9 de julio de 2015 / 12:05 / hace 2 años

Banco de Inglaterra mantiene tasas sin cambios, atento a salarios y riesgos globales

Peatones pasan junto al Banco de Inglaterra en Londres, el 15 de mayo de 2014. El Banco de Inglaterra (BoE) mantuvo sus tasas de interés en mínimos récord una vez más el jueves, en momentos en que sus autoridades tratan de resolver cómo equilibrar una mejora en los aumentos salariales en Gran Bretaña y las señales más ominosas de la economía global.Luke MacGregor

LONDRES (Reuters) - El Banco de Inglaterra (BoE) mantuvo sus tasas de interés en mínimos récord una vez más el jueves, en momentos en que sus autoridades tratan de resolver cómo equilibrar una mejora en los aumentos salariales en Gran Bretaña y las señales más ominosas de la economía global.

El Comité de Política Monetaria del BoE, como estaba previsto, dejó su tasa de interés en 0,5 por ciento, el nivel en el que se ha mantenido desde las profundidades de la crisis financiera hace más de seis años, y no hizo declaraciones.

El panorama de las tasas de interés del BoE depende en gran medida de cuán rápido repunte el crecimiento salarial en Gran Bretaña, que fue el punto clave de un presupuesto del gobierno presentado por el ministro de Finanzas, George Osborne, el miércoles.

Osborne anunció un nuevo salario mínimo nacional para los jóvenes de 25 años y más, lo que según algunos economistas podría elevar las posibilidades de un alza en las tasas de interés en los próximos meses.

"La (...) introducción de un 'salario digno' podría --dado el ajustado mercado laboral-- impulsar el crecimiento de los sueldos, especialmente en el extremo inferior de la escala salarial", dijo Michael Saunders, economista en jefe de Citi en Gran Bretaña.

"Esta perspectiva probablemente hace que sea más probable que el Comité de Política Monetaria eleve las tasas en los próximos trimestres, a menos que factores externos, por ejemplo Grecia, amenacen con descarrilar la recuperación en Gran Bretaña", agregó.

Durante el mes pasado se ha visto una renovada divergencia en los comentarios de los miembros Comité de Política Monetaria sobre los riesgos al panorama de inflación británica, que se tornó positiva de nuevo en mayo después de caer por debajo de cero por primera vez en 55 años.

El gobernador del BoE, Mark Carney, dijo la semana pasada que la crisis de deuda griega supone la mayor amenaza para la estabilidad financiera de Gran Bretaña, aunque la desaceleración en la segunda economía global, China, también amenaza con descarrilar el crecimiento económico global.

El panorama doméstico para la economía británica luce sólido por el momento, no obstante.

Sondeos empresariales esta semana apuntaron a un sólido crecimiento económico, aunque dependiente del gasto del consumidor y el vasto sector de servicios del país en lugar de las manufacturas y exportaciones.

Editado en español por María Cecilia Mora / REUTERS GB

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below