de ellas ha estado en litigios desde el 2005 sobre su presencia gravable en México, mientras que la otra ha sido menos agresiva y ha hecho cambios graduales a su estructura tributaria.

Cinco fuentes han dicho a Reuters que las empresas son Procter & Gamble y Hasbro, que es el segundo mayor fabricante de juguetes del mundo por participación de mercado, según datos de Euromonitor del 2013.

En su reporte de resultados del segundo trimestre, Hasbro dijo que está litigando contra estimaciones tributarias de las autoridades mexicanas que alcanzan a unos 250 millones de dólares durante el periodo del 2000 al 2007, relacionados con cómo contabiliza transacciones transfronterizas.

“La empresa participa en discusiones con las autoridades tributarias mexicanas para determinar si las dos partes pueden alcanzar un acuerdo en estos asuntos”, dijo Hasbro en el reporte, agregando que hizo una oferta de acuerdo a las autoridades, sin especificar el monto.

El SAT dijo que la investigación, que aún incluye a un puñado de empresas, se centra en examinar estructuras corporativas que permiten que ganancias basadas en actividades de manufactura en México o ventas en el país sean reportadas en unidades foráneas, fuera del alcance de la autoridad mexicana.

Molina alega que esas unidades en el extranjero que derivan ganancias de actividades en México tienen una presencia gravable de facto o establecimiento permanente en el país, por lo cual puede cobrarle impuestos a sus beneficios locales.

Autoridades tributarias en Noruega, España y Francia han acudido previamente a las cortes para argumentar que una multinacional que usa esos esquemas de cambio de localización de ganancias tiene establecimiento permanente en sus países.

Pero la mayoría de esos intentos han fallado, por lo cual varios países están presionando por cambios en reglas tributarias internacionales que vuelvan a poner bajo su alcance esas ganancias trasladadas al extranjero.

México tiene una tasa de ISR a empresas de un 30 por ciento, frente a un promedio de un 25 por ciento de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

“Estamos trabajando en el entendido de que hay establecimiento permanente”, dijo Molina en una entrevista con Reuters en junio. Las empresas “se llevan una parte de sus ingresos. Nosotros decimos no, no, no, el ingreso no es solamente eso. Es más amplio, y es a través de tu establecimiento permanente”.

P&G y Hasbro no quisieron hacer comentarios sobre si estaban siendo investigadas. Ninguna de las dos reveló sus obligaciones fiscales en México.

La portavoz de Hasbro, Julie Duffy, dijo que la empresa juguetera suele estar envuelta en auditorías tributarias globalmente.

En un correo electrónico, la portavoz de P&G, Jennifer Corso, dijo que la firma paga todos los impuestos que debe en más de 150 jurisdicciones tributarias y que no practica una planificación tributaria agresiva.

P&G, que tiene su sede en Ohio, Estados Unidos, fabrica desde las navajas de afeitar Gillette hasta el detergente Tide y emplea a unas 7,000 personas en México en ocho plantas, dos centros de distribución y una oficina, según la empresa.

REVISIÓN DE REGLAS

Un documento confidencial, sin fecha, que según una fuente fue enviado por P&G al Gobierno mexicano el año pasado describe las operaciones de la firma en México. Reuters pudo ver que el documento muestra ingresos por unos 1,000 millones de dólares y unos 3,000 millones de dólares en exportaciones desde el país en 2012.

Ni Hasbro ni P&G han dicho cuánto impuesto sobre la renta pagan anualmente en México. El SAT no dijo cuánto considera que las dos empresas con las que está en conversaciones avanzadas deben pagar.

Hasbro, conocida por juguetes como Mi Pequeño Pony y Transformers, genera unos 200 millones de dólares en ventas en México al año, según un documento confidencial, también sin fecha, que según la fuente fue presentado al Gobierno en 2013.

La juguetera tiene oficinas en Ciudad de México, un centro de distribución y personal de ventas en cinco ciudades, dice el documento. La empresa, que tiene su sede en Rhode Island, dice que tiene 245 empleados en México.

Las acciones de México reflejan una creciente frustración entre algunas economías emergentes, incluyendo China e India, con las lagunas fiscales en la legislación internacional que las empresas explotan para cambiar la localización de sus ganancias a paraísos fiscales. Para el SAT, al hacer eso las empresas están evitando cumplir sus obligaciones fiscales.

En 2012, el grupo de las 20 economías líderes (G20) incrementó sus esfuerzos para atacar la elusión fiscal corporativa, tras reportes que causaron escándalo acerca de que empresas como Apple y Google empleaban complejas estructuras para reducir sus impuestos.

El G20 le pidió a la OCDE que revisara las reglas sobre cómo se cobra impuestos a las transnacionales, lo que reforzó la posición de México para llevar a cabo su investigación.

México, un destino preferente para ensambladoras de vehículos y plantas industriales ligeras, tiene los menores ingresos tributarios de la OCDE, lo que debilita su capacidad para impulsar programas para activar su economía y mejorar la calidad de vida.

El principal factor en determinar si una empresa tiene una presencia fiscal o un “establecimiento permanente” en un país es el tamaño de sus operaciones de ventas en el lugar.

Pero lagunas legales permiten a las empresas evitar pesados gravámenes en países con altas tasas impositivas donde generan grandes ingresos por ventas, por ejemplo, al negociar que sus clientes locales firmen sus contratos de venta fuera del país.

Molina comentó que podría completar rápidamente auditorías formales a las empresas con las que está en conversaciones avanzadas e ir a la corte si no alcanzan un acuerdo.

Con reporte adicional de Tom Bergin en Londres y Ana Isabel Martínez y Carlos González en Ciudad de México; Editado en español por Javier López de Lérida

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below