6 de octubre de 2014 / 14:28 / hace 3 años

FMI quiere contratos bonos más estrictos para evitar disputas como la de Argentina

La directora del FMI, Cristine Lagarde, durante una conferencia de prensa en Tokio. Imagen de archivo, 06 julio, 2012. El Fondo Monetario Internacional instó el lunes a repensar cómo deberían se estructuran las emisiones de bonos para evitar que futuras renegociaciones de deuda puedan derivar en batallas legales como la que enfrenta a Argentina con algunos pocos acreedores disgustados. REUTERS/Kim Kyung-Hoon

LONDRES (Reuters) - El Fondo Monetario Internacional instó el lunes a repensar cómo deberían estructurarse las emisiones de bonos soberanos, para evitar que futuras renegociaciones de deuda puedan derivar en batallas legales como la que enfrenta a Argentina con algunos acreedores disgustados.

Un detallado documento del FMI señaló una serie de recomendaciones que se centran en mejorar las denominadas cláusulas de acción colectiva (CAC) insertas en la mayoría de los contratos de bonos soberanos, en modificar las cláusulas “pari passu” sobre tratamiento equitativo de los acreedores y en el rol del FMI para promover el uso de esos parámetros.

El texto se conoce luego del fallo de una corte de Estados Unidos que indicó que dos fondos de cobertura que no participaron en la reestructuración de deuda de Argentina tienen derecho a reclamar un pago completo. La decisión judicial llevó al país a una cesación de pagos.

El FMI aboga en el documento por una forma más robusta de CAC, destinada a hacer que los acuerdos de reestructuración comprendan a todos los bonistas, con el objetivo de eliminar el riesgo de que algunos inversores hagan caso omiso a las resoluciones sobre deuda y adopten acciones legales durante años para exprimir económicamente al deudor.

La ausencia de una cláusula así en los contratos de bonos originales de Argentina es lo que permitió a los fondos de cobertura NML y Elliott presionar al país para que pague la totalidad de la deuda que reestructuró en 2005 y 2010.

Las reestructuraciones fueron aceptadas por el 93 por cientos de los tenedores de bonos.

El FMI dijo que las CAC deberían requerir que a todos los bonistas afectados se les ofrezca el mismo instrumento o un menú idéntico de instrumentos, que tendría que incluir también un umbral de aceptación de los acreedores, que sume el 75 por ciento combinado.

También recomendó introducir un procedimiento de voto único que cubra a todos los afectados por el deudor, en lugar de las típicas votaciones por series actuales.

Ésta sería una “herramienta muy efectiva” para abordar los problemas de acción colectiva, evitando la posibilidad de que los llamados “holdouts” obtengan una posición de control en un emisión particular para bloquear su reestructuración, indicó el FMI.

La institución también dio la bienvenida a las recientes modificaciones de la industria referentes a las cláusulas “pari passu” -en el centro del problema de deuda argentino-, que requieren que todos los acreedores sean tratados de forma equitativa.

El FMI dijo que deberían ser usadas en todos las nuevas emisiones soberanos “para mejorar la certidumbre legal y la consistencia en las jurisdicciones”.

Finalmente, el FMI reconoció que debe tener un rol “más activo” en la promoción del uso de estas cláusulas, si bien admitió que tardará un tiempo hasta que una porción “significativa” de los bonos soberanos destacados madure, “presentando un riesgo a las reestructuraciones ordenadas”.

Editado en español por Juana Casas y Carlos Serrano

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below