1 de octubre de 2014 / 20:49 / hace 3 años

Presidente de banco central renuncia en Argentina tras meses de tensiones

BUENOS AIRES (Reuters) - El presidente del banco central de Argentina, Juan Carlos Fábrega, renunció el miércoles después de meses de tensiones con el Gobierno mientras el país atraviesa fuertes turbulencias económicas.

Fábrega será sucedido por Alejandro Vanoli, dijo el portavoz presidencial, Alfredo Scoccimarro. Vanoli se venía desempeñando como jefe de la Comisión Nacional de Valores (CNV), que regula los mercados, y es considerado mucho más afín a las políticas intervencionistas de la presidenta Cristina Fernández.

De acuerdo con medios locales, el economista ortodoxo Fábrega tenía una tensa relación con el ministro de Economía, Axel Kicillof, que es partidario de la expansión monetaria para fomentar el crecimiento. Esa política, según críticos del Gobierno, es la que alimenta la elevada inflación del país.

Fábrega ya había presentado su renuncia en otras ocasiones a Fernández, que no la había aceptado, según fuentes del mercado.

"No es una buena señal", dijo Alberto Ramos, analista de Goldman Sachs. "Fábrega era percibido como una voz moderadora y alguien que realmente entendía las dinámicas del mercado financiero".

Ahora el nuevo presidente de la autoridad monetaria deberá tomar las riendas en medio de un estancamiento económico y una constante caída de las reservas internacionales, que están en mínimos de seis meses.

A pesar de que el banco central es una entidad autárquica, sus reservas han sido usadas por el Gobierno para pagar deuda internacional y para solventar al Tesoro, algo permitido por una reforma en la carta orgánica de la entidad del 2012.

"Aún es un poco prematuro, pero en principio (Vanoli) parece tener un perfil más 'dirigista' de la economía, lo cual podría agravar ciertos problemas si hace que el Banco Central baje tasas, direccione créditos y demás", dijo Mariel Fornoni, socia de la consultora Política Management & Fit.

A través de la política monetaria, Vanoli, un economista de 53 años graduado en la Universidad de Buenos Aires, tendrá influencia sobre la economía de un país que sufre una inflación calculada por analistas privados en más del 30 por ciento, presiones devaluatorias y que ha caído recientemente en default, al que fue orillado por una orden judicial en Estados Unidos.

Con la creciente dificultad que tiene el país para acceder a los mercados internacionales de crédito, las reservas del banco central cerraron en 27.917 millones de dólares el miércoles, luego de haber superado los 50.000 millones durante el 2011.

"Lo importante acá es hablar de políticas y no de hombres. Lo que está mal acá son las políticas", dijo el ex presidente del banco central Martín Redrado, que abandonó el cargo en el 2010 en medio de una feroz disputa con la presidenta Fernández por el uso de las reservas de la entidad.

Arrastrada por los rumores del cambio en el banco central, la bolsa argentina cayó un 8,22 por ciento el miércoles antes del anuncio oficial.

"A corto plazo, los riesgos en el tipo de cambio y la inflación aumentarán", señaló Alejo Costa, jefe de Estrategia del banco de inversión Puente.

Reporte de Nicolás Misculin,; editado por Jorge Otaola y Walter Bianchi

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below