26 de septiembre de 2014 / 18:54 / hace 3 años

Gastos de empresas y alza de exportaciones impulsan economía de EEUU

Unos televisores almacenados en la bodega de la planta de Element Electronics en Winnsboro, EEUU, mayo 29 2014. La economía de Estados Unidos creció en el segundo trimestre a su ritmo más fuerte en dos años y medio, con todos los sectores contribuyendo al avance, en una señal positiva para el resto del año. REUTERS/Chris Keane

WASHINGTON (Reuters) - La economía de Estados Unidos creció en el segundo trimestre a su ritmo más fuerte en dos años y medio, con todos los sectores contribuyendo al avance, en una señal positiva para el resto del año.

El Departamento de Comercio elevó el viernes su estimación final sobre el crecimiento del Producto Interno Bruto en el segundo trimestre para mostrar que la economía se expandió a un ritmo del 4,6 por ciento a tasa anual, en línea con lo esperado por analistas, desde el 4,2 por ciento reportado el mes pasado.

“El dato aumenta la confianza de que un fuerte crecimiento es alcanzable en el segundo semestre del año”, dijo Chris Rupkey, jefe economista financiero en MUFG Union Bank en Nueva York.

Un informe separado mostró que la confianza del consumidor estadounidense terminó septiembre en su nivel más alto en más de un año, al crecer el optimismo en torno a la economía y por un panorama más favorable sobre los futuros ingresos.

El crecimiento de Estados Unidos resalta frente a la debilidad de otras economías como en la zona euro y Japón, mientras que China también experimenta una desaceleración.

A medida que la economía estadounidense marcha casi a toda máquina, los operadores se preparan para un alza de la tasa de interés por parte de la Reserva Federal el próximo año. El índice dólar, que recibió impulso por el dato del PIB, ha subido casi un 7 por ciento frente a una cesta de monedas importantes desde julio.

El dato también fortaleció el mercado de acciones mientras que los precios de los bonos del Tesoro cayeron.

El mejor desempeño desde el cuarto trimestre del 2011 reflejó un crecimiento más veloz del gasto empresarial y una expansión de las exportaciones más sólida de lo que anteriormente se había estimado.

No obstante, el gasto del consumidor, que representa más de dos tercios de la actividad económica de Estados Unidos, no fue revisado y se mantuvo en 2,5 por ciento, debido a que desembolsos más fuertes para el cuidado a la salud fueron contrarrestados por una debilidad en el gasto recreativo, otros servicios y en bienes duraderos.

Sin embargo, la expansión del gasto del consumidor, combinado con una fuerte inversión de las empresas, fue suficiente para impulsar la demanda doméstica a su mayor ritmo desde el 2010.

Eso sugiere que la recuperación de la economía se hace más duradera luego de que la producción del país cayó a una tasa del 2,1 por ciento en el primer trimestre por un invierno inusualmente severo.

El fuerte crecimiento del segundo trimestre asegura una base firme para la economía en el tercer trimestre. Hasta ahora, datos de manufacturas, comercio y vivienda sugieren que buena parte del impulso del segundo trimestre se prolongó al tercer trimestre. Las estimaciones de crecimiento para el trimestre julio-septiembre apuntan a niveles del 3,5 por ciento.

Al medirse desde el ángulo de ingresos, la economía creció a un ritmo del 5,2 por ciento, cifra revisada al alza desde el 4,7 reportado previamente, mientras que las ganancias corporativas subieron a su mayor ritmo en tres años.

El gasto de las empresas en equipos fue elevado al 11,2 por ciento desde una tasa del 10,7 por ciento. Las empresas también invirtieron más en estructuras no residenciales, como perforaciones de gas, así como en investigación y desarrollo.

Pese a que el comercio fue una carga en el segundo trimestre, el crecimiento de las exportaciones se elevó a una tasa del 11,1 por ciento, el ritmo más intenso desde el cuarto trimestre del 2010, frente al 10,1 por ciento estimado previamente.

MAS CONFIANZA ENTRE CONSUMIDORES

En otro informe positivo para Estados Unidos, un sondeo mostró que la confianza del consumidor anotó en septiembre su nivel más alto en más de un año por un mejor optimismo en torno a la economía y por un panorama más favorable sobre los futuros ingresos.

La lectura final de septiembre del índice elaborado por Thomson Reuters/Universidad de Michigan sobre la confianza del consumidor marcó 84,6, el nivel más alto desde julio del 2013 y un alza desde el dato de 82,5 a fines de agosto.

El factor principal para impulsar la confianza en septiembre se concentró en “las perspectivas más favorables sobre la economía doméstica, así como expectativas más positivas sobre el ingreso personal”, dijo el director del sondeo Richard Curtin en un comunicado.

Agregó que la lectura del índice en septiembre, la segunda más alta en los últimos siete años, apunta a una aceleración en el gasto del consumidor en los próximos 12 meses, que podría crecer a un ritmo del 2,7 por ciento.

La medición del sondeo para las expectativas del consumidor terminaron en 75,4 a fines de septiembre, también el nivel más alto desde julio del 2003, mientras que el barómetro sobre las condiciones económicas actuales marcó 98,9 frente a 98,5 a principios de este mes. Sin embargo, fue menor que la lectura de agosto de 99,8 pero mayor al pronóstico de analistas de 98,0.

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

Gráfico del PIB: tmsnrt.rs/1pgCPeT

>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>

Reporte de Lucia Mutikani. Editado en español por Luis Azuaje

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below