13 de agosto de 2015 / 14:50 / en 2 años

Banco central México se divide, un miembro apoya alza antes de Fed: minuta

MÉXICO DF (Reuters) - El banco central de México decidió de manera dividida dejar intacta la tasa clave de interés, con un miembro de la Junta de Gobierno apoyando un aumento de 25 puntos base como una medida “preventiva” ante una eventual acción de la Reserva Federal de Estados Unidos.

La sede del Banco de México en Ciudad de México, 23 de enero de 2015. La junta de gobierno del banco central de México decidió de forma dividida dejar en 3.0 por ciento el nivel de la tasa clave de interés en la reunión de política monetaria de hace dos semanas, reveló el jueves la minuta del encuentro. REUTERS/Edgard Garrido

El movimiento, argumentó el solitario integrante, ayudaría a México a contrarrestar las consecuencias de la normalización de la política monetaria de la Fed sobre la inflación y la estabilidad financiera del país, mostró el jueves la minuta del encuentro de hace dos semanas.

Sin embargo, tres de los cinco integrantes de la junta votaron a favor de mantener intacto el nivel del costo del crédito, en un mínimo de 3.0 por ciento, vigente desde junio de 2014.

El subgobernador Manuel Ramos Francia no estuvo presente en la reunión.

La decisión de junio del año pasado, en la que se votó por una baja de 50 puntos base, fue dividida con tres votos a favor y dos en contra. Desde entonces, todas las conclusiones habían sido unánimes.

Pese a ello, algunos integrantes de la junta consideraron que estaría justificado un aumento en la tasa clave de interés si se detecta una reducción importante en la tenencia de valores gubernamentales en manos de extranjeros, incluso con las expectativas de inflación bien ancladas.

La mayoría de los integrantes coincidió en que la inflación local se mantendrá bajo de la meta oficial del 3 por ciento en lo que resta del año.

“El banco central está muy atado a la Fed y ellos probablemente nos están enviando una señal de que están listos para actuar si las cosas se ponen feas”, dijo Marco Oviedo, director de investigación para mercados emergentes de Barclays en Ciudad de México.

Los analistas proyectan que el primer aumento de la tasa de interés en México en más de siete años ocurrirá el 21 de septiembre, sólo unos días después de la reunión de la Fed. Sin embargo, el gobernador del banco central, Agustín Carstens, ha dicho que la entidad puede actuar en cualquier momento y con toda flexibilidad.

El peso mexicano ha cotizado en mínimos históricos frente al dólar este año, en gran medida por las expectativas de un alza de tasas en Estados Unidos y su efecto en los mercados emergentes, lo que llevó a las autoridades financieras a poner en marcha mecanismos de intervención cambiaria.

El Banco de México (central) recortó el miércoles su pronóstico para el crecimiento económico para 2015 y sugirió que está dispuesto a elevar la tasa clave de interés oportunamente para evitar presiones en la inflación, derivadas de las recientes pérdidas del peso.[ID:nL1N10N26O]

La inflación de México se ubicó en julio, por tercer mes seguido, en un nivel mínimo, mostrando una escasa presión sobre los precios pese a la severa depreciación del peso. [ID:nL1N10I132]

Reporte adicional de Jean Luis Arce, Tomás Sarmiento y Michael O´Boyle.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below