15 de septiembre de 2015 / 9:20 / hace 2 años

BOJ mantiene curso de política monetaria, ofrece visión pesimista sobre mercados emergentes

TOKIO (Reuters) - El Banco de Japón dijo el martes que la ralentización de la demanda en los mercados emergentes está poniendo más presión sobre la economía, pero se abstuvo de expandir su estímulo, reservando sus opciones políticas en caso de que un alza prevista en las tasas de interés en Estados Unidos genere una volatilidad adicional.

El Banco de Japón mantuvo estable su política monetaria el martes, pero advirtió de que las exportaciones y la producción del país está sintiendo el impacto de la desaceleración de la demanda en los mercados emergentes. En la imagen de archivo, un pájaro y el sol reflejados en un cartel del Banco de Japón en su sede en Tokio, REUTERS/Toru Hanai/Files

El gobernador del Banco de Japón, Haruhiko Kuroda, mantuvo su optimismo sobre las perspectivas económicas de Japón, diciendo que la demanda interna se mantuvo firme a pesar de las dificultades externas, como la desaceleración en China.

“La desaceleración en las economías emergentes ya está afectando a las exportaciones y la producción de Japón. Aun así, la economía de Japón sigue recuperándose moderadamente”, dijo Kuroda en una conferencia de prensa.

“Los ingresos corporativos se encuentran en máximos históricos, lo que apoya una mejora constante de las condiciones de empleo y de salarios”, sostuvo.

Una serie de datos pesimistas, incluyendo unas exportaciones débiles, un crecimiento apagado de los salarios y un gasto mustio de los hogares, ha incrementado la presión sobre el Banco de Japón para que extienda su programa de estímulo para reactivar la economía, que se contrajo en el segundo trimestre.

En una posible señal de que su convicción acerca de una recuperación sólida en el tercer trimestre podría estar vacilando, el Banco de Japón (BOJ, por su sigla en inglés) redujo su evaluación de las exportaciones y la producción para decir que eran “más o menos estables”.

También ofreció una visión más sombría sobre las economías en el extranjero, advirtiendo que los mercados emergentes se están desacelerando.

“La economía de Japón ha seguido recuperándose moderadamente, pero las exportaciones y la producción están siendo afectadas por la desaceleración de las economías emergentes”, dijo el BOJ en un comunicado después de la reunión de política monetaria.

Como se esperaba, el BOJ reiteró su promesa de incrementar la base monetaria, o dinero en efectivo y depósitos en el banco central, a un ritmo anual de 80 billones de yenes (664.000 millones de dólares) a través de compras de bonos soberanos y activos de riesgo.

En una fuerte revisión a la baja de sus puntos de vista desde hace apenas unos meses, los analistas ahora esperan una recuperación económica débil en el trimestre actual por el impacto de la desaceleración de China sobre las exportaciones japonesas.

Esto ha aumentado las expectativas del mercado de que el BOJ podría verse obligado a actuar de nuevo a finales de este año.

“No estamos en una recesión, pero la economía claramente carece de la fuerza y ​​los precios están por debajo del objetivo del BOJ por mucho”, dijo Hiroshi Miyazaki, economista senior de Mitsubishi UFJ Morgan Stanley Securities.

“El BOJ podría relajar la política monetaria de nuevo a principios de octubre, para evitar caer detrás de la curva”, agregó.

(1 dólar = 120,58 yenes)

Reporte adicional de Stanley White, Tetsushi Kajimoto y Kaori Kaneko. Editado en español por Carlos Aliaga

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below