30 de julio de 2015 / 17:43 / hace 2 años

Emisión monetaria del BCE funciona, aunque amenazas de deflación y crecimiento persisten

Una escultura del signo del euro, frente a la antigua sede del Banco Central Europeo, en Fráncfort, 10 de junio de 2010. Cuatro meses después de su comienzo, el programa de emisión monetaria del Banco Central Europeo está mostrándose prometedor, habiendo mantenido a raya la deflación frente a la caída de los precios del petróleo y la crisis financiera en Grecia. REUTERS/Ralph Orlowski

FRÁNCFORT (Reuters) - Cuatro meses después de su comienzo, el programa de emisión monetaria del Banco Central Europeo está mostrándose prometedor, habiendo mantenido a raya la deflación frente a la caída de los precios del petróleo y la crisis financiera en Grecia.

Todavía es muy pronto para hacer un juicio sobre el esquema de alivio cuantitativo que comenzó en marzo, en el que el BCE gastará 60.000 millones de euros al mes en la compra de bonos mayormente del gobierno hasta al menos septiembre de 2016 para estimular la inflación y el crecimiento.

Pero prestar a corporaciones no financieras se volvió positivo por primera vez en tres años en mayo, y los nuevos préstamos corporativos por menos de 1 millón de euros se han recuperado desde niveles muy deprimidos, según datos del BCE.

Los préstamos de esa envergadura son vistos como un buen indicador de los créditos a pequeñas y medianas empresas, la columna vertebral económica de los 19 países de la zona euro.

Aunque el crecimiento en los precios al consumidor sigue apenas por encima de cero, lejos de la meta del BCE justo por debajo del 2 por ciento, las medidas del mercado ante las expectativas de inflación, como canjes de las tasas de interés, han aumentado marcadamente desde que el programa fue lanzado.

Su resistencia frente a una caída en los mercados de materias primas y a un casi default griego sugiere que las preocupaciones sobre la deflación que afectaron a los inversores y a los responsables de políticas a fines del año pasado, y que generaron el esquema de compra de activos, han disminuido.

“El BCE duerme mejor de noche”, dijo Brian Tomlinson, gerente de la cartera de renta fija en Allianz Global Investors. “Las pesadillas se han dispersado y la inflación está subiendo”.

Una caída en el precio del petróleo y otras materias primas redujo las expectativas del mercado sobre la inflación futura y ahora no se espera que el BCE comience a normalizar la política monetaria hasta 2019, un año antes de lo previsto anteriormente.

Es muy pronto aún para que el BCE declare un éxito su plan de estímulo. El Fondo Monetario Internacional advirtió el lunes que las perspectivas de crecimiento de la zona euro son modestas y que podría ser necesario imprimir más dinero de lo previsto.

El préstamo mejoró en general, pero el crecimiento más fuerte se vio en las hipotecas, mientras el crédito a las empresas aumentó a un ritmo mucho más lento, como reconoció el BCE en su último boletín económico el jueves.

Editado en español por Lucila Sigal

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below