9 de julio de 2015 / 12:50 / hace 2 años

Cerca del fin del plazo límite, Kerry dice que EEUU no tiene apuro para lograr acuerdo con Irán

De izqda. a derecha: El Secretario de Estado de EEUU, John Kerry, el ministro de Asuntos Exteriores británico Philip Hammond (no en imagen), el ministro ruso de Exteriores Sergey Lavrov, el ministro alemán de Asuntos Exteriores Frank-Walter Steinmeier, el ministro de Exteriores francés Laurent Fabius, el ministro de Exteriores de China Wang Yi, la Sub Secretaria General de la Unión Europea para el Servicio de Acción Exterior Helga Schmid, la Alta Representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Polí­tica de Seguridad Federica Mogherini, el ministro iraní­ de Exteriores Mohammad Javad Zarif y el embajador de Irán ante el OIEA Ali Akbar Salehi esperan por fotógrafos durante una reunión en el hotel donde se están celebrando las conversaciones nucleares sobre Irán, en Viena, Austria, el 6 de julio de 2015. Irán y seis potencias mundiales estaban cerca de alcanzar el jueves un acuerdo nuclear histórico que podría resolver una disputa de más de 12 años sobre las actividades de la república islámica, aunque aún persistían las discrepancias en torno al comercio de armas y misiles iraníes.Leonhard Foeger

VIENA (Reuters) - Estados Unidos y las potencias mundiales no tienen apuro por alcanzar un acuerdo con Irán, dijo el jueves el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, sugiriendo que no es probable que se selle un pacto cuando faltan pocas horas para que se cumpla un nuevo plazo para lograrlo.

"Estamos aquí porque creemos que estamos logrando progresos reales", dijo Kerry en Viena, donde se llevan adelante las negociaciones. "No tenemos apuro".

Pero "no vamos a estar sentados en la mesa de negociaciones para siempre", aclaró. "Si no se toman las decisiones difíciles, estamos preparados para ponerle un punto final a esto", agregó.

Kerry no dijo por cuánto tiempo seguirían las conversaciones. Pero poco después, la Casa Blanca dijo que las negociaciones no se extenderían por "varias semanas".

En las últimas dos semanas, Irán, Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia, Alemania, Rusia y China han extendido dos veces un plazo para sellar un acuerdo de amplio alcance, en virtud del cual Teherán reduciría sus actividades nucleares sensibles por más de una década a cambio de un alivio a las sanciones económicas que enfrenta.

El anuncio de Kerry se hizo eco de las declaraciones hechas más temprano el jueves por el ministro de Relaciones Exteriores de Irán, Mohammad Javad Zarif, quien dijo que las partes no deben apurarse.

"Estamos trabajando duro, pero sin que nos apuren para que el trabajo sea terminado", sostuvo en su cuenta de Twitter. Más tarde, dijo: "Nos vamos a quedar aquí todo el tiempo que sea necesario".

Horas después, un alto funcionario iraní acusó a las potencias de cambiar su posición en las negociaciones.

La fuente, que habló bajo condición de anonimato, dijo que algunos están dando marcha atrás respecto al acuerdo interino alcanzado en abril en Suiza.

Además comentó que Irán espera para ver si Estados Unidos está dispuesto a abandonar su "obsesión con las sanciones", reiterando la necesidad de que se ponga fin al embargo de armas de la ONU a la república islámica.

SE ACORTA EL PLAZO

Los negociadores se han dado tiempo hasta el final del viernes para un acuerdo, pero si no se logra para las 0400 GMT, el Congreso estadounidense liderado por republicanos tendrá 60 días para revisarlo y no 30, una extensión que el Gobierno del presidente Barack Obama teme pueda dar con tierra con el pacto.

El viceministro de Relaciones Exteriores ruso, Sergei Ryabkov, dijo que es posible alcanzar un acuerdo en las próximas horas.

Las potencias occidentales acusan a Irán de querer desarrollar armas nucleares, mientras que Teherán insiste en que su programa atómico tiene fines enteramente pacíficos.

El pacto dependerá finalmente de que Irán acepte las restricciones a su programa nuclear a cambio de una disminución de las sanciones impuestas por Naciones Unidas, Estados Unidos y la Unión Europea.

Un acuerdo podría marcar el mayor hito en décadas en los esfuerzos por aplacar las hostilidades entre Irán y Washington, que han sido enemigos desde la Revolución Islámica de 1979.

Aunque el levantamiento de sanciones ya había sido acordado en su mayor parte, el viceprimer ministro de Relaciones Exteriores de Irán, Abbas Araqchi, dijo que la demanda de Teherán por un fin al embargo de armas del Consejo de Seguridad era uno de los temas no resueltos más difíciles.

Teherán cuenta con un fuerte respaldo de Rusia en ese tema.

Reporte adicional de John Irish, Arshad Mohammed, Shadia Nasralla. Escrito por Louis Charbonneau. Editado en español por Marion Giraldo y Javier Leira

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below