30 de julio de 2015 / 12:44 / en 2 años

Economía de EEUU gana fuerza en segundo trimestre por gasto del consumidor

Una persona compra en un supermercado Wal-Mart, en Bentonville, Arkansas, 4 de junio de 2015. La economía de Estados Unidos se aceleró en el segundo trimestre, ya que una recuperación en el gasto del consumidor contrarrestó una floja inversión del gasto en equipamiento de las empresas, sugiriendo un impulso estable que podría acercar más a la Reserva Federal a un alza de tasas de interés este año.Rick Wilking

WASHINGTON (Reuters) - La economía de Estados Unidos se aceleró en el segundo trimestre, ya que una recuperación en el gasto del consumidor contrarrestó una floja inversión del gasto en equipamiento de las empresas, sugiriendo un impulso estable que podría acercar más a la Reserva Federal a un alza de tasas de interés este año.

El Producto Interno Bruto de Estados Unidos se expandió a un ritmo del 2,3 por ciento a tasa anual, dijo el jueves el Departamento de Comercio. El PIB del primer trimestre, previamente reportado como una caída del 0,2 por ciento, fue revisado para mostrar que subió a una tasa del 0,6 por ciento.

La revisión del crecimiento en el primer trimestre refleja las medidas adoptadas por el Gobierno para refinar el ajuste estacional para algunos componentes del PIB.

El miércoles, la Reserva Federal dijo que la economía estadounidense se está expandiendo en forma "moderada", pero fortaleció su panorama para el mercado laboral y dijo que la vivienda había mostrado una mejoría "adicional". [nL1N10929S]

La evaluación de la Fed dejó la puerta abierta a una posible alza de las tasas de interés en septiembre, que sería la primera desde 2006.

El dólar amplió su apreciación frente a una cesta de monedas tras el dato, mientras que los precios de los bonos del Tesoro de Estados Unidos cayeron levemente.

Aunque la cifra del PIB en el segundo trimestre estuvo algo por debajo de las expectativas de los economistas, que esperaban una tasa del 2,6 por ciento, la composición del crecimiento apuntó a un fortalecimiento de los cimientos domésticos.

Una medición de la demanda privada interna, que excluye comercio, inventarios y gastos gubernamentales, aumentó a una tasa de un 2,5 por ciento tras subir a un ritmo de 2,0 por ciento a comienzos de año.

El crecimiento en el segundo trimestre fue impulsado por el gasto del consumidor, debido a que los hogares destinaron a las compras parte de los ahorros que les permitió una gasolina más barata desde fines del 2014 y comienzos de este año.

El fortalecimiento del mercado laboral también alentó a los consumidores a gastar con mayor holgura.

El gasto del consumidor, que responde por más de dos tercios de la actividad económica en Estados Unidos, creció a un ritmo de 2,9 por ciento desde una tasa revisada a la baja de 1,8 por ciento en el primer trimestre.

Previamente se había informado que el gasto del consumidor había subido a una tasa del 2,1 por ciento a comienzos de año.

La tasa de ahorros bajó a un 4,8 por ciento desde un 5,2 por ciento.

EXPORTACIONES E IMPORTACIONES

El gasto en minería y exploración minera se desplomó un 68,2 por ciento, el mayor declive desde el segundo trimestre de 1986, tras bajar un 44,5 por ciento en el primer trimestre.

Sin embargo, hay señales de que el recorte del gasto en energía podría estar llegando a su fin. Datos publicados el viernes mostraron que las firmas de energía estadounidenses sumaron 21 perforadoras petroleras la semana pasada, en el tercer aumento en las últimas 33 semanas.

Las exportaciones estadounidenses repuntaron en el segundo trimestre, pese a la fortaleza del dólar, mientras que las importaciones subieron moderadamente. Eso dejó un déficit comercial menor, que sumó 0,13 puntos porcentuales al crecimiento del PIB.

Ante el alza de los precios del petróleo en el segundo trimestre y del gasto del consumidor, la inflación se aceleró con fuerza.

El índice de precios de gastos de consumo personal repuntó a una tasa del 2,2 por ciento, la más alta desde el primer trimestre de 2012, tras caer un 1,9 por ciento a comienzos de año.

Excluyendo alimentos y energía, los precios subieron un 1,8 por ciento.

Editado en español por Luis Azuaje/Patricio Abusleme

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below