1 de diciembre de 2014 / 14:53 / en 3 años

Jefes de compañías francesas salen a la calle en semana de protestas

PARÍS (Reuters) - Miles de jefes de empresas francesas salieron a las calles el lunes en una rara protesta contra lo que consideran impuestos excesivos y burocracia que ahoga la actividad en la segunda mayor economía de la zona euro.

Cabecillas de pequeñas y medianas empresas francesas durante una manifestación organizada por grupos de empleadores en París, 01 diciembre, 2014. Miles de jefes de empresas francesas salieron a las calles el lunes en una rara protesta contra lo que consideran impuestos excesivos y burocracia que ahoga la actividad en la segunda mayor economía de la zona euro. REUTERS/Charles Platiau

Las protestas en París y en la ciudad sudoccidental de Toulouse son las primeras en una semana de manifestaciones organizadas por grupos de empleadores antes de la divulgación de una ley el 10 de diciembre que el Gobierno del presidente François Hollande espera que impulse las inversiones y el empleo.

Sin embargo, muchos dueños de empresas son escépticos respecto a que esa legislación los ayude y quieren una drástica reducción en las tasas de impuestos corporativos.

“Somos la economía, somos el trabajo”, decían los participantes de una manifestación integrada principalmente por dueños de pequeñas empresas y comerciantes frente al Ministerio de Finanzas en París, donde el ministro de Economía, Emmanuel Macron, prepara la ley.

La policía calculó la asistencia en 2.200 personas, cerca de la mitad de lo estimado por el grupo de pequeñas empresas CGPME, que organizó la protesta.

Las empresas francesas tienen algunos de los márgenes más pequeños en Europa, mientras que a veces se culpa a leyes laborales rígidas de desalentar a los empleadores de contratar a personal adicional.

El desempleo se mantiene por sobre un 10 por ciento y la tasa de desocupación aumentó en octubre.

La Comisión Europea ha fijado a Francia un plazo hasta marzo del 2015 para tomar medidas para reformar a su economía o enfrentar multas por su fracaso a la hora de llevar a su déficit público dentro de los límites de la Unión Europea.

Macron estima que para entonces el Parlamento ya habrá aprobado la llamada “Ley de Crecimiento y Actividad”, pero el proyecto de ley enfrenta resistencia entre algunos del oficialista Partido Socialista, mientras que grupos sindicales temen que socave las protecciones laborales.

Aunque los sindicatos franceses son conocidos por manifestaciones callejeras, es inusual que las organizaciones empresariales salgan a protestar.

Una de las últimas grandes protestas fue contra la introducción de la semana laboral de 35 horas en el 2000.

Reporte de Gregory Blachier; escrito por Mark John. Editado en español por Patricio Abusleme

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below